Qué ver y qué hacer en Bangkok

Sin duda, una de nuestras ciudades favoritas en el mundo es Bangkok. La capital de Tailandia es una gran urbe llena de rincones que te sorprenderán. Sus mercados callejeros, sus grandes avenidas, su tráfico caótico y sus millones de templos, hacen de Bangkok un lugar especial y lleno de encanto convirtiéndolo en el comienzo perfecto para una ruta por Tailandia.

Durante nuestra ruta por el norte de Tailandia decidimos pasar 5 días en Bangkok recorriendo los principales puntos de interés de la ciudad. Por eso, si vas a visitar Bangkok, échale un vistazo a este listado de las principales cosas que ver y que hacer en Bangkok.

-Wat Phra Kaew y Gran Palacio

Este es, sin ninguna duda, el monumento más reconocible de la cuidad de Bangkok. Se trata de un enorme complejo que incluye, además de la antigua residencia real tailandesa, el Templo del Buda Esmeralda, uno de los más importantes del país y una imagen muy venerada por los creyentes.

gran-palacio-bangkok.JPG

El complejo se creó a finales del siglo XVIII, cuando la capital del reino fue trasladada desde Ayutthaya, y aunque no lo utilice la monarquía como su principal residencia, todavía se realizan en él algunos actos y recepciones oficiales. Puedes leer más información en este post.

gran-palacio-bangkok.JPG

Para entrar al recinto es necesario llevar prendas que tapen, tanto las rodillas como los hombros. el precio es de 500 THB y se puede visitar todos los días de 8:30 a 16:00h.

Un timo muy frecuente por parte de los conductores de tuk-tuk es deciros que está cerrado. Vosotros, ni caso ya que el objetivo suele ser llevaros a algún comercio de un familiar e intentar venderos cosas.

-Wat Pho

O lo que es lo mismo, el Templo del Buda Reclinado, otra de las visitas imprescindibles en Bangkok. Su gran atractivo es el colosal Buda Reclinado que ocupa casi la totalidad de la sala principal del templo y que es, nada más y nada menos, que le más grande del país. Además, en el complejo del templo se encuentra la mayor colección de esculturas de Buda de Tailandia y se trata del centro de educación pública más antiguo del país. Vamos, 3 en 1.

buda-reclinado-wat-pho-bangkok.JPG

Es un buen lugar para darse uno de los famosos y súper relajantes masajes tailandeses por unos 420 THB. A nosotros fue, probablemente, el templo que más nos gustó en todo Bangkok.

La entrada cuesta 100 THB y se puede visitar todos los días de 8:30 a 18:30. Si quieres saber más sobre este templo puedes leer el siguiente artículo.

wat-pho-bangkok.JPG

-Mercado de amuletos

No muy lejos del templo del Buda Reclinado, parte en la calle y parte cubierto, se coloca todos los días el mercado de amuletos. Es curioso dar una vuelta y ver lo que se vende, aunque los precios son prohibitivos.

mercado-amuletos-bangkok.JPG

-Casa de Jim Thompson

Por unos 100 THB se puede visitar la que fuera la casa de ese empresario norteamericano que dedicó su vida a coleccionar obras de arte y que se ganó la vida con la industria textil de seda. Su casa se compone de varias viviendas tailandesas tradicionales que forman un conjunto único con numerosas piezas de arte asiático.

Jim Thompson desapareció misteriosamente en Malasia en 1967, pero su legado sigue pudiéndose visitar en Bangkok con vistas guiadas en inglés y francés todos los días de 9:00 a 17:00. Si quieres leer más sobre la Casa de Jim Thompson puedes leer este post.

casa-jim-thompson-bangkok.JPG

-Khao San Road

También conocida como “la calle de los mochileros de Bangkok” y popularizada por la novela La Playa de Alex Garland, que luego se convertiría en la famosa película protagonizada por Leonardo DiCaprio, esta calle es un lugar en el que el ambiente no decae. Un montón de hostels, guesthouses, bares, discotecas, agencias turísticas para contratar todo tipo de excursiones y, cómo no, un montón de tiendas de regalos y souvenirs.

Se encuentra en la zona antigua de Bangkok y, aunque está bien para tomar algo o para cenar, resulta un poco agobiante ya que está constantemente abarrotada de gente, pero hay que acercarse a conocerla durante una estancia en Bangkok.

khao-san-road.JPG

-La Montaña Dorada

Se trata de uno de los monumentos más curiosos que visitamos durante nuestra estancia en Bangkok. Se creó después de que se derrumbara la stupa mandada construir por el rey Rama III a mediados del siglo XIX. Sobre el amasijo de barro y escombros se erigió otra stupa donde se guardó una reliquia de Buda procedente de la India y que fue un regalo del gobierno británico.

montaña-dorada-bangkok.JPG

Las escaleras ascienden hasta lo alto rodeadas de fuertes y vegetación, pero en la parte más alta hay unas increíbles vistas de la cuidad. El precio de la entrada es un donativo de 10 THB y se puede visitar todos los días de 7:30 a 17:30. Aquí puedes leer más sobre la visita a la montaña dorada.

montaña-dorada-bangkok.JPG

 -Fuerte del Phra Sumen y Parque Santichaprakan

Situado en el distrito de Banglamphu, donde los alojamos durante nuestra estancia en Bangkok, y a las orillas del río Chao Phraya, se encuentra uno de los fuertes defensivos originales de la ciudad del siglo XVIII y que rea tan solo una de las 14 torres de vigilancia que rodeaban la ciudad vieja.

phra-sumen-bangkok.JPG

Junto a él se encuentra un agradable parque donde la gente acude a hacer ejercicio al aire libre.

santichaprakan-bangkok.JPG

 -Wat Arun

Junto al Wat Phra Kaew y al Wat Pho, Wat Arun es el tercero de los templos históricos más sagrados de Bangkok. Cuando la capital se trasladó a Bangkok se construyó su elemento más característico: una impresionante torre en estilo jemer, que recuerda a las construcciones de Ayutthaya, de 82 metros de altura.

wat-arun-bangkok.JPG

Su peculiar decoración, muy abigarrada, está realizada con los trozos de porcelana china que se acumulaban en el puerto de la ciudad. Se puede visitar todos los días de 8:00 a 18:00. La entrada cuesta 50 THB y la mejor forma de llegar es con los barcos que cruzan el río Chao Phraya por tan solo 3 THB. Aquí puedes leer más sobre la visita al Wat Arun.

wat-arun-bangkok.JPG

-Chinatown

El Barrio chino de Bangkok es una zona que no te puedes perder en un viaje a la capital de Tailandia. El Barrio tiene su origen en 1782 cuando la población china de la ciudad fue trasladada a esta zona por un edicto real.

No puedes dejar de recorrer su interminable bazar conocido como Talat Mai, donde podrás encontrar multitud de coas, desde innumerables puestos de comida, telas y todo tipo de objetos, hasta de artículos ara los funerales. Sin duda, todo un estímulo para los sentidos.

chinatown-bangkok.JPG

Tampoco te puedes perder Wat Traimit, un templo que se caracteriza por poseer un impresionante Buda de oro macizo de casi 3 metros de altura, correspondiente al periodo Sukhothai, aunque se cree que el templo en sí data del siglo XIII.

wat-traimit-bangkok.JPG

En su interior se puede visitar también una exposición sobre el descubrimiento y traslado del Buda así como una exposición sobre la historia del barrio chino y sus habitantes. La entrada cuesta 40 THB y se pueden visitar todos los días de 8:00 a 17:00.

-Parque Lumphini

Puede que sea el único monumento destacado en esta zona de la ciudad en la que predominan los modernos edificios y las embajadas internacionales. El parque Lumphini es un lugar tranquilo, ideal para evadirse del caos y el ajetreo de la ciudad antigua.

parque-lumphini-bangkok.JPG

En las orillas de su lago podrás ver varanos gigantes pero no es un lugar recomendable por la noche ya que es un punto habitual para la prostitución. Aquí puedes leer más sobre el Lumphini Park.

varanos-lumphini-park-bangkok.JPG

-Wat Benchamabophit

También conocido como Wat Ben o Templo de Mármol, este complejo está enteramente construido en mármol de carrera, a finales del siglo XIX, coincidiendo con el reinado de Rama V. Se trata de un templo característico ya que aparece en el dorso de las monedas de 5 THB.

En el patio de su interior alberga más de 50 imágenes de Buda. Todas ellas en distintas posiciones y un bonito paseo con canales, flores y puentes de estilo chino.

templo-marmol-bangkok-Benchamabophit.JPG

-Palacio Dusit

Se trata de un gran complejo mandado construir por el rey Rama V tras su primer viaje por Europa, cuando decidió adaptar el estilo de los grandes palacios europeos con un toque tailandés. Cuenta con varios espacios visitables pero ojo, que los lunes permanecen cerrados. La entrada cuesta 100 THB pero está incluida si has visitado previamente el Gran Palacio.

palacio-dusit-bangkok.JPG

-Tawang Community

En la zona del mercado de amuletos nos metimos una serie de callejuelas y acabamos en este curioso vecindario donde vimos de primera mano la vida de algunas familias humildes de Bangkok. Nos topamos con este vecindario por causalidad y en ningún momento nos llamaron la atención ni nos sentimos inseguros dando una vuelta por allí.

comunidad-tawang-bangkok.JPG

-Wat Ratchanaddaram

Se trata de un pequeño templo no muy turístico, a pesar de estar en pleno centro de Bangkok. Fue construido a media día dos del siglo XIX y es único en el mundo ya que conserva un Loha Prasat, un edificio de 36 metros de altura coronado con una serie de agujas que representan las 37 virtudes que conducen a la iluminación. El aspecto fortificado que le otorgan hace que se le conozca como “castillo de metal”.

wat-Ratchanaddaram-bangkok.JPG

-Wat Indraviharn

Lo que hace especial a este templo, poco frecuentado por turistas, es su colosal imagen de Buda de 32 metros de altura llamado Luana Pho To. En sus alrededores pudimos ver cómo se realizaban las guirnaldas de flores frescas que se utilizaban como ofrenda.

Una visita a no perderse. Además, al estar ya fuera del “circuito” de templos turísticos, su precio es gratuito y se puede visitar todos los días de 8:00 a 17:00.

wat-Indraviharn-bangkok.JPG

-Gastronomía

La gastronomía tailandesa merece un apartado en sí mismo y es que no solo hay gran variedad de platos sino que, además, están deliciosos y, sin ninguna duda, son los puestos callejeros el mejor lugar para probarlos.

puesto-callejero-bangkok.JPG

Además del padthai, el plato nacional, hay una gran variedad de currys que se pueden comer con arroz y diferentes tipos de carne o gambas. También son habituales los rollitos y las empanadillas o bolas de arroz y carne cocidas al vapor como entrantes.

pad-thai-bangkok.JPG

En cuanto a los postres podrás probar una gran variedad de dulces, pero el postre por excelencia es el mango sticky rice, un arroz con leche de coco que se come acompañado de mango y está buenísimo.

-Mercado de Mae Klong

Este conocido mercado se encuentra a unos 90 km a las afueras de Bangkok y es también conocido como “el mercado de las vías del tren” y es que lo que los hace único es estar situado casi sobre las propias vías del tren y que atraviesa el mercado varias veces al día.

Para llegar debes coger unas furgonetas que salen de estación de autobuses de MoChit en Bangkok y que cuestan unos 75 THB por persona.

paso-del-tren-mae-klong-market.jpg

-Mercado de Amphawa

No muy lejos de Mae Klong se puede visitar el mercado flotante de Amphawa, otra de las atracciones más populares, aunque no tanto como el mercado flotante de Damnoe Saduak. En Amphawa hay turistas pero también bastante gente local.

El mercado se localiza en una zona de canales y casas viejas de madera. Hay diversas embarcaciones que lo van recorriendo y que incluso cocinan en los propios barcos. Por cierto, que por 60 THB es posible hacer un tour por sus canales.

mercado-flotante-amphawa.JPG

Debido a su proximidad, Mae Klong y Amphawa se convierten en una excursión ideal de un día. Lo puedes organizar por tu cuenta o contratar esta excursión con traslados desde Bangkok y visitas a ambos mercados.

-Visitar Ayutthaya

La antigua capital de Tailandia se ha convertido hoy en un importante reclamo turístico debido a la gran cantidad de templos que se han conservado.

Es una visita imprescindible y puede hacerse en el día, bien por libre y pactando allí con un conductor de tuk-tuk el recorrido, o contratando esta excursión que incluye la visita a los principales templos de Ayutthaya y la vuelta a Bangkok en un barco-crucero con almuerzo. Sin duda, toda una experiencia.

ayutthaya-templos.JPG

-Cómo moverse por Bangkok

La mejor forma de moverse por Bangkok es en tuk-tuk, aunque hay que tener en cuenta algunas precauciones. Con los conductores, pacta siempre un precio y no te dejes engañar ni permitas que te lleven a otro sitio. Intentarán venderte productos en comercios de familiares o amigos. Diles que no es tu primera vez en la cuidad y, normalmente, pararán.

tuk-tuk-bangkok.JPG

Si vas a coger un taxi, nada de fijar el precio. Insiste siempre en que pongan el taxímetro, pero si te quedas más tranquilo puedes contratar aquí los traslados al aeropuerto para llevarlo todo seguro.

También puedes contratar otras actividades para completar tu estancia en Bangkok, como un tour privado en español por la ciudad, un crucero con cena por el río Chao Praya para ver la ciudad desde otro punto de vista, o las entradas para un espectáculo de muay thai, el boxeo tailandés.

Aunque, sin duda, una de las mejores opciones para ahorrar tiempo y preocupaciones en las visitas es este tour de Bangkok imprescindible, que incluye también las entradas a los principales templos y monumentos como el Gran Palacio, el Wat Pho o el Wat Arun.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.