Dormir en Chiang Mai: Siri House y Pat, tu mamá tailandesa

¿Sabes de esos sitios que marcan por el trato de la gente tanto que no solo tienes palabras de agradecimiento para aquellos que te hicieron sentir así? Pues esto es lo que me pasó en mi alojamiento en Chiang Mai, de nombre Siri House, un lugar en el que desde ya te recomiendo encarecidamente elegir para dormir en Chiang Mai. Pero ahora que sabes el final, te contaré la historia completa, para que tú mismo saques tus conclusiones.

Preguntando por sitios donde dormir en Chiang Mai durante mi viaje por el norte de Tailandia, Cristina, del blog “Mi paseo por el mundo”, me recomendó Siri House. Me habló tal cantidad de maravillas del sitio y de Pat, la dueña de la casa, que no pude resistirme a ir a conocerla, a pesar de que el alojamiento estaba fuera de la muralla de la ciudad vieja ( aunque eso si, a escasos 10 minutos andando) y que el sitio en cuanto a precio, era algo más caro que otros que había visto por ahí.

Y la verdad es que fue todo un acierto.

P1340186.JPG

Con diferencia, Siri House fue el mejor sitio en el que dormimos de todo el viaje. La casa, era preciosa. Tenía dos pisos. En el de arriba, dormía Pat, la dueña, con su perro de nombre impronunciable (sonaba algo así como “Bailón”). En el piso de abajo, las habitaciones que alquilaba a los huéspedes. Cuatro o cinco, creí contar.

P1330576.JPG

Las habitaciones están totalmente equipadas, son amplias y bastante cómodas. La cama es de las mejores que he podido probar durante todos mis viajes, cómoda hasta decir basta, y las paredes, están decoradas con dibujos que ellos mismos han hecho. El baño, muy moderno, y no solo para lo que son los baños en Tailandia. Muy muy bien.

P1330570.JPG

P1330573.JPG

Pero lo mejor, sin duda, es ella; Pat. Desde el primer momento se aprendió nuestros nombres y nos dio confianza tal como para hacernos sentir en nuestra propia casa. Muy atenta a todos nuestros movimientos siempre estaba pendiente de que no nos faltara de nada. E incluso de conseguirnos mejores precios para las actividades, llamando personalmente para conseguir que nos bajaran de precio.

Otra de las joyas de la casa era su jardín. En él se realizaba el desayuno, que ella misma preparaba. Café, fruta variada, pasteles de coco… cada día una sorpresa distinta según lo que comprara en el mercado. Y todo en un entorno incomparable. El de su jardín lleno de plantas y flores, que te transportaba a un estado de tranquilidad total del que no querías salir. Una gozada, de verdad.

P1330853.JPG

Tal fue el trato que recibimos que enseguida supimos que la teníamos ahí para cualquier cosa. ¿Qué te había gustado algo mucho para desayunar? No hay problema, al día siguiente Pat aparecía con lo mismo tras ir a comprarlo expresamente para ti. ¿Qué hacías un cambio de planes y no llegas a un masaje que tenías concertado? No hay problema. Pat llamaba para decirles que te esperaran que ibas a ir más tarde. ¿Qué encargabas un cuadro a un monje budista y le habías dicho que te lo llevaran al alojamiento pero tú no vas a estar? No hay problema, déjale el dinero acordado a Pat y ella misma lo recibiría y pagaría. Tal es la preocupación que tenía por nuestro bienestar, que incluso una vez nos llegó a dejar su propia moto para irnos a darnos un masaje. Y a coste cero!

P1330856.JPG

Tal fue el trato que nos dio, que el día de nuestra partida lo hicimos con pena. Pero aún quedaba lo mejor. Pat nos regaló como despedida una figura que simula ser una miniatura de las mesas comunitarias que ellos utilizan en algunas comidas, en las que la gente se sienta a su alrededor y no solo se comparte mesa, sino también plato. Quedamos en volver, y volveremos, por supuesto. Parte de nuestro corazón se quedó en Tailandia, y es buena medida es por gente como Pat.

P1340191.JPG

Os lo dije al principio y os lo digo de nuevo ahora. Encontraréis sitios más baratos. Encontraréis sitios más cercanos a la ciudad vieja. Pero dudo mucho que encontréis un sitio en el que estéis tan cómodos y os traten tan bien como en Siri House. Por eso, buscáis un sitio donde dormir en Chiang Mai, dejad de hacerlo, porque ya lo habéis encontrado. Palabrita.

Y para acabar no os perdáis a su perro. Sencillamente genial. O no?

P1340192.JPG

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

2 respuestas a Dormir en Chiang Mai: Siri House y Pat, tu mamá tailandesa

  1. Mari Carmen dijo:

    La verdad es que es difícil encontrar sitios así, pero sobre todo, gente tan maja como Pat! Si volvemos a Chiang Mai, lo tendremos en cuenta!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.