Dubrovnik Card, la mejor forma de visitar la Perla del Adriático

La ciudad de Dubrovnik, situada en la región de Dalmacia, en plena costa croata, es uno de los enclaves turísticos más importantes del Adriático. Rodeada de murallas y al pie de una montaña, es también conocida como la perla del Adriático,  y ya en 1979, la ciudad antigua de Ragusa fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Multitud de turistas llegan a ella cada día, sobre todo en verano, muchos de ellos para pasar el día, pero tanto si vas a visitar la ciudad en un día, como si vas a conocerla en profundidad, la Dubrovnik Card es una herramienta de gran utilidad para ahorrar algo de dinero en la visita a los principales monumentos de la ciudad, con la ventaja añadida de no tener que estar sacando la cartera en cada atracción.

puerto-de-dubrovnik.JPG

Además del transporte público, algo imprescindible para los viajeros que no se alojan en la parte antigua de la ciudad, la tarjeta incluye la visita a las murallas, algo que no te deberías perder si visitas esta ciudad. Se trata de uno de los sistemas de fortificaciones mejor conservados de Europa y, sin duda, uno de los símbolos más destacados de Dubrovnik. El recorrido, de unos dos kilómetros, va pasando por las 16 torres, los bastiones y el puerto antiguo, y permite a los visitantes descubrir otro punto de vista de la ciudad, el de los tejados rojos y el mar Adriático con sus islas al fondo.

tejados-de-dubrovnik.JPG

Asimismo, con la Dubrovnik Card está incluida la vista al Museo Marítimo, situado en el Fuerte de San Juan. En este museo se exhiben más de 4000 objetos, desde maquetas de barcos de los siglos XVII y XVIII hasta mapas antiguos pasando por todo tipo de banderas, brújulas y objetos para lanzarse a la mar.

museo-maritimo-dubrovnik.JPG

Para visitar las murallas con la Dubrovnik Card hay que acceder a ellas por la entrada que se encuentra junto a la Puerta de Pile. Y, un consejo, lo mejor para realizar esta visita es madrugar, sobre todo en verano, para evitar tanto el calor, como la masa de turistas procedentes de los cruceros que atracan en el puerto nuevo por las mañanas. El precio de las murallas sin la Dubrovnik Card es de 70 kn, 9,25€ y del Museo Marítimo, 40 kn, casi 6€.

puerta-de-pile-dubrovnik.JPG

Para seguir conociendo cosas sobre la historia de la ciudad, se puede visitar el Museo Etnográfico, situado en un antiguo granero del siglo XVI. En él se pueden ver exposiciones sobre el modo de vida tradicional croata a través de fotografías, objetos cotidianos o trajes tradicionales. El precio de la entrada es de 40 kn.

museo-etnografico-dubrovnik.JPG

Otro de los monumentos que se pueden visitar de forma gratuita con la tarjeta es el Palacio del Rector, donde se encuentra el archivo histórico y el museo de historia de la ciudad en una sucesión de salas ricamente decoradas con mobiliario y obras de arte del periodo de la República de Ragusa. El precio es de 40 kn.

palacio-del-rector-dubrovnik.JPG

Además la tarjeta incluye la visita a la casa de Marin Drzic, el dramaturgo renacentista más famoso de la ciudad, la entrada el Museo de Historia Natural, a la Galería de Arte de Dubrovnik y al memorial dedicado a Ronald Brown, un diplomático estadounidense que falleció, junto a otras 34 personas en un accidente aéreo en Croacia en 1996.

memorial-ronald-brown-dubrovnik.JPG

Los portadores de la Dubrovnik Card tienen también una ventaja exclusiva, el poder subir a la Torre del Reloj, desde cuyo balcón se tienen unas vistas privilegiadas de Stradun, la calle principal de la ciudad.

stradun-dubrovnik.JPG

La Dubrovnik Card tiene varias modalidades con distintos precios según los días que la vayamos a utilizar. La de un día cuesta 117 kn (15,49€) e incluye el transporte público durante 24 horas. La de tres días cuesta 162 kn (21,44€) e incluye 10 viajes de autobús, y la tarjeta para 7 días cuesta 198 kn (26,21€) e incluye 20 viajes de autobús.

Teniendo en cuenta los precios de las entradas y que cada viaje de autobús cuesta 10 kn, la Dubrovnik Card es una opción bastante rentable para visitar la ciudad. Además ofrece descuentos en diversas agencias de viajes donde poder contratar excursiones a lugares cercanos como Korcula, la isla en la que se encuentra la casa de Marco Polo, Ston, localidad famosa por su muralla y sus ostras o Kotor, en el país vecino de Montenegro, situada en un enclave natural privilegiado, el fiordo más grande del sur de Europa.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

4 respuestas a Dubrovnik Card, la mejor forma de visitar la Perla del Adriático

  1. Edu & Eri dijo:

    Nosotros solemos tirar de este tipo de tarjetas. Siempre está la duda de si son realmente rentables o no, hay casos en los que sí y otros en los que apenas te ahorras unos euros. Aun así, por comodidad, seguro que la escogeríamos para ir a Dubrovnik ^^

    • xipo dijo:

      Coincido! No siempre salen rentables, aunque por regla general si lo son. Otra cosa es que lo que te incluya sea algo o no que atraiga. Me he encontrado en distintas situaciones, pero por regla general, suelen compensar y ahorrarte unos eurillos! Abrazotes

  2. Geyperman dijo:

    Totalmente de acuerdo, y más tomando como referencia este año 2017 porque por lo que he visto los precios han subido mucho respecto a las informaciones anteriores. Un viaje en autobús cuesta 15 kn, la visita a las murallas 140 kn y la tarjeta Dubrovnik Card para un día 190. Echad cuentas y veréis que vale la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.