Cuenca y el Museo de Ciencias de Castilla la Mancha

En pleno corazón de Cuenca, en plena Plaza de la Merced, se encuentra el Museo de Ciencias de Castilla la Mancha, un museo dedicado a diversos ámbitos del mundo de las ciencias que abrió sus puertas en 1999, utilizando el edificio de un antiguo convento.

Hoy, se ha convertido en un lugar con identidad propia, haciendo del Museo de Ciencias de Castilla la Mancha una visita obligatoria en la ciudad de Cuenca, ya que se trata de un museo interactivo, interesante y desde luego muy sorprendente. Uno de esos sitios que el visitante disfruta sin prisa, probando y experimentando por si mismo, el sin fin de sensaciones y experimentos que propone el museo.

El Museo de Ciencias de Castilla la Mancha en Cuenca

El museo de Ciencias de Castilla la Mancha propone un viaje por los orígenes de la Tierra, su presente y quien sabe si su futuro. Nada más entrar a la primera sala ya te sorprende un gran reloj quien con ayuda de péndulos y por supuesto la ciencia, ya marca la hora dejando al visitante totalmente alucinado con la inmensidad de la estructura. Vale la pena detenerse un buen rato y observarlo detenidamente.

Pero el reloj no es solo sino el principio de un viaje a lomos de la ciencia y su visión del mundo. Gracias a la ciencia, veremos algunas formaciones rocosas alucinantes de distintos minerales, probaremos y sentiremos en nuestras carnes la sensación de sufrir un terremoto de distinta categoría, observaremos la vida del futuro en las famosas ecoesferas, y descubriremos más acerca de la formación de los tornados de una forma visual y muy ilustrativa. Además, todo acompañado por la posibilidad de interactuar con los objetos que se nos exponen, algo que hace que esta visita al museo de las ciencias de Castilla a Mancha de mucho juego y se vuelva realmente interesante.

Pero para interesante, la sala dedicada al espacio, con la recreación de una estación espacial, por donde puedes pasar, para conocer de primera mano como es la vida en el espacio. Una sala muy curiosa donde además de la nave, puedes ver los brazos mecánicos utilizados para trabajar en el espacio.

El Museo de las Ciencias de Castilla la Mancha cuenta también con un planetario cuya visita merece mucho la pena. Si podéis, no dejéis de acudir a algunas de las sesiones que realizan. Además, el museo cuenta con una terraza exterior, junto al planetario, desde donde podrás sacar una de las mejores fotos de la ciudad de Cuenca. En resumidas cuentas, un museo imprescindible si uno visita la ciudad.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.