Volar en Paratrike. Disfrutando de La Rioja desde el aire

Cuando me dieron la posibilidad de volar en paratrike en La Rioja y descubrirla a vista de pájaro no me lo pensé demasiado: Era una experiencia que me apetecía vivir en primera persona, aunque a priori, eso del paratrike era algo que no había escuchado nunca, y que hasta la fecha desconocía por completo.

El paratrike podríamos traducirlo como parapente a motor, ya que en el fondo es una mezcla del parapente y el paramotor. El paratrike consiste en un carro al que se le ha acoplado un motor junto a un parapente biplaza, de tal forma que te permite despegar y aterrizar desde cualquier lugar llano. Había tenido la suerte de poder volar en globo en la Costa Brava, pero volar en paratrike era algo totalmente nuevo. Por ese motivo, y tras madrugar, nos acercamos hasta las afueras de Logroño para poder disfrutar del paratrike en unas explanadas que por allí se encuentran.

P1370791.JPG

El madrugón no fue casual, y es que para volar en paratrike hay que estar pendiente de las corrientes de aire y la fuerza del viento con que nos vamos a encontrar, y a primera hora de la mañana, es uno de los momentos del día en el que mejores condiciones meteorológicas vamos a encontrar para realizar esta actividad con una mayor seguridad. Nosotros hicimos la experiencia de volar con paratrike por la Rioja con la empresa Parapente Rioja Vuela, quienes cuentan con más de 20 años de experiencia en el mundo del parapente, paramotor y por supuesto, del paratrike. Hicimos un vuelo de unos 20 minutos de duración, entre nubes y campos, y con la bonita ciudad de Logroño bajo nuestros pies como un magnífico telón de fondo.

P1370707.JPG

El modus operandi es muy sencillo. El paratrike lleva un asiento dentro del carro en el que vas sentado, apoyando los pies en unos estribos que el aparato tiene. No tienes que hacer nada. Simplemente una vez amarrado, dejarte llevar. ¿Fácil, verdad?

P1370690.JPG

 

No hay nervios, no hay miedo, sólo disfrute. El disfrute que dar ver como el paratrike tras recorrer unos pocos metros por el suelo va poco a poco elevándose hasta regalarte una de las más bonitas sensaciones que puedes ver, la de tener la tierra bajo tus pies y disfrutar de una sensación de libertad única.

P1370698.JPG

Durante el vuelo, en todo momento estás conectado mediante los cascos y el micrófono al monitor de vuelo, quien te va explicando un montón de cosas y curiosidades del paratrike y de la zona que atraviesas durante el vuelo.

P1370782.JPG

Los precios de esta actividad además no son demasiados caros. Un bautismo de vuelo en paratrike sale por 45 euros, y un vuelo de unos 20 minutos va en torno a unos 65 euros. Por cierto, que disfruté tanto volando en paratrike y salí tan contento con la experiencia que, quince días más tarde, no dudé en tirarme en parapente en la costa de Uribe, otra experiencia que os recomiendo muy mucho hacer.

P1370780.JPG

Y como dicen que una imagen vale más que mil palabras, no os perdáis el vídeo que ha hecho Minube de esta y otras actividades que hicimos en la Rioja hace unas semanas. Solo tenéis que darle al play y terminaros de convencer vosotros mismos.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.