El castillo de Miramar, un palacio a las afueras de Trieste

La verdad es que no conocíamos mucho antes de pisar Trieste. No sabíamos lo que nos esperaba en la ciudad ni las posibles visitas en la zona. Mirando por internet encontramos que había varios castillos en los alrededores que poder visitar y ante nuestra falta de tiempo para poder verlos todos, tuvimos que quedarnos con uno. Así es como llegamos hasta el castillo de Miramar, situado a las afueras de Trieste y que resulta ser de visita obligada si pasas por la ciudad. Además no hay problema para llegar hasta él, pues el mismo bus urbano de Trieste te deja bastante cerca de allí, a tan solo un pequeño paseo.

entrada-castillo-miramar.JPG

El castillo fue construido en el siglo XIX por el arquitecto Carl Junker bajo petición del archiduque Maximiliano de Habsburgo, quien buscaba un lugar donde vivir con su mujer, Carlota de Bélgica.

torre-del-castillo.JPGespadas-y-armaduras.JPG

Hoy en día el castillo está abierto al público, previo pago, eso si. En su planta baja podemos ver cómo era la residencia de Maximiliano y Carlota, y en el segundo piso encontramos la residencia del duque Amadeo II de Aosta, quien pasó siete años de su vida en este castillo. Algunas habitaciones se han mantenido tal cual, con sus muebles y diseño originales. Además del salón del trono, no hay que perderse la amplia colección de jarrones orientales y muebles de época con que cuenta el castillo.

salon-del-castillo.JPGbiblioteca-del-castillo.JPG

Los alrededores del castillo también son para disfrutarlos. Por un lado los amplios jardines llenos de caminos y senderos que invitan a perderse, y en cuyo interior encontramos “el castelleto“, un pequeño palacete que sirvió de casa de Maximiliano y Carlota mientras terminaban de construir Miramar.

jardines-del-castillo.JPGel-castelleto-miramar.JPG

Otra de las joyas de este entorno es el Adriático en si, ya que en los alrededores de este castillo se ha creado una reserva marina donde poder observar distintas especies, sobre todo aves.

mar-adriatico-trieste.JPGreserva-marina-aves.JPG

Si quieres visitar el castillo has de saber que abre sus puertas todos los días en horario de 9 a 19 horas, y que el precio de la entrada es de seis euros para todos excepto para menores de 18 y mayores de 65 que son 4 euros. Al menos así era en el momento de nuestra visita, y si han variado los precios algo, no creo que sea mucho.  Ni que decir tiene que la visita merece la pena, igual que a todo Trieste.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

6 respuestas a El castillo de Miramar, un palacio a las afueras de Trieste

  1. Sandra dijo:

    Siempre es un placer visitar tu blog, me encanta viajar, pero casi no lo hago.. Impresionantes fotografias…

  2. Roberto Guzmán Q . dijo:

    Gran hombre fue Maximiliano que prefirió morir con sus seguidores en lugar de huir a Europa al faltar a su palabra Napoleón III. La nobleza no sólo es de sangre, sino de conducta. Max es el personaje más fascinante de la historia de México cuya imagen se impone no obstante la propaganda de los liberales que tenían razón en lo político , pero no en demeritar a semejante vienés . Roberto , octubre de 2015, desde Tampico, México .

  3. Es un castillo muy bonito, me acuerdo que hicimos muchas fotografías. Seguramente vale la pena su visita y admiración como desde fuera también la parte por dentro :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.