El templo del cielo de Pekin, una historia de sacrificios y cosechas

Hace muchos años que está allí y todavía guarda silencio. Sus ojos se han cansado de ver numerosos sacrificios con el único fin de agradecer y de pedir por las cosechas venideras. Hoy, en mitad de un parque del centro de Pekín, se ha convertido en una de las visitas más interesantes de la ciudad. Es el templo del cielo, sin duda, uno de los templos más bonitos de toda China, y una de las visitas imprescindibles de Pekin.

No en vano se trata del mayor templo de su clase de toda China. Fue construido en 1420, y utilizado por las dinastias Ming y Qing para realizar sacrificios con el fin de pedir por las cosechas. Hoy en día todo el complejo del templo del cielo (formado por 273 hectáreas entre las cuales se reparten los distintos edificios que componen el templo) se encuentra dentro de un gran parque del centro de Pekín, no muy lejos de la plaza de Tiananmen, conocido con el nombre de parque Tiantan.

templo-del-cielo-pekin.JPG

Como decimos anteriormente, todo el complejo del templo del cielo está formado por varios edificios. El que más llama la atención sin duda es el llamado Qinian Dean, un gran templo circular en el que los emperadores de las distintas dinastías hacían los ruegos en favor de las buenas y abundantes cosechas.

templo-del-cielo-pekin.JPG

Pero a pesar del tamaño de este edificio, no era ni mucho menos el más importante. Ese era sin duda el gran altar circular, no tan bello estéticamente, pero con una importancia mucho mayor. Este era el lugar elegido para la realización de los sacrificios. Fue construido en 1530 y consta de tres terrazas las cuales están bordeadas de barandillas decoradas en mármol blanco. Antiguamente, en el centro del altar circular se encontraba el trono del templo del cielo, un punto especial, pues este punto era considerado por la cultura china como el centro del mundo.

altar.circular-templo-cielo.JPG

Otros de los edificios importantes de este complejo son sin duda la bóveda imperial del cielo y el salón de la abstinencia. El primero era el edificio en el que se guardaban los elementos necesarios para la realización de todo este ritual de sacrificios, mientras que el segundo era la habitación en la que el emperador pasaba la noche anterior a la realización de los sacrificios. Tal es la importancia de todo el recinto del templo del cielo que en 1998 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

boveda-imperial-templo-cielo.JPGsalon-abstinencia-templo-cielo-pekin.JPG

Lo que es el recinto que engloba al templo del cielo abre sus puertas de 6 de la mañana a 10 de la noche, pero el horario en sí de los edificios que forman parte del templo del cielo es de 8 a 17 horas. El precio por visitar todos los edificios del templo del cielo es de unos 30 yuanes, pero si no se quiere entrar a ver todo, es posible pagar algo menos.

Además del templo del cielo, una de las cosas más espectaculares que ver en Pekín, no hay que dejar de disfrutar de un paseo por el parque, pues es un ejemplo vivo de la cultura china. No es difícil encontrarse con multitud de gente haciendo deporte, bailando danzas tradicionales o jugando a las cartas.

bailes-de-china.JPG

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias. 

4 respuestas a El templo del cielo de Pekin, una historia de sacrificios y cosechas

  1. En mi opinión uno de los lugares más especiales en los que he estado, ese lugar tiene energía y se siente. Gracias por recordarme este lugar único un lunes, ayuda a empezar bien la semana! escribimos en nuestros blog sobre él hace unos meses, te copio el enlace por si te interesa echarle un vistazo: http://bit.ly/1XHzqZ6

  2. Mari Carmen dijo:

    Uno de los sitios que más me llaman la atención de visitar en China es precisamente este templo y la Muralla China. Qué ganas de poder ir a este gran país!

    • xipo dijo:

      Este templo es una pasada, a mi me encantó tanto el templocomo la historia que tiene detrás. Una visita imprescindible si se visita Pekin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.