Visitar el palacio de Kensington, la casa de Lady Di

La Corona Británica, institución nacida en el siglo IX, nunca deja de sorprendernos. Además de ser una de las monarquías más querida por sus súbditos, tiene un punto de excentricidad y extravagancia que se plasman en sus costumbres y monumentos; y Londres es la ciudad donde encontrar muchos de ellos.

El Palacio de Buckingham, sin ir más lejos, con su cambio de guardia convertido en espectáculo regular de interés turístico, es una muestra de ello, pero en este post vamos a descubrir el Palacio de Kensington, la que fue la residencia oficial hasta su muerte de Diana, la Princesa de Gales, también conocida como “la princesa del pueblo”.

palacio-de-kensington.JPG

El Palacio de Kensington está situado en los jardines del mismo nombre, en uno de los extremos de Hyde Park, el pulmón verde de la capital británica.

Comenzó a construirse en 1605, y en 1689 se convirtió en residencia del rey Guillermo III. Pero la historia del palacio está íntimamente ligada a la de la reina Victoria, quien nació allí el 24 de mayo de 1819.

Durante el siglo XIX los apartamentos de Estado cayeron en desuso y se fueron resintiendo con el paso del tiempo. Fue entonces cuando se planteó la idea de convertirlos en museo Aunque se barajó también la posibilidad de demoler el conjunto, en 1898, la reina Victoria declaraba en la prensa que “mientras ella viviera, el palacio en la que ella había nacido no sería destruido”. Y así fue. El Parlamento se hizo de cargo de los gastos de restauración con la condición de que los apartamentos de Estado fueran abiertos al público, y se inauguraron coincidiendo con el octogésimo cumpleaños de la reina, el 24 de mayo de 1899.

interior-palacio-kensington.JPG

En esas habitaciones se exponían retratos y pinturas históricas que ilustraban los reinados de los monarcas asociados al palacio. Desde entonces, el Palacio de Kensington ha tenido una doble función, sirviendo de museo y de residencia para diversos miembros de la familia real.

exposicion-palacio-kensington.JPG

En 1911 se alojaron allí exposiciones de objetos y documentos relacionados con la historia de la ciudad de Londres, convirtiéndose en el primitivo museo de historia de la ciudad.

La reina María tuvo un interés especial por esta residencia, y convenció al rey Jorge V de alojarse allí, al menos, de forma temporal. Fue también por iniciativa de la reina María por la que se comenzaron a exponer amplias muestras de vestuario. Desde vestidos de la corte hasta atuendos utilizados para las coronaciones, pasando por diseños llevados por las reinas Victoria, Alexandra y María.

vestidos-reinas-inglesas.JPG

Durante la Primera Guerra Mundial la historia del museo se interrumpe, los fondos son trasladados y el edificio se emplea como oficinas para organizaciones dedicadas a la caridad.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los bombardeos sufridos por la ciudad de Londres dañaron seriamente algunas de las estancias, en especial los apartamentos de la reina. Después de la restauración, el museo vuelve a abrir sus puertas al público en 1949, albergando el Museo de Historia de la ciudad hasta su traslado a Barbican en 1976.

El huésped más conocido del Palacio de Kensington durante las últimas décadas es, sin duda, Lady Di, quien ocupó los apartamentos del ala noroeste entre 1981 y 1997. Actualmente son los Duques de Cambridge quienes han hecho de este palacio su casa.

En el Palacio de Kensington se pueden visitar varias exposiciones a la vez que se van recorriendo las estancias más nobles del mismo. Evidentemente las áreas habitadas no son visitables.

Entre las exposiciones permanentes se encuentra “Fashion Rules”, en la que se exhiben algunas de las mejores y más exquisitas piezas de los vestidores de la reina Isabel II, la princesa Margarita y Diana de Gales de las décadas de los 50, 60, 70 y 80.

vestidos-lady-di.JPG

En la muestra “Victoria Revealed”, se recorre la vida de la reina Victoria desde las habitaciones en las que se crió, todo un documento de historia sobre la mujer que llevó al Imperio Británico a su máximo esplendor y cuyo reinado, de 63 años, ha sido el más largo en la historia del Reino Unido.

cuadros-palacio-kensington.JPGlamparas-araña.JPG

La muestra recoge todo tipo de objetos personales de la reina; muñecas, cartas, dibujos, etc. y recoge también la vida de su marido, el príncipe Alberto, por quien la reina guardó luto hasta el fin de sus días. Además, el recorrido es bastante interactivo, con juegos y cuestionario para que los más pequeños disfruten y aprendan con la experiencia.

El palacio puede visitarse de 10:00 a 18:00 y para llegar solo hay que coger el metro hasta las estaciones de High Street Kensingto o de Queensway.

El precio de la entrada es de 16.50 £, de 13.70 £, para estudiantes y mayores de 60 años, y gratis para los menores de 16 años. Para los portadores de la tarjeta turística London Pass la visita al palacio y a los jardines es totalmente gratuita. Las fotos en su interior están prohibidas y bastante vigiladas, por lo que no ha sido nada fácil hacer estos «robados» para poder enseñaros el interior del palacio, de ahí que algunas fotos no tengan la calidad que nos gustaría.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

5 respuestas a Visitar el palacio de Kensington, la casa de Lady Di

  1. Qué genial!!!!; desconocía por completo q

  2. oopps, se envió antes …

    … desconocía que se podía visitar la casa de Lady Di … que por cierto, vaya palacio!!.

    Un saludo.

  3. Cuando estuvimos en Londres como era nuestra primera vez, intentamos ver todo lo gratuito, y así lo que entendimos que era más imprescindible, pero para una futura vuelta no descarto ver palacios como el que describes, aunque el tema de que no se puedan hacer fotos… habrá que ir a por los robados 😀

    ¡Saludotes!

    • xipo dijo:

      Si,si, hay que tirar de robados para luego intentar mostrar el lugar en un post!! XD Está claro que estos lugares no son para un primer viaje a Londres, sobre todo si se va poco tiempo ya que Londres tiene millones de cosas que hacer. Pero si que es un sitio muy curioso de visitar para futuras visitas! Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.