La ruta de las caras de Buendía

Una de las excursiones más curiosas, bonitas y fáciles de hacer en la provincia de Cuenca es sin duda la ruta de las caras de Buendía, un pequeño paseo entre bosques de pinos y junto al pantano de Buendía.

La ruta de las caras de Buendía se trata de una ruta circular, no demasiado extensa, en la que mediante un paseo por el bosque nos vamos encontrando 20 caras esculpidas en la piedra arenisca. Las esculturas empezaron a realizarse en el año 1992 y todavía hoy, se siguen haciendo más. Sus autores son Eulogio Reguillo y Jorge Juan Maldonado.

La ruta de las caras de Buendía

Como decíamos, la ruta de las caras de Buendía está compuesta por 20 caras, las cuales están distribuidas en cuatro tramos, dos en la zona de los pinares y otros dos tramos en la zona del pantano.

La primera escultura de las caras de Buendía con la que nos encontramos es la conocida como «Moneda de Vida», una escultura cargada de simbología. El contorno esférico simboliza el universo, los huesos simbolizan el soporte vital y circulo concéntrico, el claustro donde tiene lugar la vida.

La Cruz Templaria es la segunda escultura que nos encontramos en esta ruta de las caras de Buendía. Se encuentra esculpida en la roca, siguiendo la senda de la ruta.

Krishna es la tercera escultura que nos encontramos. Se trata de una de las más espectaculares de toda la ruta de las caras de Buendía. Se trata de una escultura de cuatro metros de alto icónica de la cultura india. Destacan las plumas de pavo real de su cabeza.

Maitreya es otra de las esculturas características de esta ruta. Se trata del «próximo buda», aún por llegar. Según la literatura budista, el Maitreya llegará a la tierra para iluminar al Buda y enseñar el dharma. Junto a ella, nos encontramos con otra de las figuras hindús de esta ruta, Arjuna, héroe y maestro espiritual índio y tercer hijo de los Pandu.

Espiral de Brujo es otra de las figuras icónicas de esta ruta de las caras de Buendía. Se trata de espiral cuyo movimiento rompe el tiempo y el espacio para conducirlo hasta el infinito.

Junto al pinar encontramos a Chemary, un personaje de fábula tallado en una esquinada roca.

La monja es otra de las caras más características de esta ruta, debido principalmente a su rostro, cargado de misticismo. El contorno de la cara, que simula ser un manto, hace que reciba este peculiar nombre.

Otra de las caras que podemos encontrarnos es la del Chamán, el Guardián del bosque, que conecta con el ser interior. Su mayor curiosidad es que su semblante se comporta como un espejo, reflejando el estado de ánimo de quien lo observa, o al menos eso es lo que de él dicen.

Una curiosidad de las caras de Buendía es que entre ellas también se encuentra la de un famoso compositor. Se trata de Beethoven, y es que el músico de Bonn también se encuentra representado en esta ruta. Justo enfrente de Beethoven os encontraréis con una cara que parece estar a medio terminar. Es la conocida popularmente como «El Paleto», que parece observar con su mirada perdida.

A lo largo de la ruta os encontraréis con varios duendes, especialmente en los alrededores de la figura de El Chamán. Estos pequeños seres van apareciendo a lo largo de la ruta de las caras de Buendía y tienen nombres tan extraños como El Extraterrestre, La cara de Cristina o Los Extraños.

Pero sin duda, la cara más conocida de estas caras de Buendía es la Calavera, situada en lo alto de una roca junto al pantano, y que tiene la curiosidad de ser la única cara de todo el recorrido que está mirando hacia la salida del Sol.

Junto a la Calavera, encontramos la Dama del Pantano, de aspecto sereno y eterno. Pese a estar situada a cierta altura, cuando el caudal del pantano alcanza su máximo explendor, el agua llega a estar pegada a la altura de la cara de la Dama del Pantano.

También junto al pantano se encuentra la Cruz del Temple, en la Peña de las Vírgenes se encuentra esta cruz templaria, símbolo de protección.

La Virgen de la Flor de Lis y la Virgen de las Caras, es todavía una escultura inacabada. La Virgen de la Flor está inspirada en el cuadro de Nuestra Señora de la Almudena, mientras que la Virgen de las Caras está inspirada en Nuestra Señora de los Desamparados.

Finalmente, nos encontramos con la escultura de La Cara del Poder, a poco más de 150 metros de las esculturas de las Vírgenes, y que representa el perfil de un hombre exitoso tanto en los negocios como en la vida.

Como decíamos al comienzo, la ruta de las caras de Buendía es una ruta abierta y totalmente gratuita que se ha convertido por su facilidad, comodidad y capacidad de sosprender en una de las excursiones más famosas para realizar en la provincia de Cuenca.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.