Los aguarales de Valpalmas

Parece ser que últimamente se han puesto muy de moda los aguarales de Valpalmas, un territorio en las Cinco Villas hasta ahora prácticamente desconocido para muchos, pero la verdad, muy sorprendente.

Tan sorprendente, que muchos han bautizado a los aguarales de Valpalmas como la Capadocia aragonesa. Y es que este paisaje tan espectacular recuerda en cierto modo a esta zona de Turquía.

Los aguarales de Valpalmas

Puede que recuerde también en cierto modo al terreno navarro de las Bárdenas Reales, pero nada más lejos de la realidad. Y es que la gran diferencia entre ambos lugares es que las Bárdenas Reales se encuentran a ras de suelo mientras que los aguarales de Valpalmas se encuentran a un nivel inferior al del terreno donde se encuentran.

La formación de estos aguarales se debe fundamentalmente a la erosión producida por el agua y los movimientos que esta conlleva, provocando la creación de estas curiosas figuras de tierra arcillosa.

No busquéis vegetación en los aguarales, pues apenas existe en este tipo de terreno. No así en sus alrededores, donde la vegetación crece sin ningún tipo de problema. Lo que si veréis en los aguarales son pequeños animalillos que viven allí, especialmente aves, como el abejaruco, aunque también reptiles como la culebra bastarda o el lagarto ocelado.

La visita a los aguarales de Valpalmas es totalmente gratuita y se realiza por libre. No es una visita larga y no os llevará más de una hora, pues los aguarales pese a ser espectaculares no abarcan una gran extensión de terreno.

¿Cómo llegar a los aguarales de Valpalmas desde Zaragoza?

Para llegar a los aguarales de Valpalmas es necesario coger el coche. Desde Zaragoza se encuentran a una hora. Para llegar iremos por la carretera A-23 hasta la localidad de Zuera, donde cogeremos el desvío hacia la A-124. Llegaremos al pueblo de Las Pedrosas donde cogeremos la carretera hacia el pueblo de Piedratajada. Al poco de pasar el pueblo encontraremos carteles anunciando los aguarales de Valpalmas.

Una vez allí, podemos aparcar por allí e ir andando dando un paseo hasta los aguarales (1.8 kilómetros de ida, otro tanto de vuelta) o ir por la pista de tierra con el coche hasta los mismos aguarales, donde hay un pequeño parking.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.