Alcalá de Ebro, la Ínsula Barataria. Un viaje a través del Quijote

A muy pocos kilómetros de Zaragoza, y en la ribera del Ebro, se encuentra Alcalá de Ebro, una pequeña población de no más de 300 habitantes, que sin embargo tiene su lugar en el libro más importante de la literatura española, el Quijote, ya que fue el lugar elegido para ser la Ínsula Barataria en la famosa novela de Cervantes, el lugar en el que Sancho Panza fue nombrado gobernador.

Pero, ¿cómo es posible que Cervantes, nacido en Alcalá de Henares, conociera Alcalá de Ebro, una localidad que ni siquiera muchos zaragozanos conocen? Lo cierto es que Miguel de Cervantes estuvo residiendo durante el invierno de 1568 en la localidad de Pedrola, otro pequeño pueblo muy próximo a Zaragoza, realizando las funciones de paje del cardenal Julio Aguaviva y Aragón, lo que le valió para tener un conocimiento bastante extenso de las pequeñas localidades que rodeaban la zona de la ribera del Ebro.

calles-alcala-de-ebro.JPG

Tal y como cuenta la novela, los duques de Villahermosa entregan a Sancho Panza una isla, conocida bajo el nombre de Ínsula Barataria, de la cual le nombran gobernador y en donde el escudero de Don Quijote es sometido a diversas y crueles burlas. La verdad es que a pesar de que Alcalá de Ebro es una localidad de interior y que no tiene relación ninguna con el océano, las crecidas del Ebro por esta zona han hecho que históricamente el pueblo se haya visto rodeado de agua varias veces, dándole ese aspecto de ínsula con el que aparece en la novela. Lo de barataria es referente al lo barato que le salió el ser gobernador de allí a Sancho Panza, pues fue un “regalo” de los duques de Villahermosa.

Lo cierto es que el pueblo, a pesar de su reducido tamaño cuenta con varios elementos quijotescos que nos hacen rememorar estas escenas del Quijote en la cabeza. De hecho, ya en la fachada del ayuntamiento puede verse una placa en la que se anuncia que Alcalá de Ebro fue el lugar elegido por Cervantes como localización de la Ínsula Barataria, sede del gobierno de Sancho Panza. No es lo único que ha hecho el ayuntamiento por el escritor del Quijote, quien también tiene con su nombre una de las principales calles del pueblo.

placa-alcala-de-ebro-quijote.JPG

Otro de esos elementos, es la iglesia parroquial de la Santísima Trinidad, su iglesia barroca del siglo XVII, en cuyo retablo mayor de estilo churrigueresco puede verse el escudo de los Duques de Villahermosa. Además hemos de intuir que es en esta iglesia donde Sancho Panza es recibido a su llegada a Alcalá de Ebro y en donde le hacen entrega de las llaves de la localidad, admitiéndolo como gobernador de la misma.

iglesia-santisima-trinidad-alcala-ebro.JPG

Merece la pena acercarse hasta la ribera del Ebro, para ver el paso del río por el pueblo así como los campos que quedan anegados con la subida del caudal, y que hicieron posible eso de ínsula. Todavía hoy los días en los que el Ebro baja crecido es posible ver los campos de los alrededores del pueblo cubiertos de agua.

ribera-rio-ebro.JPG

campos-anegados-crecida-ebro.JPG

Y por supuesto, junto a la ribera, no debemos pasar por alto la estatua que el pueblo levantó en homenaje a Sancho Panza, gobernador de la Ínsula Barataria. Una estatua hecha en bronce en la que se ve a Sancho solo y cabizbajo, tal vez recordando los malos momentos y las burlas a las que se veía sometido en la Ínsula.

estatua-sancho-panza-alcala-ebro.JPG

Junto a él una placa con la firma de Cervantes reza lo siguiente: “Hoy día tantos de tal mes y de tal año, tomó la posesión desta ínsula el señor Don Sancho Panza, que muchos años la goce.” Lo cierto es que no fue así, y al poco tiempo, Sancho Panza, decidió abandonar la ínsula barataria.

placa-cervantes.JPG

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

6 respuestas a Alcalá de Ebro, la Ínsula Barataria. Un viaje a través del Quijote

  1. Mari Carmen dijo:

    Curioso! No sabía que la Ínsula Barataria estaba en este pueblito zaragozano! jejejeje

    • xipo dijo:

      Fue una sorpresa también para mi. Hasta hace no mucho no sabía de su existencia, pero el lugar, pese a ser pequeñito, tiene una historia apasionante detrás! Saludos

  2. castielfabid dijo:

    Es raro encontrar a escritores con conocimientos sobre este asunto , pero creo que sabes de lo que estás hablando. Gracias compartir un tema como este.

  3. Jose Ruvalcaba dijo:

    Haciendo una broma un dia a un amigo que presumia de ser muy conocedor e intelectual, le prgunte si sabia donde se encontraban enterrados los resots de Don Quijote. Con mucha confianza y orgullo, me respondio que los restos de don Quijote se encontraban en la Ciudad de Guanajuato, Mexico. Y que los restos de Sancho se encontraban en su propia Insula, de la cual fue gobernador.
    Saludos.

    • xipo dijo:

      No encontré los restos de Sancho en Alcalá de Ebro, pero si tu amigo, que además de intelectual parece saber del tema lo dice, igual hay que volver para buscarlos! Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.