Albacete, una provincia que no deja de sorprender

Me ha vuelto a pasar, lo reconozco. Acabo de volver hace unos días de Albacete y lo he hecho con la boca abierta. No sé que tiene esta provincia, pero siempre lo consigue. Ha sido mi tercer viaje allí y de nuevo vuelvo alucinado. Lo mejor es que sé que me volverá a pasar, porque a pesar de todo lo que he recorrido ya, en Albacete me queda mucho por ver.

Y lo veré, porque ganas no me faltan y mis experiencias allí cada vez son mejores. Esa cercanía de la gente, las pequeñas tradiciones de sus pueblos, la cantidad de paisajes desconocidos, y su buena mesa son algunas de las razones por las que dejarse empapar del sabor más añejo de La Mancha.

Si tienes la suerte de conocer la provincia, seguramente sabrás de qué hablo. Si no has tenido ese privilegio, posiblemente pienses que esté exagerando. Nada mejor que contarte mi último viaje para que lo valores por ti mismo; un viaje de tres días en los que pude conocer el Albacete de las tradiciones y también el Albacete más moderno. Un viaje que me ha permitido conocer de primera mano el pasado y el presente de esta tierra tan especial.

Albacete

La capital manchega fue uno de los puntos fuertes del viaje. En ella pude ver de primera mano cómo se trabajan algunos de los productos más característicos de esta tierra. Visité la cuchillería Nieto, una de las fábricas de cuchillos y navajas con más solera de España. De allí sacó el mismísimo Rambo su famoso cuchillo y allí me mostraron paso a paso el proceso de elaboración de estas joyas.

cuchillos-de-albacete.JPG

Conocí el taller de Luis Machí, un artista del vidrio quien nos hizo una exhibición de cómo trabajar este material, así como de las formas y usos que se le pueden dar.

luis-machí-albacete.JPG

Aluciné con el paseo entre sus edificios de arquitectura de principios de siglo, como el Gran Hotel, la casa de Legorburo, el colegio notarial o el paseo Lodares. La ruta, obligatoria, es un viaje en el tiempo por el Albacete de principios de siglo XX.

arquitectura-siglo-XX-albacete.JPG

Por cierto, que para edificio chulo, el del hotel Albacete, en pleno centro de la ciudad. Un auténtico palacete de principios de siglo XX, y en el que bien vale la pena quedarse a pasar la noche.

hotel-albacete.jpg

Descubrí la interesante vida del Marco Polo manchego en el interior del museo municipal. Ramírez de Lucas recorrió el mundo coleccionando diversos objetos que hoy pueden verse en el interior de lo que fue el antiguo ayuntamiento de la ciudad. Además subí a su tejado para convertirme por unos instantes en el relojero de Albacete, dando cuerda al  viejo reloj de su torre.

objetos-mundo-ramirez-de-lucas.jpg

Y si, reconozco que no me he ido de Albacete sin disfrutar de su ambiente.¡Y vaya ambiente! La zona de marcha es la envidia de muchas ciudades de España. El poder irte de tapas, seguir con cafés, cervezas y copas y volver a empalmar con la cena para seguir la marcha sin tener que abandonar una misma zona me parece digno de mención. Lo que daría yo por tener una zona así donde vivo.

tapeo-en-albacete.jpg

Almansa

He vuelto de Almansa con la seguridad de saber que quiero volver a ella con más tiempo. Mi visita fue fugaz, lo justo para conocer su castillo, conocer algo de la famosa batalla que aquí tuvo lugar y conocer un poco el pueblo. Pero tengo claro que he de volver a disfrutar más de sus calles y edificios, empaparme de su historia y repetir de su gastronomía.

castillo-de-almansa.JPG

Para el recuerdo queda también el tataki de atún y los gazpachos manchegos de  Casa Ramona, dos de los platos estrella de este viaje a la Mancha.

tataki-de-atun.JPG

Tobarra

Mi aproximación a la Semana santa de Tobarra, fiesta de interés turístico nacional no pudo dejarme mejor sabor de boca. En una localidad donde el tambor tiene tanta importancia no es de extrañar que exista un museo dedicado a su figura. El museo es de lo más curioso, pues reúne tambores de todo tipo, tamaños y formas, llegados de distintas partes de España y también de diversos rincones del mundo.

tambores-de-tobarra.JPG

Además pude conocer a Antonio «El Batanero», un maestro artesano del tambor y en cuyo taller pudimos conocer algunos de los pasos para la construcción de este instrumento así como conocer algunas de sus creaciones, auténticos tesoros hechos a mano.

tambor-antonio-el-batanero.JPG

Hellín

Hellín es otro de los lugares con tradición tamborilera que hay en la provincia de Albacete, aunque en esta ocasión no fuimos hasta allí para conocer sus tambores, sino para recorrer sus principales calles con unas rutas hechas con código QR, una iniciativa turística de los chicos del taller Tolmo IV que dará mucho que hablar en la zona. De momento son cuatro las diferentes rutas que pueden hacerse por la localidad.

codigo-qr-hellin.JPG

Peñas de San Pedro

Esta pequeña localidad a tan solo 32 kilómetros de Albacete cuenta con uno de los enclaves defensivos más importantes de la provincia. Su castillo, en lo alto de la peña, fue uno de los puntos de defensa más sólidos del reino taifa murciano frente a los ataques de los reinos árabes provenientes de Andalucía. No hay que dejar de subir hasta lo alto del castillo, la subida no es excesivamente costosa y las vistas desde lo alto valen mucho la pena. Por cierto, que en esta localidad tiene lugar una importante tradición el día de Pentecostés que vale la pena conocer, la llamada procesión del Cristo del Sahuco.

peñas-de-san-pedro.JPG

De este viaje también ha salido un vídeo. Te recomiendo encarecidamente verlo, porque además de reforzar con imágenes y sonido mis palabras, descubrirás una provincia llena de encanto.

Y si te has quedado con ganas de más, te invito a ver los anteriores vídeos del #ABconbloggers pinchando aquí. No dejes de pasarte pues encontrarás más información, enlaces y vídeos sobre otros atractivos de la provincia que no te  puedes perder, contados por algunos de los mejores bloggers de viajes de este país. Albacete está para disfrutarla, ¿Vienes?

abconbloggers.jpg

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.