Espeleología en la cueva de los osos de Tella

Muy cerca de Ordesa y situada en el macizo de Escuaín se encuentra la cueva de los osos de Tella, una cueva situada a más de 1600 metros de altitud  cuyo interior conserva un importante yacimiento paleontológico de restos completos de huesos largos y fragmentos de cráneos de los osos de las cavernas, convirtiendo a esta gruta en la cueva con restos fósiles de estos animales de mayor altitud en la península ibérica.

La cueva supone un importante atractivo geológico a añadir a otros  grandes atractivos paisajísticos de la zona como el Parque de Ordesa o Monteperdido.

valle-de-ordesa.JPG

La visita a la cueva la lleva a cabo la empresa TT Aventura, y en ella, antes de entrar a la cueva, se visita el centro de interpretación del oso de las cavernas, situado en la localidad de Tella, y en donde se explican distintos datos sobre el estilo de vida y costumbres de este animal.

centro-interpretacion-tella-oso.JPG

El oso de las cavernas, contrariamente a lo que se pueda pensar no es un antepasado del oso pardo, sino que ambos provienen de la misma especie, aunque sus líneas de vida se separaron hace un millón de años.

oso-de-las-cavernas.JPG

Entre ellos además existen varias diferencias, tanto en sus rasgos físicos (el oso de las cavernas tenía unas garras más desarrolladas, la mandíbula más arqueada y una frente más prominente que el oso pardo), como de  comportamiento (el oso de las cavernas vivía permanentemente en cuevas, al contrario que el oso pardo, que solo se refugiaba en éstas para hibernar). Pero sin duda la máxima diferenciación entre ambos estaba en el tamaño y peso, ya que el oso de las cavernas doblaba en tamaño y su congénere.

huesos-de-oso.JPG

Este animal compartió territorio y los diferentes recursos con el hombre prehistórico, y su dieta, a pesar de contar con una mandíbulas muy desarrolladas, estaba basada en frutas silvestres como moras, grosellas y fresas a las que añadía raíces y setas.

Tras el centro de interpretación comienza la visita a la cueva. Deberemos andar unos cuentos metros por la montaña hasta llegar a su entrada  en donde nos explican algunas de las especies de plantas que la zona tiene, entre ellas y con suerte, la flor espantaturistas, una pequeña flor morada que recibe este curioso nombre porque tiende a salir con el mal tiempo, con lo que ya no suele haber turistas por la zona.

flor-espantaturistas-pirineo.JPG

Una vez arriba y provistos de casco y luces nos adentraremos en la cueva en cuyo interior encontraremos más de 300 metros de paisaje kárstico lleno de extrañas formas que el agua ha ido moldeando con el paso del tiempo.

cueva-de-los-osos-tella.JPG

Al final de la cueva pueden verse algunas de las excavaciones que a día de hoy cuentan ya con más de 2900 restos recogidos.

huesos-oso-de-las-cavernas.JPG

El camino no es difícil ni angosto, y salvo algún que otro resbalón provocado por la humedad del suelo (en algunos puntos hay que tener un poco de cuidado) la visita a la cueva es bastante sencilla.

paisaje-pirineo-aragones.JPG

Por cierto, que si se visita Tella no puede uno irse sin acercarse a ver el dolmen megalítico que la localidad tiene y en torno al cual circulan diferentes leyendas.

dolmen-de-tella.JPG

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

2 respuestas a Espeleología en la cueva de los osos de Tella

  1. jairo dijo:

    Preciosas imágenes Xipo sin duda una riqueza natural digna de ver el parque de ordesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.