Tate Britain y Tate Modern: dos formas de ver el arte en Londres

Londres es una ciudad en la que se respira arte y cultura por todas partes, una ciudad en la que la mayoría de sus museos, los cuales contienen algunas de las obras de arte más famosas del mundo, son gratuitos, y para todos los gustos.

En este caso vamos a hablar de dos de ellos, ambos situados en la orilla del Támesis y los dos pertenecientes a la misma entidad, pero con dos versiones diferentes del arte. Estamos hablando, por supuesto, de la Tate, el nombre con el se conoce a la Galería Nacional de Arte Británico y Arte Moderno en Inglaterra.

cuadros-en-la-tate-londres.JPG

Cada año en una de las cuatro sedes de la Tate se celebra el Premio Turner, entregado siempre a un artista de menos de 50 años que sea británico con que haya trabajado principalmente en Gran Bretaña.

La más antigua de estas dos galerías es la Tate Britain, situada en Plimico, en el Millbank, y que abrió sus puertas en 1897. Hasta 1950 dependió de la National Gallery y recibía cada vez más y más donaciones. No fue hasta el año 2000 cuando recibió el nombre de Tate Britain.

tate-britain-londres.JPG

Este museo, gratuito, y que cuente con la cifra, nada despreciable, de dos millones de visitantes anuales, alberga una de las colecciones más importantes del artista británico J.M.W. Turner, hoy en día considerado como el artista que elevó la consideración de la pintara de paisajes a la de la pintura histórica, considerado uno de los temas más nobles de la pintura en su época. Su trabajo se ha considerado un importante precursor del impresionismo en época romántica.

sala-tate-britain-londres.JPGtate-britain-museum-london.JPG

Otros artistas destacados y cuyas obras forman parte de la colección permanente del museo son: William Blake, Thomas Gainsborough, John Constable, Millais, Rossetti o Whistler.

El museo se divide en varias colecciones principales: arte británico de los siglos XVI y XVII, dominado por los retratos; arte británico del siglo XVIII, centrado en los temas de figuras informales y paisajes; y arte británico del siglo XIX, con las representaciones más conocidas del género de paisajes. Finalmente, en la Clore Gallery se encuentran las obras que Turner legó a la nación, una colección insuperable sobre este artista.

chica-mirando un-cuadro.JPG

Asimismo, pueden verse algunas obras de arte contemporáneo que van rotando temporalmente, así como las participantes en el premio Turner.

exposicion-tate-britain.JPG

Pero si lo que se quiere es ver arte contemporáneo, la Tate Modern es a donde hay que acudir. Este museo hará las delicias de los enamorados de las vanguardias.

Se encuentra ubicado en la antigua central de energía de Bankside, reconvertida en museo por los arquitectos suizos Herzog&De Meuron, que dieron al edificio su imagen actual y lo que lo convierte en inconfundible con sus muro de ladrillo, su alta torre y su pátina industrial. Además su reconversión en museo sirvió para revitalizar esta zona el Bankside que se encontraba algo deprimida y que comenzaba a despuntar con la construcción del Teatro Globe de Shakespeare.

tate-modern-museum-london.JPG

Fue inaugurada en el año 2000 y es el museo de arte contemporáneo más visitado del mundo, con más de cinco millones de visitantes al año, y la segunda mayor atracción turística de Londres, pero todo ello es merecido ya que su colección permanente es considerada una de las más completas e importantes de arte contemporáneo del mundo.

escaleras-mecanicas-tate-modern-londres.JPGexposicion-tate-modern.JPG

Cuenta con una amplia representación de los artistas más destacados delas vanguardias del siglo XX entre los que se encuentran Matisse, Picasso, Dalí, Mondrian, Rothko o Jackson Pollock. Desde 2006 estas obras se agrupan en diversas salas por su adscripción a determinados movimientos y corrientes artísticas.

cuadros-tate-modern-londres.JPG

Aunque su entrada es gratuita genera unos beneficios anuales para la ciudad cifrados en unos cien millones de libras. Por cierto, merece la pena asomarse a una de las terrazas de su cafetería y contemplar las bonitas vistas que tiene a la catedral de Sant Paul y al Támesis.

vistas-tamesis-desde-la-tate-modern.JPG

Está claro que es un museo que gusta, y mucho, y no es de extrañar dada la calidad de su contenido. Es, sin duda, uno de nuestros museos favoritos de Londres y una visita imprescindible si te gusta el arte contemporáneo.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

2 respuestas a Tate Britain y Tate Modern: dos formas de ver el arte en Londres

  1. Arantxa dijo:

    Pfff… A mí es que el arte contemporáneo… No me llama mucho jejeje. Pero aún así si es gratis pasaría por echar un ojo, siempre se aprende algo. Preferiría pasar al Britain. Un abrazo!

    • xipo dijo:

      Aquí uno que es contrario a tí, jeje. Prefiero mil veces el arte contemporáneo a cualquier otro. Aunque no te llame mucho la atención, son visitas obligadas, de lo mejorcito del mundo,, saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>