El Palacio de los Duques de Braganza en Guimaraes

El palacio de los Duques de Braganza está situado en la famosa «Colina Sagrada» de la ciudad portuguesa de Guimaraes, y es sin duda uno de los grandes atractivos de ésta.

El palacio fue construido en el siglo XV para Afonso, Conde de Barcelos e hijo bastardo del rey Juan I de Portugal, aunque con el paso de los años, el palacio fue abandonado y en consecuencia, acabó por deteriorarse hasta que en 1933 comenzaron a trabajar en su restauración. Hoy en día  es uno de los monumentos nacionales de los que presume Portugal.

entrada-palacio-duques-de-braganza.JPG

patio-interior-palacio-duques-de-braganza.JPG

En el interior del palacio encontramos una amplia exposición de piezas de arte decorativas de los siglos XVII y XVIII, destacando especialmente las porcelanas de la Compañía de Indias y los tapices de Pastrana, en los cuales se puede ver la historia de los descubrimientos portugueses, sobretodo de sus incursiones en África.

Asimismo, se puede observar en las distintas salas del palacio una gran variedad de armas, pinturas y muebles de la época.

sala-de-armas.JPG

salon-de-porcelanas-y-tapices-braganza.JPG

El palacio abre sus puertas al visitante de Martes a Domingo, en horario de 9,30-12,30 y de 14,00-17,30. La entrada al palacio cuesta en torno a los cinco euros, aunque los domingos por la mañana, la entrada es gratuita.

La visita al palacio se realiza por libre, aunque en el interior del palacio hay carteles informativos en varios idiomas, lo que facilita mucho la visita.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

6 respuestas a El Palacio de los Duques de Braganza en Guimaraes

  1. Kikas dijo:

    Se ve un poquito de cartón piedra…¿no te parece?

  2. Artabria dijo:

    Yo estuve hace unos 10 años y recuerdo que me encantó. Hace dos, volví por allí, pero me tuve que conformar con verlo por fuera porque estaba cerrado 🙁

  3. Carfot dijo:

    Estuve hace unos años y todavía recuerdo cada rincón, simplemente me encantó, es el típico palacio de cuento de hadas. Las vistas desde el castillo también son impresionantes.

    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.