Archivo de la etiqueta: Bélgica

Dulle Griet, el bar de la zapatilla en Gante

Cervecerías en Bélgica hay muchas, y en Gante, una de las ciudades universitarias por excelencia de Flandes, con más razón. Pero sin duda, una sobresale por encima del resto. ¿El motivo? Un zapato. o varios, según se pida. Y es que el Dulle Griet, en pleno centro de Gante, es conocido bajo el sobrenombre de la cervecería de la zapatilla en Gante, por la forma de actuar con sus clientes cuando piden una Kwak, la cerveza típica a pedir en este local.

La Basílica de la Santa Sangre de Brujas

Brujas es una ciudad con muchos rincones curiosos, pero sin duda, uno de los más curiosos que encontrarás durante tu paseo por esta bonita ciudad flamenca es sin duda la Basílica de la Santa Sangre, una iglesia en pleno corazón de Brujas que guarda en su interior una curiosa reliquia. Nada más y nada menos que la sangre de Cristo.

El MIMA de Bruselas, un museo para los amantes del arte urbano

Sin duda alguna Bruselas no solo es la capital de Europa. También es una ciudad con un marcado aire artístico. Son de sobra conocidos por muchos de sus visitantes los grafittis dedicados al mundo del comic y que pueden verse por muchas de las fachadas de la ciudad. Pero si eres fanático de este tipo de arte, tal vez no te conformes con recorrer los murales de la ruta del comic y quieras profundizar un poco más en este mundo. Entonces, el MIMA, sin duda, es tu lugar, un museo que no puedes dejar de visitar en tu viaje a Bruselas.

Qué ver y qué hacer en Amberes (Antwerpen)

Históricamente Amberes siempre ha sido una ciudad muy importante en Europa. La segunda ciudad de Bélgica adquirió fama no sólo por ser un gran centro de producción de diamantes (hoy en día se sigue conociendo a Amberes como la capital mundial del diamante, sino por ser también un importante centro cultural a principios del siglo XVII y por su puerto comercial, a orillas del río Escalda, y en su día el puerto más famoso de Europa.

El Jardín de Invierno de las Ursulinas, la joya modernista de Malinas

Sin duda alguna Malinas fue la ciudad de Flandes que más gratamente me sorprendió. De no esperar a priori demasiado de ella, pasó a encandilarme con la belleza de sus calles empedradas, edificios señoriales, plazoletas y rincones. Y sin duda alguna, gran parte de la culpa la tiene el Jardín de Invierno de las Ursulinas, un edificio modernista que es una auténtica joya, y cuya visita, fue uno de los grandes descubrimientos de mi último viaje a Flandes.