Visita al Monasterio de Oia

Mirando al Atlántico y en plena provincia de Pontevedra se encuentra el monasterio de Oia, un viejo monasterio cisterciense del siglo XII declarado Bien de Interés Cultural y que cada día atrae a más gente. Se trata de un sitio realmente curioso, no solo por la fama e historia que atesora, sino también por lo bonito del entorno en el que está enclavado.

Curiosidades del Monasterio de Oia

Una de las curiosidades que atesora este monasterio es que, según se dice, los monjes cistercienses que vivieron en él introdujeron la cría de caballos en la zona, algo que con el tiempo dio lugar a la famosa fiesta popular gallega de A rapa das bestas, un espectáculo de fama internacional. Otra de las curiosidades es el sobrenombre que recibieron los monjes del monasterio de Oia, conocidos como los «monjes artilleros», sobrenombre que vino dado tras hundir a cinco barcos de piratas turcos que surcaban las aguas de la costa.

Y por supuesto, la famosa leyenda de «la Virgen del Mar», quien se ha convertido en la patrona del Concello de Oia. Según dice esta leyenda, en 1581, unos labradores encuentran en un acantilado de A Orilluda, una imagen de una virgen unida por una cadena a la figura de un perro. La rescataron, y fue llevada a hombros hasta el Monasterio de Oia, donde explicaron que la Virgen había llegado hasta allí desde el mar a lomos de un perro con collar de conchas. Los monjes tomaron a la Virgen sobre sus propios hombros la imagen y la condujeron a la iglesia del Monasterio, donde se le rinde tributo.

Visita al Monasterio de Oia

Dentro de todo el recinto que forma el Monasterio de Oia, destaca especialmente su iglesia, con una fachada muy bonita aunque prácticamente sin decoración, algo típico por otro lado de la época del Cister. En el interior de la iglesia tampoco veréis una asombrosa decoración, pero si destaca el precioso retablo situado tras el altar.

Si se quiere puede visitarse el Monasterio de Oia. La entrada a la iglesia es totalmente gratuita, aunque eso si, para visitar el complejo del monasterio y su claustro se ha de pagar y se realiza mediante visita guiada. El Monasterio actualmente está en desuso, aunque existe un proyecto para convertir las estancias del monasterio en un hotel, con unas vistas al Atlántico, excelentes.

Y ya que estáis por allí, tampoco os perdáis el pequeño pueblo de Oya (Oia), con calles estrechas y casas de piedra. Pequeño pero con mucho encanto.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.