Badajoz, cultura, patrimonio y dehesa

Fue a finales de Noviembre cuando tuve la oportunidad de descubrir durante unos días algunos de los tesoros de la provincia de Badajoz, y tener así por fin, un primer contacto con la hasta entonces para mi desconocida Extremadura, una tierra de la que había oído hablar maravillas pero que hasta el momento no había podido conocer. Mi bautismo con Extremadura empezó en Badajoz, realizando un viaje por algunos de sus puntos más importantes en cuanto a cultura y patrimonio, y conociendo y disfrutando en primera persona, de uno de los paisajes por excelencia de España, la famosa dehesa extremeña.

Como digo, este viaje tuvo una premisa común. Descubrir algunos de los rincones ricos tanto en patrimonio cultural como en patrimonio natural que hay esparcidos por la provincia de Badajoz. Y vaya si lo hicimos. Primero, disfrutando y recorriendo algunas de sus localidades más destacadas, como Llerena, de gran importancia histórica y medieval, el Monasterio de Tentudía, quien presume de coronar el punto más alto de la provincia de Badajoz, la ermita de Nuestra Señora de Ara, conocida popularmente como “la capilla Sixtina extremeña” y sin duda uno de los sitios más espectaculares y sorprendentes de este viaje, o la preciosa ciudad romana de Regina y su famoso teatro. 

También hubo momentos para el patrimonio natural de la zona. Las Cuevas de Fuentes de León o el Monumento Natural de la Mina de la Jayona fueron testigos de nuestro paso por la provincia de Badajoz.

Puedo hablaros y enseñaros alguna foto, pero sin duda que como mejor lo vais a ver es con este vídeo. ¿A que Badajoz tiene muchos sitios interesantes para ver?

Y por supuesto, la gastronomía y todo lo que en Badajoz la rodea. Estando en Extremadura, no podíamos dejar la oportunidad de conocer algo más sobre el mundo del ibérico, y de disfrutar de la Dehesa extremeña, uno de los paisajes más característicos y famosos de España.

¿Sabías que Extremadura cuenta con más de un millón de hectáreas de dehesa? Este curioso paisaje, formado por encinas, alcornoques y algún roble, es el entorno perfecto para el desarrollo y cría del cerdo ibérico, convirtiendo a Extemadura en la capital mundial del ibérico, especialmente del jamón, su producto estrella.

Uno de los mejores lugares para comprender la importancia del cerdo ibérico en la zona es sin duda en Museo del Jamón de Monesterio, un lugar en el que se explican con todo lujo de detalles la vida del cerdo ibérico en la dehesa, y el proceso para realizar un buen jamón ibérico. Otra de las partes del museo, es la dedicada a la matanza, un clásico de la España de hace años, un acto que reunía a familias enteras para realizar el despiece del animal y elaborar distintos productos con los que poder alimentarse durante el año.

Toda esta zona está plagada de secaderos, por lo que si estáis interesados en el tema y tenéis oportunidad, no dejéis de visitar alguno donde os explicarán el proceso de elaboración tanto del jamón como de otros productos ibéricos. Y por supuesto, no dejéis de comer por sus restaurantes, donde se come de maravilla. Os recomiendo si vais a ir, echarle un ojo a estos restaurantes, pues en ellos se come fenomenal.

Igual que antes, nada mejor que ver este vídeo para comprender la belleza de la dehesa extremeña, y la importancia del cerdo ibérico en Extremadura.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.