Qué ver y qué hacer en Roma en 4 días

Visitar Roma es una de esas cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida. La “Ciudad eterna” cuenta con un patrimonio histórico-artístico inigualable, una gastronomía deliciosa que va más allá de la pasta y la pizza y montones de rincones con encanto para quedar en las retinas del viajero eternamente.

En este post os dejamos una ruta para visitar Roma, con todo lo que ver y que hacer en  Roma en 4 días, aunque bien es cierto que el orden en el que hagáis el recorrido puede adaptarse perfectamente según las fechas en las que vayáis y vuestras necesidades de organización.

calle-tipica-roma.JPG

Ruta por Roma: Día 1.

 

Basílica de San Pedro del Vaticano

Os recomendamos madrugar bastante para evitar las filas de acceso a la Plaza De San Pedro y poder aprovechar el resto del día para visitar los Museos Vaticanos. La Basílica puede visitarse desde las 7:00 de la mañana y el acceso a la misma es gratuito. En el interior no te puedes perder la impresionante Piedad de Miguel Ángel así como el Baldaquino situado justo bajo la cúpula.

San-Pedro-vaticano.JPG

Piedad-vaticano.JPG

Existe la opción de subir a la cúpula, aunque para ello hay que pagar 6€ para subir a pie y 8€ para subir uno de los tramos en ascensor.

vistas-cupula-vaticano.JPG

Si quieres visitar las tumbas de los papas hay que pedir cita con mucha antelación a través de la web de La Oficina de Excavaciones del Vaticano ya que la visita está restringida a 250 personas por día. Para llegar al Vaticano puedes coger la línea A de metro (roja) hasta la parada Ottaviano.

Interior-san-pedro-vaticano.jpg

Aquí se puede contratar una visita guiada en español y sin colas para visitar el Vaticano, que además de la Basílica incluye los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina.

Museos Vaticanos

Es una visita imprescindible ya que además de contener algunas de las obras de arte más famosas de toda la historia, al final del recorrido se puede acceder a la Capilla Sixtina y a las Stanzas de Rafael.

techo-capilla-sixtina.JPG

Se pueden visitar de lunes a sábado de 9:00 a 18:00 y es recomendable sacar ticket online con antelación para evitar las largas filas. Los domingos están cerrados, salvo el último domingo de cada mes que se pueden visitar de forma gratuita de 9:00 a 14:00.

escalera-museos-vaticanos.JPG

Si quieres saber más sobre los Museos Vaticanos pincha aquí. Si estáis interesados en una visita guiada en español, podéis contratarla en esta página.

Muy cerca de los Museos Vaticanos se encuentra Castel Sant’Angelo, también conocido como Mausoleo de Adriano ya que las obras fueron iniciadas por este emperador para ser su mausoleo familiar. Después, se integró en la muralla de la ciudad y desde el siglo XIII está conectado con la Ciudad del Vaticano por un corredor ya que ha servido de refugio a los papas durante algunos asedios. También fue utilizado como prisión del Vaticano.

castillo-san-angelo-roma.JPG

En la visita se recorren las diversas estancias así como las colecciones de armas. En nuestra opinión, no es una visita imprescindible, pero si disponéis de tiempo y os apetece visitarlo, la entrada cuesta 10,50€ y puede visitarse de martes a domingo de 9:00 a 19:00.

Castel-Sant-Angelo.JPG

La zona del Trastevere

Por la tarde os recomendamos recorrer el barrio del Trastevere, uno de los barrios con más encanto de Roma.

Vistas-Trastevere.JPG

No podéis perderos la Basílica de Santa María en Trastevere y la Piazza di Santa María, donde se encuentra ubicada. Lo mejor es dejarse llevar y perderse por sus encantadoras calles.

Santa-María-in-Trastevere.JPG

Además, podéis aprovechar para subir a la parte alta del barrio y visitar el templete de San Pietro in Montorio, una de las obras más deliciosas del Cinquecento italiano y financiada por los Reyes Católicos como exvoto por el fallecimiento del Príncipe Juan de Aragón y Castilla. En los alrededores se puede disfrutar de unas preciosas vistas de la ciudad.

San-Pietro-in-Monorio.JPG

Por último, y al caer la tarde, se puede aprovechar para cenar un típico aperitivi, un broche de oro para un día bien aprovechado. En el Trastevere hay muchos lugares para tomarlo y en la orilla del Tíber suelen montar puestos de comida y regalos en verano.

aperitivi-roma.JPG

Ruta por Roma: Día 2

 

El plato fuerte del día son los monumentos romanos el Foro, el Palatino y el Coliseo, tres de las joyas de Roma. La entrada para estos tres monumentos es combinada y la visita lleva gran parte del día. Además es frecuente encontrar largas filas en alguno de esos monumentos. Para evitarlas es posible contratar una visita guiada en español o también puedes empezar la visita por el Palatino a primera hora de la mañana donde tan apenas encontrarás gente. De este modo en el Coliseo no tendrás que esperar la fila para comprar las entradas.

foro-romano-roma.JPG

La entrada combinada tiene un precio de 12€ y se pude visitar todos los días desde las 8:30 hasta una hora antes de la puesta de sol.

coliseo-roma.JPG

El atardecer será, sin duda, el mejor momento para acercarse al mirador que queda entre el Foro y la Plaza del Campidoglio para disfrutar de el espectáculo que supone el Foro bajo la luz rojiza del atardecer, para nosotros es una de las imágenes inolvidables de Roma.

vistas-noche-roma.JPG

En los siguientes enlaces encontrarás más información sobre estos monumentos así como de las visitas guiadas en español que se hacen.

Podéis aprovechar el resto del día para visitar algunos monumentos que se encuentran cerca como:

– Circo Máximo

Si no eres un friki de la historia seguramente solo te parecerá un descampado, pero en este lugar se celebraban las famosas carreras de caros de la Antigua Roma. Hoy todavía es visible la spina y la forma que tuvo en la Antigüedad ya que la mayoría de los monumentos que se encontraban en él hoy están repartidos por distintos museos.

Circo-Maximo.JPG

– Iglesia de Santa María in Cosmedin

El principal atractivo turístico de esta iglesia medieval, construida en el antiguo Foro Boario, se encuentra en su porche, donde se ubica la famosísima Boca de la Verdad cuya leyenda dice los mentirosos que introducen la mano en su boca acaban perdiéndola. Lo cierto es que se trata de una antigua tapa de alcantarilla, aunque la película Vacaciones en Roma acabó por darle la fama.

boca-de-la-verdad-roma.JPG

Suele haber una larga fila de turistas esperando su turno para sacarse una foto con la Boca de la Verdad y hay que pagar 2€ para conseguirla. En el interior De la Iglesia todavía se conservan bonitos mosaicos y pinturas medievales así que merece mucho la pena entrar a verla.

– Foro y columna de Trajano.

Situado frente al Foro, no es de entrada obligatoria, pero sí recomendable, sobre todo si disponéis de algo de tiempo, si bien gran parte de los Foros Imperiales son visibles desde el exterior. Además, allí se encuentra también la Columna de Trajano, una columna de casi 40 metros de altura recorrida por un bajorrelieve en espiral que narra a modo de tebeo las victorias del emperador Trajano frente al pueblo Dacio. En el siglo XVI se reemplazó la escultura que lo coronaba por una imagen de San Pedro.

Columna-trajano-foro-trajano.jpg

– Barrio Judío e Isola Tiberina

También conocido como el Gueto de Roma, se encuentra cerca del Tíber y del Teatro de Marcelo. Es uno de los mejores lugares de Roma para comer ya que hay muchos restaurantes de comida casera. Además, se puede aprovechar para visitar la Isola Tiberina, una isla situada en el río Tíber con una coqueta iglesia y el Teatro de Marcelo, que aunque parece una copia en miniatura del Coliseo, fue edificado 80 años antes que este. Es posible contratar un tour en español para conocer el viejo barrio judío de Roma.

Barrio-judío-roma.JPG

– Plaza del Campidoglio.

En esta plaza situada en lo alto de la colina Capitolina, lugar de fundación de la antigua Roma y  muy cerca del Foro no os podéis perder la escultura ecuestre de Marco Aurelio y la Loba Capitolina, símbolo de la ciudad de Roma. Además en la plaza se pueden visitar los Museos Capitolinos.

Campidoglio-roma.jpg

– Piazza Venezia y Altare della Patria

El atardecer es también uno de los mejores momentos para visitar el Monumento Nacional a Víctor Manuel II, el primer rey de la Italia Unificada. Se trata de un colosal monumento de mármol blanco donde se ubica la Tumba del Militar Desconocido con una “llama eterna” y desde su parte superior hay una bonita panorámica de la ciudad.

Uno de los balcones de la plaza era el lugar desde el que Benito Mussolini daba sus discursos a las masas.

Vistas-roma-desde-monumento-victorio-emmanuel.JPG

– San Pietro in Vincoli

Se trata de una visita indispensable ya que en esta iglesia situada cerca del Coliseo y del barrio de Monti se ubica la famosa escultura del Moisés de Miguel Ángel, encargada para formar parte de la tumba del Papa Julio II.

Moises-roma.JPG

– Monti

Un buen lugar para cerrar el día puede ser el bonito barrio de Monti. Al estilo del Trastevere pero con muchos menos turistas. Galerías de arte, mercados vintage, tiendas de vinos y uno de los mejores cafés de Roma en La Bottega del Caffè. De hecho fue El Barrio en el que se rodaron gran parte de las escenas de A Roma con amor de Woody Allen. En esta zona encontrarás, además de rincones con encanto excelentes restaurantes para comen a buen precio.

Monti-roma.JPG

Ruta por Roma: Día 3

 

– Santa María la Mayor

También conocida como Santa Maria delle Neve, es una de las cuatro basílicas mayores de Roma y una visita imprescindible, además de estar descrita en la Lista de Patrimonio de la Humanidad. Junto son Santa Sabina, es la única iglesia que conserva la planta basilical pura de origen romano y utilizada en los monumentos construidos por los primeros cristianos. En su interior hay una muestra de estilos artísticos muy variados. En ella están sepultados varios papas y contiene también numerosas reliquias.

Santa-maría-la-mayor.JPG

– Cripta de los Capuchinos

Se trata de uno de los monumentos más macabros y curiosos de Roma. Se localiza en la Iglesia de Santa María de la Concepción de los Capuchinos y su cripta está construida con los huesos de los hermanos de la orden que fallecieron entre los siglos XVI y XIX. Escalofriante pero muy curiosa visita. Se puede entrar de viernes a miércoles de 9:00 a 19:00 y la entrada al museo y la cripta tiene un precio de 6€. Las fotos dentro de la cripta están prohibidas.

museo-capuchinos-roma.jpg

– Iglesia de Santa María della Vittoria (Éxtasis de Santa Teresa)

La obra más famosa de esta iglesia es la capilla Cornaro, donde se localiza el Éxtasis de Santa Teresa una de las obras maestras de escultor Gian Lorenzo Bernini. Además la Chiesa de Santa Maria della Vittoria es famosa por haber aparecido como uno de los escenarios de la película Ángeles y Demonios basada en el best seller del mismo nombre escrito por Dan Brown.

Santa-maría-della-Victoria-roma.JPG

– Via del Quirinal: San Carlo alle Quattro Fontane, Palacio del Quirinal.

Hay que recorrer la Vía del Quirinal y ver su Palazzo, una de las tres residencias oficiales del Presidente de la República Italiana y, en otro tiempo, residencia de algunos papas.

Via-del-Quirinal-roma.JPG

En la misma calle se cuenta la Iglesia de San Carlo alle Quattro Fontane, también conocida como “San Carlino”, por sus pequeñas dimensiones. Obra del artista barroco Borromini, responde a una concepción arquitectónica única. Si quieres saber más sobre esta iglesia pincha aquí.

fuente-san-carlino-roma.JPG

– Barrio de Trevi (callejear y Fontana de Trevi)

Seguramente sea la Fontana de Trevi el monumento más reconocido de esta concurrida zona de Roma, pero no el único. El barrio  de Trevi cuenta con oros muchos encantos. Perderse por sus calles y entrar en su iglesias como la Chiesa de Il Jesú, visitar sus plazas como la Piazza Colonna, donde se encuentra la Columna de Marco Aurelio es una experiencia que no te debes perder.

Columna-trevi.JPG

fontana-trevi-roma.JPG

– Panteon

El Panteón de Agripa es uno de los monumentos más visitados de la ciudad de Roma e impresiona saber que fue construido en el siglo II, todo un ejemplo de la argucia constructiva de los romanos que ha permanecido ahí durante casi 2000 años como el primer día y que ha seguido inspirando a artistas a lo largo de toda la historia. En su interior todavía pueden verse los ricos mármoles y los impresionantes casetones que decoran su cúpula abierta en el centro así como las tumbas de personajes ilustres como Víctor Manuel II, primer rey de Italia y su esposa o la del gran artista del renacimiento, Rafael.

La entrada es gratuita y se puede visitar de lunes a sábado de 8:30 a 19:30 y los domingos de 9:00 a 18:00.

Panteon-roma.JPG

– Campo dei Fiori

Se trata de una de las plazas más animadas de Roma, aunque en otra época era el lugar en el que se realizaban las ejecuciones públicas. Hoy un animado marcadillo anima la plaza todas las mañanas de lunes a sábado y al caer la tarde sus terrazas se llegan de ambiente. Un buen lugar para acercarse en cualquier momento del día.

Campo-dei-Fiori-roma.JPG

– Piazza Navona.

Para algunos es una de las plazas más bonitas de Roma y no es para menos, con sus fuentes barrocas, obra de Giacomo della Porta y de Gian Lorenzo Bernini las cuales han inspirado a escritores como Dan Brown, quien ubicó parte de la acción de Ángeles y Demonios en este lugar. Los dos edificios más reconocidos son el Palazzo Pamphili y la Chiesa de Santa Agnes. Esta plaza es también un lugar muy frecuentado por turistas así que los precios de sus terrazas y restaurantes son bastante elevados. Para comer bien, mejor ir a algunas de las calles la rodean.

plaza-Navona.JPG

Para cenar nada mejor que probar alguna de los locales que llevan la fama de servir las mejores pizzas de Roma. Ambos se encuentran en la Vía del Governo Vecchio como Baffetto o en sus proximidades como La Montecarlo.

pizzerias-roma.JPG

Como colofón, un helado en Giolitti, o en alguno de los locales de la cadena Grom, sin duda unos de los mejores helados que probamos en nuestra estancia en la capital italiana.

Ruta por Roma: Día 4

 

Piazza Spagna

Se trata de una de las plazas más emblemáticas de Roma y visita imprescindible. Destaca la inconfundible escalinata que sube hasta la iglesia de Trinità dei Monti y la Fontana della Barcaccia obra de Pietro y Gian Lorenzo Bernini. Muy cerca se encuentra la Vía Condotti, conocida por sus exclusivas tiendas y Vía Margutta, famosa por ser la calle en la que residía el protagonista de la película Vacaciones en Roma. Si quieres saber más sobre los escenarios de esta película en Roma pincha aquí.

plaza-españa-roma.JPG

Piazza del Popolo

Subiendo por la exclusiva Via del Corso llegamos a la Piazza del Popolo, otro de los lugares de visita obligada en Roma. A un lado se encuentran las “iglesias gemelas” de Santa Maria dei Miracoli y Santa Maria in Montesanto.

Al otro lado de la plaza se encuentra la Basílica de Santa María del Popolo donde no hay que perderse la Capilla Chigi obra de Rafael y posteriormente de Bernini.

Piazza-del-Popolo-roma.JPG

Villa Borghese

Junto a la Piazza del Popolo se encuentra Villa Borghese, uno de los parques más grandes de Roma. En su interior se encuentra la Galería Borghese, un museo con obras maestras de artistas de la talla de Caravaggio, Rafael y Bernini. La visita al museo es bastante recomendable, aunque las entradas se venden por turnos y con la hora de entrada marcada por lo que es conveniente ir con tiempo o sacarlas con antelación.

En el parque no te puedes perder el Jardín del lago con el templo de Esculapio, una de las imágenes más bucólicas de Roma.

Galería-Borghese-roma.JPG

San Juan de Letrán

Este es el nombre más común de esta iglesia que realmente está dedicada al Salvador y a los santos Juan Bautista y Juan Evangelista. Es una de las siete iglesias que se deben visitar para alcanzar la indulgencia primaria. Surge en el siglo III y en ella están enterrados varios papas. Cuenta con unas monumentales esculturas de los doce apóstoles y en sus proximidades se encuentra el edificio que alberga la Escalera Santa, que según la tradición es la que subió Cristo en el palacio de Pilatos.

San-Juan-de-Letrán-roma.JPG

Scala-Santa-roma.JPG

Visitar las catacumbas de San Calixto.

Aunque un poco alejadas del centro de la ciudad, en la Via Appia Antica, son fácilmente accesibles en autobús (líneas 118 y 218) así como con la línea B de metro.. Datan de principios del siglo II y su red de galerías mide casi 20 km y alcanzan una profundidad de 20 metros.

Se pueden visitar de 9:00 a 12:00 y de 14:00 a 17:00 de jueves a martes y el precio de la entrada es de 8€, 5€ la reducida.

Catacumbas-san-calixto-roma.JPG

Con este recorrido, bastante intenso, habrás visto lo fundamental de Roma eso sí, todavía quedan muchos rincones por descubrir y lo mejor para ello es perderse sin rumbo por las calles de la ciudad, la mejor forma de sentir la magia de una ciudad empapada de historia como es Roma.

-Otro recorrido para conocer Roma en 4 días: Milviatges: Roma 32 cosas imprescindibles

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>