Curiosidades de la Fontana de Trevi

Catalogada por muchos como una de las fuentes más hermosas del mundo, la Fontana de Trevi es uno de esos rincones mágicos que esconde Roma. Convertida ya en uno de los símbolos de Roma por excelencia, la Fontana de Trevi esconde tras de si multitud de historias y curiosidades que muchas veces escapan al visitante.

Por eso es por lo que hoy nos acercamos hasta esta famosa fuente del centro de Roma, con la intención de, además de contemplar su forma y belleza, conocer algunos de los secretos y las curiosidades de la Fontana de Trevi, algunos conocidos por casi todos, pero muchos otros totalmente desconocidos para la inmensa mayoría.

Dicen que la Fontana de Trevi es la fuente más hermosa del mundo. Y posiblemente méritos tenga para ello. Lo que sí que es seguro es la fuente más grande de Roma, con unas dimensiones de 25,9 metros de alto por 19,8 metros de alto. Pese a todo ello su agua no es potable.

fontana-de-trevi-roma.JPG

El nombre de Fontana de Trevi es un compuesto que viene de las palabras “tre vie” (las tres vías), y hace referencia a la ubicación de la fuente en Roma, ya que se encuentra entre tres calles que forman la pequeña plazoleta.

El agua de la que se abastece la Fontana de Trevi proviene del acueducto “Aqua Virgo” (Agua Virgen), que con más de 2000 años a sus espaldas, es uno de los más antiguos de todo el Imperio Romano.

La Fontana de Trevi comenzó a ser construida por el escultor Nicola Salvi, y a la muerte de éste, fue acabada por Giuseppe Pannini más de 30 años después. Otra de las mayores curiosidades en cuanto a su construcción es que el proyecto de Nicola Salvi estaba claramente inspirado en el proyecto de Lorenzo Bernini, el cual fue rechazado.

detalle-fontana-de-trevi-roma.JPG

Hasta hace pocos años la Fontana de Trevi se encontraba muy deteriorada. Tanto, que sus grietas eran visibles a simple vista por los visitantes. Una donación de 2 millones de euros por parte de una empresa privada permitió su restauración. En total, fueron cerca de 17 meses de trabajos para que la fuente volviera a lucir como tiempo atrás.

En la Fontana de Trevi se representa a Neptuno, dios del mar, domando las aguas. La fuente es de estilo clásico en la fachada del Palacio Poli, y de estilo barroco en las esculturas.

neptuno-fontana-de-trevi-roma.JPG

La fuente está colocada justamente en el lado contrario para el que fue diseñada. La culpa de esto fue del Papa Urbano VIII, quien decidió cambiarla de ubicación ya que donde iba a ser colocada, no iba a poder disfrutar de las vistas. Por eso, se colocó adosada a la pared del Palacio Polo, donde sigue estando actualmente.

fontana-de-trevi-roma.JPG

En la famosa película “La Dolce Vita” podemos ver a sus protagonistas bañarse en la Fontana de Trevi. Por ello, muchas otras personas han intentado bañarse en sus aguas, algo que está totalmente prohibido y fuertemente sancionado. 500 euros es la multa por bañarse en la Fontana de Trevi con ropa. 1000 euros si lo haces desnudo, y hasta 30000 euros y un año de cárcel si al bañarte dañas alguna parte de la fuente.

figura-cabello-fontana-de-trevi-roma.JPG

Es tradición conocida por todos la de tirar una moneda a la Fontana de Trevi. Quizás no sea tan conocido su significado. Lanzando una moneda, la leyenda dice que volverás a Roma, lanzando dos monedas, que vivirás un romance, y lanzando tres, que te casarás. Sea como sea, lo cierto es que se calcula que todos los días se lanzan a la Fontana de Trevi la nada desdeñable cantidad de 3000 euros, lo que supone algo más de un millón de euros al año. Desde el año 2007, todo el dinero que se recoge del fondo de la Fontana de Trevi es destinado a Cáritas para la realización de obras y proyectos sociales.

escudo-fontana-de-trevi-roma.JPG

Y para acabar, la mayor de las curiosidades que encierra la magnífica Fontana de Trevi: la falsa ventana. Y es que si nos fijamos atentamente veremos como la ventana que se encuentra en la parte superior derecha de la fachada es falsa. Es decir, que ni siquiera hay ventana. Simplemente está pintada simulando serlo. Esto ha sido así desde siempre, lo que ha dado pie a multitud de teorías sobre el tema, aunque ninguna clara.

fontana-de-trevi-roma.JPG

Tras conocer todas estas curiosidades sobre la Fontana de Trevi, coincidirás conmigo en que es imposible volverla a ver igual. Ahora si, disfruta con uno de los monumentos más espectaculares de Roma, y ya lo sabes, tómate tu tiempo para disfrutar, todo lo que nos ofrece.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

2 respuestas a Curiosidades de la Fontana de Trevi

  1. Freida dijo:

    Muy util tu entrada. Necesito ayuda para encontrar donde comprar las entradas al Coliseo Romano. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.