Qué ver y qué hacer en Valladolid

Valladolid ha sido siempre una de las ciudades más importantes de España. A lo largo de la historia, han sido numerosos reyes los que la escogieron como lugar de residencia e instauraron en ella la sede de las Cortes de Castilla. Quizás sea por eso por lo que ha llegado a nuestros días y entre sus calles un amplio patrimonio histórico-artístico, dominado fundamentalmente por iglesias y edificios religiosos. Ahora bien, la cuidad de Valladolid también ha sabido reconvertirse en una ciudad moderna, abierta y en la que se come muy pero que muy bien.

Si vais a viajar a Valladolid, en este post encontraréis ideas sobre qué ver y qué hacer en Valladolid.

Para conocer bien todos los secretos de Valladolid, te recomendamos contratar esta visita guiada, con la que conocerás de primera mano los principales monumentos y su historia, en un agradable paseo por Valladolid. Y si quieres descubrir las luces y la imagen nocturna de la ciudad, nada mejor que la visita nocturna “Ríos de luz”, que puedes contratar aquí.

valladolid.JPG

– Plaza mayor

Situada en el corazón de la ciudad, esta monumental plaza, una de las más grandes de España, remonta sus orígenes hasta el siglo XIII y está presidida por dos monumentos.

plaza-mayor-valladolid.JPG

El Ayuntamiento, un bonito edificio de principios del siglo XX que sustituyó al antiguo, proyectado por Juan de Herrera en el siglo XVI.

ayuntamiento-valladolid.JPG

El otro monumento es la escultura que se encuentra en el centro de la plaza y que está dedicada al Conde de Ansúrez, el repoblador y fundador de la ciudad de Valladolid. Hoy, la plaza mayor de Valladolid es testigo de numerosos eventos a lo largo de todo el año y un lugar siempre concurrido.

ayuntamiento-valladolid.jpg

– Campo Grande

Los orígenes de este parque se remontan hasta 1787, cuando comenzaron a trazarse varias de las calles que hoy lo bordean y que por aquel entonces se encontraban fuera de la ciudad, junto a la conocida como Puerta del Campo.

No fue hasta el siglo XIX cuando comenzó a proyectarse como zona ajardinada. Una de las cosas más llamativas son sus pajareras, con diversas especies de aves como faisanes, pavos reales, palomas, gallos y gallinas que hacen las delicias de los más pequeños.

pavo-real-campo-grande-valladolid.JPG

Entre las especies arbóreas también hay mucha variedad convirtiéndose en una especie de jardín botánico salpicado de esculturas y memoriales en el centro de la ciudad. Sin duda, una visita imprescindible en un viaje a Valladolid. Además, en una de las avenidas que bordean el parque se encuentra la Oficina de Turismo de Valladolid.

campo-grande-valladolid.JPG

– Convento de los Agustinos Filipinos

Proyectado en el siglo XVIII y en uno de los bordes del Parque del Campo Grande, se encuentra el Convento de los Agustinos Filipinos, cuyo objetivo era formar sacerdotes con destino en Filipinas. Fue el rey Felipe V quien decidió que esta labora se llevaría a cabo en Valladolid.

convento-agustinos-filipinos-valladolid.JPG

El edificio fue proyectado por el arquitecto Ventura Rodríguez, aunque recoge muchas influencias de otros edificios como el Palacio de San Lorenzo de El Escorial o del de la Granja de San Ildefonso, en Segovia.

En su interior, además de la Iglesia, se puede visitar el Museo de Arte Oriental, que cuenta con una colección inigualable en España de obras de arte chino, filipino y japonés. El museo se puede visitar de lunes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 y los domingos y festivos, de 10:00 a 14:00.

museo-arte-oriental-valladolid.JPG

– Plaza y estatua de Colón

Situada muy cerca del Convento de los Agustinos Filipinos, se encuentra en parte del terreno que antes ocupaba el Convento de los Capuchinos.

El monumento a Colón es en realidad un monumento al Descubrimiento de América realizado en 1892 para conmemorar el 4º centenario de la llegada al nuevo continente. En su origen fue proyectada para presidir la plaza central de La Habana, pero tras la pérdida de Cuba fue devuelta a España.

monumento-colon-valladolid.JPG

– Plaza de Zorrilla

Se trata de uno de los primeros sitios con los que te encuentras al llegar a Valladolid. Antiguamente era conocida como la Puerta del Campo ya que constituía el límite meridional de la ciudad. Aquí tuvieron lugar enfrentamientos bélicos durante la Edad Media, ejecuciones en la época de la Inquisición y hasta alguna corrida de toros.

plaza-zorrilla-valladolid.JPG

En el centro se alza el monumento al poeta José Zorrilla y en uno de los laterales, la sede de la Unidad de Caballería del Ejército en Valladolid. Sin duda, uno de los edificios más impresionantes de Valladolid y en cuyo interior se puede visitar un museo que contiene pinturas, esculturas y una colección de estandartes y soldados de plomo que se remonta hasta el siglo XVI.

unidad-de-caballeria-valladolid.JPG

– Catedral de Valladolid

Este edificio de estilo sobrio aunque con algún detalle barroco fue concebido por el arquitecto Juan de Herrera en el siglo XVI. Fue la tercera gran iglesia de Valladolid, después de Santa María la Antigua y la Colegiata.

De nuevo se trasladó a Valladolid el estilo y el sistema de trabajo que se había llevado anteriormente en El Escorial, por lo que volvemos a encontrarnos con un edifico austero, si bien las obras se prolongaron hasta el siglo XVIII. La torre fue dañada por el terremoto de Lisboa de 1755 y se hundió casi un siglo después.

catedral-valladolid.JPG

El horario de visita es de 10:00 a 13:30 y de 16:30 a 19:00. Los sábados, domingos y festivos solo se puede visitar en horario de mañanas. Si quieres visitar la torre de la catedral y disfrutar de unas increíbles vistas de la ciudad, puedes comprar los tickets para subir aquí. (Aunque sale mejor de precio el comprar la entrada conjunta que incluye la visita a la catedral, la subida a la torre y la entrada al museo Diocesano, que se compra aquí.)

– Pasaje Gutiérrez

Es uno de los rincones más especiales de la ciudad y una de las pocas galerías de este estilo que quedan en España. Y es que el Pasaje Gutiérrez fue creado a finales del siglo XIX como una galería comercial para la burguesía vallisoletana y en sus comercios se vendían productos de toda Europa. Por ese motivo no es de extrañar que en el centro del pasaje se encuentre una escultura de Mercurio, el dios del comercio.

pasaje-gutierrez-valladolid.JPG

– Iglesia de las Francesas

Esta iglesia tiene su origen en el convento de Santa Cruz de Comendadores, fundado en 1487, aunque de la edificación original únicamente se conserva el claustro interior de tres pisos.

La iglesia es de una sola nave y fue renovada en el siglo XVIII. Su actual nombre viene de la orden de las mojas dominicas francesas, las últimas que poseyeron el convento. Hoy, el claustro ha sido rehabilitado como sala de exposiciones.

iglesia-de-las-francesas-valladolid.JPG

– Iglesia de San Pablo

Esta monumental iglesia es lo único que queda del antiguo convento de Dominicos del siglo XIII que fue destruido durante las desamortizaciones para construir el Instituto Zorrilla.

iglesia-san-pablo-valladolid.JPG

En este templo fue bautizado nada más y nada menos que el rey Felipe II. La iglesia que vemos hoy en día fue impulsada por el Cardenal Torquemada, entre otros, aunque en el siglo XVII se llevaron a cabo profundas reformas. Sin duda, su fachada, junto con la del anejo Colegio de San Gregorio, es una de las más ricamente trabajadas que se han conservado en Valladolid.

iglesia-san-pablo-valladolid-detqalles.JPG

– Museo Nacional de Escultura

Ubicado en el Colegio de San Gregorio, uno de los edificios más impresionantes de Valladolid, en su interior se encuentra el Museo Nacional de Escultura, uno de los museos más antiguos de España y con una de las colecciones más destacadas. El museo se formó principalmente a partir de los fondos procedentes de las desamortizaciones. Destacan las obras de Berruguete, Juan de Junio o Gregorio Fernández y las pinturas de artistas como Rubens o Zurbarán.

museo-nacional-escultura-valladolid.JPG

Sus inmensas colecciones se ubican en el Colegio de San Gregorio, un palacio que data de época de los Reyes Católicos, con una refinada ornamentación en su fachada. El edificio fue inicialmente concebido como colegio de Teología para los frailes dominicos del convento de San Pablo.

También hay colecciones en los cercanos Palacio de Villena, donde se expone el Belén Napolitano y en el cercano Palacio del Concebido de Gondomar. Desde luego, una de las visitas imprescindibles que hacer en Valladolid.

belen-napolitano-valladolid.JPG

Se puede visitar de martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:30 y los domingos y festivos de 10:00 a 14:00. La tarifa general de acceso es de 3€ y la reducida 1,50€. Los sábados por la tarde, domingos y algunos días especiales, la entrada es gratuita. El museo permanece cerrado los días 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 8 de septiembre y 24, 25 y 31 de diciembre.

– Iglesia del Salvador

En esta iglesia fue bautizado San Pedro Regalado, patrón de Valladolid. De hecho, todavía se conserva la pila bautismal en la que el santo fue bautizado en 1390. En su interior se conserva también un bonito retablo flamenco.

– Iglesia y Monasterio de San Benito El Real

La orden Benedictina se instaló aquí a finales del siglo XIV gracias a la donación del solar por parte del rey Juan I.

Hoy, en el antiguo edificio y sus patios se ubica el Museo de Arte Contemporáneo Español. En cuanto a la arquitectura De la Iglesia destaca la torre-pórtico, obra de arquitecto castellano Gil de Hontañón.

monasterio-san-benito-el-real.JPG

-Iglesia Penitencial de la Vera Cruz

Este edificio fue mandado construir por la cofradía de la Santísima Vera Cruz a finales del siglo XVI, en 1581. La institución se dedicaba al cuidado de enfermos.

Su fachada la preside una escultura del emperador Constantino ya que fue su madre, Santa Elena, quien descubrió los restos de la Vera Cruz. En su interior se puede ver una importante colección de tallas procesionales de escultores como Gregorio Fernández y Andrés Solanas.

iglesia-vera-cruz-valladolid.JPG

– Iglesia De Santiago

Esta pequeña iglesia fue promovida por el comerciante Luis de la Serna para servir como enterramiento familiar a finales del siglo XV. En su interior cabe destacar el retablo de Alonso Berruguete, del siglo XVI, que representa la Adoración de los Reyes.

– Iglesia de Santa María la Antigua

Si hay una iglesia que se ha convertido en símbolo de Valladolid, esa es Santa María la Antigua, cuyos orígenes se remontan hasta el siglo XI y la fundación de la ciudad por el Conde Ansúrez.

Sus elementos, que datan de diversos siglos, dan prueba de la resistencia de esta iglesia a lo largo del tiempo. Del siglo XIII conserva la torre y el pórtico pero la iglesia fue reformada en el siglo XIV y, de nuevo reforzada a mediados del siglo XVI por el arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón.

iglesia-santa-martia-la-antigua-valladolid.JPG

– Fachada y atrio de la Universidad

El edificio, situado en la plaza de Cervantes, es uno de los mejores ejemplos de barroco civil en España. Aunque el edificio data del siglo XVIII, la existencia de la Universidad de Valladolid se remonta varios siglos atrás, siendo, junto con la de Alcalá de Henares, una de las universidades más antiguas de España.

Las esculturas de su fachada simbolizan las principales enseñanzas como la Retórica, el Derecho Canónico, la Astrología, la Medicina, la Filosofía, la Teología o la Historia. Además, también se representa a la alegoría de la sabiduría venciendo a la ignorancia.

fachada-atrio-universidad-valladolid.JPG

– Palacio de Pimentel

Este palacio que hoy es sede de la Diputación Provincial de Valladolid, recibe el nombre del que fue su propietario en el siglo XV, don Bernardino de Pimentel, Marqués de Távara. Su elemento más reconocido es la ventana esquinada de estilo plateros o y los artesonados mudéjares de su interior.

palacio-pimente-valladolid.JPG

– Calles porticadas de los alrededores de la Plaza Mayor

No hay que dejar de pasear por estas calles porticadas tan típicas de las ciudades castellanas. Hoy son los comercios y las terrazas de los bares y restaurantes los que ocupan el espacio de los porches, pero en toro tiempo fueron los talleres de los artesanos de los distintos gremios quienes sacaban sus puestos a la calle los días de mercado.

calle-soportales-valladolid.JPG

– Mercado del Val

Muy próximo a la iglesia de San Benito, el Mercado del Val de Valladolid fue construido entre 1878 y 1882 y hoy en día es el mercado más antiguo que se conserva en la ciudad y un buen ejemplo de arquitectura del hierro.

mercado-del-val-valladolid.JPG

– Edificios modernistas y Art Decó

Aunque Valladolid cuenta con innumerables ejemplos de arquitectura religiosa de la Edad Media y Edad Moderna, también tiene una gran riqueza en cuanto a arquitectura modernista y art decó se refiere.

La mayoría de los edificios de este estilo datan de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. No hay más que pasear por las calles de Valladolid prestando un poco de atención a su arquitectura para descubrir bellísimos edificios de estos estilos artísticos.

art-deco-valladolid.JPG

– Seguir la ruta de El Hereje

Seguir los pasos de la novela El Hereje de Miguel Delibes es una gran oportunidad para sumergirse también en la historia de Valladolid y recorrer, al mismo tiempo, algunos de los monumentos más destacados de la cuidad, como la plaza de San Pablo, la plaza Mayor o algunos de los palacios de Valladolid. Si no quieres hacer la ruta por tu cuenta, esta visita guiada literaria es la oportunidad para descubrir la Valladolid que pone Miguel Delibes en su obra.

No es éste el único autor que encontraréis reflejado por Valladolid, quien dedica también una estatua a Miguel de Cervantes, quien vivió una temporada en la ciudad.

estua-cervantes-valladolid.JPG

Y si eres amante de la novela negra, seguro que has leído Memento Mori, la primera novela de la triología Versos, canciones y trocitos de carne, del escritor César Pérez de Gellida. Como ocurre en Vitoria con El silencio de la ciudad Blanca, en Valladolid también puedes hacer la ruta literaria siguiendo los escenarios de la novela. Puedes reservar la visita aquí.

– Gastronomía

Las tapas son uno de los puntos fuertes de Valladolid por que no puedes visitar la ciudad y no dedicar un tiempo a disfrutar de las mejores tapas de la ciudad. En Los Zagales encontramos, sin duda, las más originales y elaboradas, de hecho, han recibido varios galardones; mientras que el bar Jero cuenta con una de las barras de pintxos más suculentas de la ciudad. Aquí te recomendamos algunos bares buenos para irte de tapas en Valladolid.

tigretoston.jpg

-Más excursiones tours y visitas guiadas en Valladolid

Si cuentas con tiempo, también se pueden visitar monumentos como el Convento de Santa Isabel, donde se conservan piezas escultóricas de artistas como Gregorio Fernández o Juan de Juni, y donde probar los deliciosos postres que cocinan las hermanas. Si quieres, puedes descubrir este monumentos con una visita teatralizada reservando aquí.

También con una visita teatralidad puedes acercarte a conocer el Monasterio de San Joaquín y Santa Ana. Estas visitas son muy divertidas, sobre todo si viajas con niños. Puedes reservar tus tickets aquí.

Pero si quieres conocer Valladolid de forma diferente, existe la posibilidad de hacer tours en bicicleta y hasta de sobrevolar la ciudad en globo. Sin duda, una experiencia única.

Además, si tu estancia es de varios días, puedes aprovechar para visitar algunas bodegas en los alrededores, bien por tu cuenta o con esta excursión a las conocidas bodegas Ramón Bilbao, o esta otra excursión a las bodegas Yllera.

Si, por el contrario, no cuentas con mucho tiempo para visitar Valladolid, puedes optar por el bus turístico, una opción con la que conocer la ciudad en un par de horas visitando, incluso, sus monumentos principales. Puedes reservar el bus turístico de Valladolid aquí.

Una respuesta a Qué ver y qué hacer en Valladolid

  1. OLGA ELIZABETH dijo:

    El contenido de esta información anima visitar y a vivir un lugar tan importante en su Historia y Cultura, sus edificios y todo el conjunto de esta castellana con solera y hermosa Ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>