Visitar el Monasterio del Escorial

A unos 60 km al noroeste de Madrid se encuentra el Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial, un monumento único, con siglos de historia a sus espaldas, situado en plena sierra, rodeado de naturaleza y en un estado de conservación envidiable, como si acabara de ser construido. Hoy además de frecuentado por multitud de turistas cada día, sigue habitado por una comunidad de monjes Agustinos que se encargan del mantenimiento de algunas de sus estancias, entre ellas, el Panteón Real, todo un pedazo de la historia de España. Por eso, visitar el monasterio del Escorial es una de las visitas culturales más interesantes que hacer en los alrededores de Madrid.

monasterio-escorial-madrid.JPG

Pero empecemos por el principio. Este edificio fue mandado construir por Felipe II a mediados del siglo XVI. El nombre de San Lorenzo no tiene nada de casual, ya que el rey decidió dedicar a este santo el monasterio debido a su victoria contra los ejércitos franceses en la batalla de San Quintín el 10 de agosto de 1567, día de San Lorenzo.

El estilo arquitectónico de este complejo también es único y tiene nombre propio, “herreriano”, debido a la influencia del arquitecto Juan de Herrera, uno de los encargados de las obras. La arquitectura del Escorial se caracteriza por su sobriedad y su monumentalidad, un reflejo de la personalidad y los valores del rey que lo encargaba y cuyo imperio se extendía por todos los confines del mundo.

monasterio-escorial.JPG

Uno de los motivos de su construcción fuel deseo de Carlos V de contar con un lugar de culto en torno a un panteón real donde acabarán por ser enterrados junto a sus esposas gran parte de los monarcas españoles. Este Panteón Real es una de las partes más esperadas de la visita.

En realidad, el complejo cuenta con varias partes. En primer lugar se visita el Palacio de los Borbones, el más reciente en el tiempo y únicamente accesible con visita guiada. En esta zona se encuentran las dependencias más lujosas que la dinastía de los Borbones remodeló a su llegada al trono español para huir de la austeridad del palacio concebido por Felipe II. De hecho, estos reyes no residían la mayor parte del tiempo aquí sino que únicamente pasaban el otoño ya que en invierno se desplazaban al Palacio Real de Madrid, en primavera al Palacio de Aranjuez y en verano al Palacio de Granja de San Ildefonso, en Segovia.

jardines-escorial.JPG

Otra de las zonas que se visita es el Palacio de los Austrias. En esta área se recorren las dependencias donde pasó sus días Felipe II, el artífice de este edificio y quien, por expreso deseo suyo, hizo construir una silla para ser llevado a este palacio a pasar sus últimos días estando ya muy enfermo. Estas salas son mucho más austeras pero, para mi gusto, tienen todo el encanto de la época de los Austrias, una de las más florecientes de la política española.

La sala de las batallas es una de las dependencias más impresionantes. En ella se recrean en forma de grandes pinturas murales algunas de las batallas más importantes de la historia anterior a la construcción del edifico. La reconquista y la Batalla de San Quintín tienen un protagonismo especial.

Un complejo de tal envergadura debía contar con una iglesia a su altura, por lo que la basílica es otra de las construcciones más destacadas.

iglesia-escorial.JPG

Por último, una de nuestras salas favoritas y que no deja indiferentes a los visitantes, es la biblioteca. Se trata de toda una joya del saber donde, además de tesoros literarios, se conservan mapas, tratados y objetos científicos de la época.

bibilioteca-escorial.JPG

En otras de las salas puede visitarse una exposición de pinturas con grandes obras de la época de los Austrias, incluidas algunas de El Greco. La visita se completa con los jardines, por los que se puede pasear libremente.

Precio y horarios del Escorial

El precio de la entrada es de 10€ aunque la visita al Escorial es gratuita para parados, personas con discapacidad, personal docente y para todo el público los miércoles y jueves de 15:00 a 18:00 de octubre a marzo y de 17:00 a 20:00 de abril a septiembre así como el 18 de mayo (día internacional de los museos) y el 12 de octubre (día de la Hispanidad). La visita guiada tiene un coste adicional de 4€ por persona. Esta visita permite pasar por las salas del Palacio de los Borbones. Eso si, pese a haber pagado, las fotografías en el interior del recinto están totalmente prohibidas.

El horario de visita del monumento de es de martes a domingo de 10:00 a 18:00 de octubre a mayo y de 10:00 a 20:00 de abril a septiembre.

¿Cómo llegar al Escorial?

Para llegar al Monasterio del Escorial se puede coger la línea C8 de cercanías hasta El Escorial. Una vez allí hay un autobús que sube hasta el monumento pero también se puede dar un agradable paseo de unos 15 minutos a través del parque de Casa del Príncipe Carlos.

Desde luego, visitar el Monasterio del Escorial es una actividad que merece la pena y que permite conocer en profundidad uno de los pedazos más importantes de la historia de España, además de un plan realmente barato para hacer en Madrid si es que vas un miércoles, pues no se paga entrada.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.