Vienna Pass, la tarjeta turística para visitar Viena

Cada vez me convence más la idea esa de comprar una tarjeta turística en una gran ciudad. Una tarjeta de esas que duran unos cuantos días y que incluyen las entradas a los principales monumentos y puntos de interés de la ciudad, así como muchas veces, también el transporte, aunque esto último no siempre.

Por eso, cuando preparé mi viaje a Viena, una de las cosas que miré eran las tarjetas turísticas que podía adquirir, y allí, la Vienna Pass surgió como una de las mejores opciones para visitar Viena.

vienna-pass-tarjeta-turistica-viena.jpg

¿Qué ventajas tiene la Vienna Pass?

La Vienna Pass tiene varias ventajas. La primera es que incluye más de 60 atracciones, entre las que destacan algunas de las imprescindibles en un viaje a Viena, como la subida a la noria del parque de atracciones del Prater, el palacio de Schönbrunn, la biblioteca nacional de Austria o la casa de Mozart. La hay de diferentes días de duración, por lo que puedes adquirir la que más se adapte a tu viaje.

noria-prater-viena.jpg

La segunda ventaja que ofrece es el hecho de poderse saltar algunas filas. Y ésto puede ser de utilidad es ciertos lugares como el ya mencionado Palacio de Schönbrunn, donde la cola general de los tickets de admisión para los que no son usuarios de la Vienna Pass es bastante larga.

palacio-schönbrunn-viena.jpg

Incluye transporte, pero no el metro. La Vienna Pass incluye el acceso a todas las líneas de los autobuses Hop On Hop Off, autobuses turísticos que recorren los principales monumentos y puntos de la visita de la ciudad.

Y por supuesto el precio, ya que adquiriendo la Vienna Pass se ahorra dinero, ya que sale mucho más barato que pagar las entradas por separado. Viena es una ciudad cara, bastante cara diría yo, por lo que aún sale más a cuento comprarse la Vienna Pass.

Recomendaciones y consejos tras utilizar la Vienna Pass

La primera obviamente es adquirirla, porque como he dicho Viena es una ciudad cara y sale bastante rentable el comprarla si se van a visitar los principales monumentos y puntos de interés de la ciudad.

palacio-belvedere-viena.jpg

La segunda es hacerse un listado de qué es lo que entra y en qué línea de autobús hop on hop off está, de tal forma que podamos elegir qué ver y donde nos combiene bajarnos en cada línea de autobús (las cuales van diferenciadas por colores).

En el pequeño libreto-guía que nos dan con la Vienna Pass viene perfectamente señalado, separando por colores (los mismos de las líneas de autobús) monumentos y lugares que nos entran con la Vienna Pass, que además incluye un mapa con las líneas y paradas de los diferentes autobuses.

Aunque si no disponéis de mucho tiempo en Viena y queréis amortizar mucho la tarjeta Vienna Pass, personalmente aconsejo sacarse también un pase de metro, pues en metro uno se mueve más rápido por la ciudad que en los autobuses. Eso si, en los autobuses te dan auriculares y te van explicando cosas durante los recorridos.

autobus-turistico-viena.jpg

Otra de las cosas importantes que debemos saber como usuarios de la Vienna Pass, es que el tenerla no nos da acceso directo a las atracciones. Me explico: siempre tendremos que ir a la taquilla y mostrar nuestra Vienna Pass para que nos den un ticket con el que entrar. No pagaremos nada por la entrada, ya que tenemos la Vienna Pass, pero si es necesario pasar por taquilla para que nos den esa entrada con la que deberemos entrar a ver las cosas. Como decía antes, hay colas especiales para los usuarios de la Vienna Pass con el fin de ahorrar tiempo en las colas y no tener que esperar.

Y finalmente, el punto de recogida de la Vienna Pass, algo que me resultó difícil de encontrar en un principio pero que sabiéndolo no tiene pérdida. La Vienna Pass se recoge en el local que la Vienna Pass tiene en el metro de Karlsplatz, una céntrica estación de metro bastante grande. El local, se encuentra al lado de las escaleras de acceso al metro que hay justo a los pies de la Ópera. (Si vais con el Google Maps sin saberlo, como me pasó a mi y a algunos otros que me encontré por el centro de Viena, os volveréis locos buscando el sitio). No está en la calle, no. Hay que bajar al pasaje del metro.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.