Visitar la Ópera de Viena

Uno no puede visitar la capital de Austria sin visitar la Ópera de Viena, uno de sus edificios más bonitos, especialmente por el interior, y una de las visitas de referencia de todo aquel que se acerca a la ciudad.

Si quieres saber más sobre cómo visitar la Ópera de Viena y conocer un poco más de su historia te invito a seguir leyendo. En esta entrada encontrarás todo tipo de información sobre como visitar la Ópera de Viena.

Si quieres visitar la Ópera de Viena tendrás que ir al anillo de la ciudad. «The Ring», nombre por la que es conocida esta popular calle vienesa es el lugar donde se encuentra el edificio de la Ópera, en el mismo centro de la ciudad. De hecho el edificio de la Ópera fue el primer edificio de esta calle en ser terminado. Fue inaugurado en 1869 con la obra Don Giovanni de Mozart, y tuvo un diseño renacentista. La verdad es que el edificio por fuera no llama demasiado la atención, por lo que incluso para los propios habitantes de la ciudad fue un poco decepcionante. Tal fue el malestar de los ciudadanos de la ciudad con la obra de la Ópera de Viena, que el propio arquitecto encargado de la obra decidió suicidarse. Ahora bien, por dentro, la Ópera es preciosa, por lo que visitar la Ópera de Viena es una de las cosas obligatorias que hacer en Viena.

No es posible visitar la Ópera de Viena por libre, sino que hay que hacerlo mediante visita guiada en diferentes grupos según el idioma en el que se quiera hacer la visita. Todos los grupos salen del hall principal, y poco a poco se va subiendo por la escalera principal para llegar el auditorio donde se representan las obras, con capacidad para más de 2000 personas. Quedaros con la sala de la escalera principal y sus estatuas, las cuales representan las siete artes liberales, pues es realmente bella. Si os fijáis por los techos y paredes, también veréis relieves y pinturas dedicados al mundo de la ópera.

Como decía, se pasa al auditorio principal, donde puedes sentarte en las butacas de alguno de sus palcos. Como curiosidad os diré que aquí no es donde se celebra el famoso concierto de año nuevo. Es un error bastante común de mucha gente, pero lo cierto es que el concierto de año nuevo que todos los años televisan se realiza en la Sala Dorada de la Musikverein de Viena , eso si, a muy pocos metros de la Ópera de Viena, y por cierto, el lugar también es visitable.

Durante la visita guiada, se pasa por otras salas del interior del edificio, como la llamada Sala del Te del emperador Francisco José, que era como su propio nombre dice el sitio donde el emperador austriaco tomaba el te con sus allegados.

También se visita el vestíbulo Scwind, lleno de pinturas que evocan a la ópera y uno de las salas más emblemáticas de la Ópera de Viena y también por la sala Gustav Mahler, decorada con tapices de la flauta mágica y en donde hay una cafetería.

Finalmente y tras ver parte del backstage, volveremos a salir al patio de butacas del auditorio, pero esta vez a la parte baja, donde se da por finalizada la visita a la Ópera de Viena.

Hay mucha gente que quiere ver una ópera en la Ópera de Viena, y al decir verdad no es mala idea. Por internet pueden adquirirse entradas para disfrutar del espectáculo, pero si queréis ver una ópera bien de precio, lo mejor es comprar las entradas a última hora en las inmediaciones de la Ópera. Todos los días se reservan unas pocas entradas que se venden en el acto en la misma Ópera a precios muy reducidos. Estoy hablando de 3, 4 o 5 euros la entrada. Lo único que son entradas para estar de pie durante todo el rato que dure la función, y eso si, si vais a usar esta modalidad de entrada os recomiendo entrar con tiempo para coger un buen sitio, ya que ese tipo de entradas no están numeradas.

Si queréis visitar la Ópera deberéis de saber que ésta no entra en la Viena Pass, sino que se reserva el tour allí mismo. Si vais a visitar la ciudad, una buena idea puede ser la de hacer esta visita guiada por Viena, que te incluye además la entrada y visita a la Ópera, y que además no está mal de precio.

Si preferís visitar la ciudad a vuestro aire, entonces recordar comprar la Viena Pass para ahorrar algo de dinero, y por supuesto de acercarse hasta el edificio de la Ópera para hacer la reserva y poder ver la ópera de Viena.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.