La carretera de los Cayos de Florida, mi primer roadtrip por EEUU

Cuantas veces hemos visto en las películas el placer que es recorrer EEUU a bordo de un coche. La gran pantalla ha sido el medio que nos ha hecho soñar miles de veces con ser protagonistas de un roadtrip por EEUU. Y en los cayos de Florida, por fin, pude hacerlo realidad. Un corto pero intenso roadtrip al más puro estilo americano. Y tras éste, y visto el éxito obtenido, vendrán muchos más. Por la aventura en si, por lo que fácil que es conducir un coche en los EEUU y porque tirar millas sin tener nada programado tiene en el fondo su punto.

Como digo repetiré. Y en parte se lo debo a la gran experiencia que resultó la carretera de los cayos de Florida, la conocida Overseas Highway, una carretera que tiene la particularidad de meterse mar adentro, atravesando los cayos hasta llegar a el último de ellos, Cayo Hueso. Por el camino, agua. A los dos lados. Y también cayos. Muchísimos.

carretera-cayos-florida.jpg

Los cayos de Florida son un archipiélago formado por más de 1700 islotes que a lo largo de 350 kilómetros separan de manera natural el océano Atlántico del Golfo de México. Pese a la gran cantidad de cayos existentes, esta zona no está extremadamente poblada, por lo que encontrar cayos deshabitados es bastante fácil. La mayoría de la población, se agrupa en torno a Cayo Hueso, el último de los cayos y por ende, el más cercano a Cuba (escasamente 90 millas lo separan de La Habana).

conducir-por-los-cayos-de-florida.JPG

En esta travesía hasta Cayo Hueso, lugar de uno de los atardeceres más bonitos que he presenciado jamás, la carretera de los cayos de Florida deja muchos rincones para el recuerdo. Innumerables son las calas y pequeñas playas que la carretera va dejando a ambos lados y en las que parar el coche para bajar y darse un baño es casi una obligación.

ocean-highway-florida.JPG

Ya en Cayo Largo, el primero de los cayos y también como su nombre dice el más largo, los amantes del buceo encontrarán distintos lugares en los que poder hacer una inmersión, o practicar snorkel, pues son muchas las empresas de este tipo las que se agolpan a ambos lados de la carretera. Lo mismo ocurre en Islamorada, otro de los principales cayos, en el que además de todo esto, también es posible visitar algún museo del buceo, en el que ver  los distintos «tesoros» que los pescadores han ido sacando del fondo de estas aguas.

cayos-miami-carretera.JPG

Otro de los puntos emblemáticos de esta carretera de los cayos de Florida es el puente de las 7 millas, famoso puente por haber sido partícipe de una de las escenas más conocidas de la película «Mentiras arriesgadas» (True Lies). Lo encontramos a la salida de Marathon, otro de los cayos más conocidos, y por cierto, lugar en el que decidimos hacer noche a nuestra vuelta de Cayo Hueso. (Si, ir y a Cayo Hueso y volver a Miami en un solo día es una soberana paliza, además de que ver el atardecer en Cayo Hueso se hace casi imprescindible. Como los precios de los alojamientos allí son muy altos, lo mejor es alejarse un poco para encontrar precios más asequibles. En nuestro caso, elegimos Marathon para parar a dormir a nuestra vuelta hacia Miami).

puente-de-las-7-millas.jpg

Tras pasar el puente de las 7 millas, entramos en Big Pine Key, otro de los cayos en los que es recomendable parar, sobre todo si se quiere ver a los llamados ciervos de los cayos. Los Key Deers, una subespecie del ciervo común, sólo se encuentran en este y otro cayo de la zona, y están protegidos (y mucho) por la ley. Llama la atención encontrar ciervos en un lugar como este, y es que dicen que los ciervos llegaron hasta aquí en los barcos de los descubridores, y desde entonces, se han establecido en estos cayos.  Por la carretera son constantes las señales que avisan de su presencia en la zona, aunque si lo que se quiere es verlos, lo mejor es salir de ella y recorrer con el coche algunos de los caminos de los alrededores. con un poco de suerte, no te será muy complicado dar con alguno de estos animalitos, pues merodean a sus anchas por los alrededores.

ciervos-big-pine-key.JPG

La Ocean Highway sigue atravesando pequeños cayos hasta que muere en su destino final, Cayo Hueso, la ciudad más meridional de los Estados Unidos continental, a tan solo unas pocas millas de La Habana. Tan pocas, que estando en Cayo Hueso se está mucho más cerca de La Habana que del propio Miami.

Y merece mucho la pena llegar hasta aquí, principalmente por dos motivos. Uno, por el haber tenido que recorrer obligatoriamente la carretera de los cayos de Florida, lo que ya es una gozada en si misma. Y otro, porque Cayo Hueso al atardecer, es un paraíso que hay que conocer.

cayo-hueso.JPG

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

4 respuestas a La carretera de los Cayos de Florida, mi primer roadtrip por EEUU

  1. Una cita obligatoria para todos los que nos guste conducir, encima con un final tan espectacular como Cayo Hueso. Posiblemente sea nuestro destino del verano de 2016, así que a tomar nota se ha dicho 🙂

    ¡Saludotes!

    • xipo dijo:

      A mi me gustó bastante la zona, y eso que al principio no daba demasiado por ella! Cualquier cosa que necesitéis me decís y os cuento! Muy buena elección, me resultó un viajazo! saludos

  2. Carmen dijo:

    Con lo que ami me gusta meter kilómetros en coche!! Sin duda una ruta que me apunto, quizás algún día… quien sabe.
    Gracias por compartir, como siempre preciosas fotos acompañadas de una buena descripción.
    Un saludo

    • xipo dijo:

      Al final resultó ser una experiencia muy enriquecedora. Yo la recomiendo totalmente, por lo bonito del paisaje, por lo curiosa de la carretera y por la experiencia en si. si puedes, hazla, vale la pena. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.