El atardecer de Cayo Hueso, uno de los más bonitos del mundo

Había oído hablar maravillas del atardecer de Cayo Hueso. De hecho, ese fue el motivo principal para coger el coche y aventurarnos a hacer la Overseas Highway, la carretera de los cayos de Florida. También había visto alguna fotografía, pero jamás había imaginado que sentiría lo que sentí sentado en Mallory Square viendo el sol desaparecer. Fueron algunos de los minutos más mágicos de mi vida.

Y es que fue un atardecer lleno de sensaciones. Uno de esos momentos de recogimiento espiritual a pesar de estar rodeados de cientos de personas. Un espectáculo casi único que no se si tendré la suerte de volver a ver.

cayo-hueso-atardecer.JPG

Cuando estuve en la localidad croata de Zadar, me contaron que Alfred Hitchcock había definido el atardecer de allí como el más bonito que había visto en el mundo. Hoy tengo claro, que si Hitchcock dijo eso, es que no estuvo en Cayo Hueso.

sunset-cayo-hueso.jpg

Ese cielo color fuego y su posterior mezcla de colores estará en mi memoria por siempre. La sonrisa tonta que te sale cuando sabes que lo que estás viviendo es algo especial no me la quitaba nadie. Solo quería estar en silencio, admirando la obra de arte que el cielo estaba regalando a los allí presentes. Y es que por mucho que diga, no voy a ser capaz de describir lo que vi.atardecer-key-west.JPG

No se las fotos que tengo de ese momento, pero son muchísimas. Por un instante no podía dejar de hacer fotos casi a cada segundo. Hasta que algo hizo click en mi cabeza. No podía desaprovechar un atardecer como ese haciendo fotos sin parar. La magia del momento no era eterna. Había que saborear. Y vaya si lo hice.

cayo-hueso-atardecer-cielo-naranja.JPG

Dejé mi cámara en la bolsa. Y si, también mi teléfono. Abrí bien los ojos e intente pestañear lo menos posible. Me dejé llevar por las sensaciones, y éstas, reconozco que llegaron a emocionarme. Me sentí libre. Libre del todo. Me sentí bien. Mejor que bien. Una sensación que soy capaz de explicar, pero que aún siento perfectamente.

sunset-key-west.JPG

Dicen que los atardeceres que son efímeros. Éste duró solo unos minutos, y curiosamente, el tiempo se paró allí. Han pasado semanas y las sensaciones que despertó las sigo llevando dentro. Y sinceramente, no creo que las olvide. Cayo Hueso no solo me ha dado el atardecer más bonito del mundo. También creo que le ha dado sentido a una parte importante de mi vida.

atardecer-cayo-huesoJPG

Si quieres visitar Cayo Hueso, desde Miami se hacen distintas excursiones para visitar este paradisiaco cayo. Aquí os dejo una que os recomiendo ya que está bastante bien y es muy completa.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de Facebook,Twitter, Instagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.