El Oceanario de Lisboa, uno de los mejores acuarios de Europa

Aunque ha pasado ya varios años, la Expo del 98 dejó su huella impresa en la ciudad en forma de instalaciones y supuso un importante lavado de cara para la ciudad de Lisboa.  Pero entre todos esos edificios, uno se ha convertido de visita obligada. Siendo el tema de la Exposición Internacional de 1998  “Los océanos: un patrimonio para el futuro” no es de extrañar que la ciudad cuente desde entonces con uno de los mejores oceanarios de Europa.

oceanario-lisboa.JPGLa exposición se celebró en la zona que hoy conocemos como Parque de las Naciones, una zona de ocio perfecta para pasear y que, aunque solo sea con la excusa de visitar el oceanario, merece la pena ser recorrida por su ribera, algo que además nos dará la oportunidad de hacernos una foto con Gil, la mascota oficial de aquella Expo.

Antes de entrar, el edificio ya llama la atención por su estructura, la cual recuerda a un portaaviones flotando sobre el agua. El edificio, obra del arquitecto Peter Chermayeff , fue el conocido como pabellón Océano durante la celebración de la Exposición Internacional. Una vez en la puerta, “Vasco”, la mascota del oceanario es la encargada de darnos la bienvenida a bordo.

vasco-mascota-oceanario-lisboa.JPG

El recinto se compone fundamentalmente de dos plantas en las que los distintos hábitats del mundo se distribuyen alrededor del tanque central de 5.000 metros cúbicos. Se trata, sin duda, de la parte más llamativa ya que cuenta con más de 100 especies marinas, como tiburones, rayas, mantas o peces tropicales. El objetivo de este enorme tanque es mostrar la convivencia de diversas especies de todos los océanos del mundo en uno solo, por lo que recibe el nombre de “océano global”.

Alrededor del tanque central se distribuyen cuatro hábitats diferentes dispuestos en dos alturas. En la superior se muestran animales de superficie, entre los que podemos encontrar aves, mamíferos, reptiles y anfibios y vegetación, y en el piso inferior es donde se haya  el mundo acuático.

banco-de-peces.JPGCada uno de los hábitats está perfectamente explicado, tanto mediante paneles informativos como mediante las audioguías, donde se recogen también interesantes entrevistas con miembros del personal del acuario que nos acercan el día a día en un recinto de estas características así como la convivencia con los animales.

El hábitat del Atlántico Norte recoge especies que viven desde Islandia hasta las Azores y además de simular la experiencia de atravesar una gruta natural de la Azores, se pueden ver especies como el bacalao, el salmón, la dorada, sargos, alguna especie de tiburón o rayas.

acuario-marino-corales.JPG

En la zona antártica los pingüinos son una de las atracciones principales, aunque los dragones marinos o las especies de las antípodas son también muy interesantes.

pingüinos-oceanaraio-lisboa.JPG

En el área pacífica nos dan la bienvenida unas graciosísimas nutrias marinas que se han convertido en todo un símbolo del acuario y que hacen las delicias de todos los visitantes pero sobre todo de los más pequeños, posando y jugueteando constantemente. En esta zona se pueden ver las medusas y los peces tropicales, así como algún pulpo gigante.

nutrias-oceanario-lisboa.JPGPor último, nos encontramos con el hábitat de las selvas tropicales del Índico, formados por corales con cientos de especies de coloridos peces, lo que la convierte en otra de las zonas más llamativas del oceanario de Lisboa.

acuario-peces-indico.JPGAdemás en todo el recinto se organizan exposiciones temporales sobre diversos temas, desde las medusas hasta el viaje de las tortugas marinas, lo que supone una oportunidad de aprender más sobre el mundo subacuático y su diversidad.

El horario de visita del oceanario es de 10:00 a 19:00 en invierno y hasta las 20:00 en verano. El precio de la entrada es de 14€, aunque los menores de 13 años y los mayores de 65 pagan 9€. También hay bonos y tickets conjuntos para las familias y un descuento del 15% para los portadores de la Lisboa Card. Para llegar hasta el Oceanario lo mejor es coger la línea roja de metro hasta la parada de Oriente. Nada más salir, ya te encuentras con el Parque de las Naciones y el oceanario.

Además de pasar una tarde entretenida, el oceanario permite conocer las distintas especies de animales y plantas de nuestros mares. Nosotros estuvimos cerca de cinco horas en su interior y con gusto nos hubiéramos quedado más si no fuera porque cerraba sus puertas. Desde luego, que se trata de uno de los lugares obligados que visitar en Lisboa.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

6 respuestas a El Oceanario de Lisboa, uno de los mejores acuarios de Europa

  1. Qué curioso, no se me habría ocurrido visitar este sitio (de hecho, ya he estado en Lisboa y no he ido) pero la verdad que como plan alternativo para cuando llueve y no puedes estar fuera, está bien!

  2. Mari Carmen dijo:

    Pues no me fijé cuando estuve en Lisboa hace unos años que existía este acuario! Es muy chulo!! Si vuelvo a la capital portuguesa, lo haré con la peque, por lo que me apunto el ir a este sitio que seguro que le encantará!

  3. Carol dijo:

    Solo he estado en el Oceanogràfic de Valencia (que me encantó) y en el Aquàrium de Barcelona, y por lo que cuentas este tiene que ser genial! No tenía ni idea de que en Lisboa estuviera uno de los mejores acuarios de Europa, sin duda lo tendré en cuenta para la próxima vez. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.