Xel-Há, el parque acuático más famoso de Riviera Maya

Si estás disfrutando de unas merecidas vacaciones en la Riviera Maya y eres un fanático del agua, no puedes dejar de visitar Xel-Há, uno de los principales parques de ocio de la Riviera Maya especialmente dedicado a los amantes del agua y todas las actividades que ésta ofrece. Desde realizar snorkel, hasta disfrutar de los cenotes, decender el río en flotador o tirarse al agua en tirolina, Xel-Há es el sitio perfecto para disfrutar del agua en un entorno natural increíble.

El nombre de Xel-Há no es casualidad. Su traducción viene a significar algo así como «entrada de agua». Un juego de palabras que define perfectamente lo que es el parque, pues Xel-Há nace de la unión de una caleta de agua dulce con las aguas saladas del mar Caribe, creando un gran entorno natural en el que habitan mezcladas distintas especies tanto de agua dulce como de agua salada, en definitiva un lugar único para disfrutar de actividades como el buceo o el snorkel, al que se le ha llegado a llamar «el acuario más grande del mundo».

La caleta es la principal atracción de Xel-Há, con varios puntos donde realizar snorkel por libre. Por el equipo no os preocupéis, pues en Xel-Há te facilitan toallas, gafas, aletas y chaleco salvavidas (de uso obligatorio, ya que es importante flotar para salvaguardar el coral y los fondos marinos de la caleta). Si queréis un consejo, acercaros a bucear por las rocas, pues la cantidad de peces aumenta bastante por allí.

La caleta es el escenario principal de Xel-Há, un lugar en el que pasaréis varias horas haciendo diversas actividades. Se puede recorrer una gran parte del parque surcando el agua en flotadores gigantes, hay una zona de tirolinas acuáticas, una cueva subterránea maya con cientos de fósiles prehistóricos a la que se entra por el mar o tiraros por un gran tobogán circular desde 40 metros de altura.

Los alrededores de la caleta están rodeados de selva por los que pasear tranquilamente disfrutando de algunas de las especies que salvaguarda. Estoy seguro que os encontraréis con varias iguanas, se os cruzarán sereques, un mamífero roedor de mediano tamaño, y si os fijáis un poco podréis ver algún que otro coatí, el tejón mexicano.

Tampoco me quiero olvidar de los cenotes que el parque de Xel-Há tiene. Pequeños rincones naturales llenos de encanto donde se respira paz y tranquilidad, y donde es posible ver algunas especies de animales rondando a sus anchas. No en vano, Xel-Há pone en marcha cada año varias acciones y programas de conservación y protección de la fauna local. Un buen ejemplo de ello ha sido la acción llamada Tortugatón, donde se destinaba dinero para la protección de las tortugas marinas.

Para entrar a Xel-Há te ponen una pulsera que te da acceso a varias actividades dentro del parque, y que incluye además «barra libre» tanto de comida como de bebida en los distintos bares y restaurantes del parque. Cierto es que hay actividades que llevan un suplemento de pago, especialmente las que tienen que ver con animales, como las del nado con delfines o el manatí.

Dos veces he estado yo en Riviera Maya, y las dos veces he decidido visitar Xel-Há, uno de los parques más espectaculares de la Riviera Maya, perfecto para pasar un día de aventuras acuáticas en un entorno natural envidiable.Sin duda, una excursión, muy, pero que muy recomendable.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.