The Reef Playacar, resort todo incluido en Riviera Maya

Quiero hablaros hoy del alojamiento en el que decidí alojarme en mi último viaje a Riviera Maya, The Reef Playacar, situado en Playa del Carmen, en pleno corazón de la Riviera Maya, un resort de esos con todo incluido.

No soy muy amigo de este tipo de hoteles aunque reconozco que alojarse en uno de ellos de vez en cuando es una gozada. La principal razón por la que no lo hago es porque creo que no les voy a dar un gran uso, más que nada, porque suelo dedicar los días a hacer excursiones y a descubrir la zona más que a relajarme ya disfrutar de las comodidades del hotel, pero esta vez encontré un buen precio y decidí reservarlo. También me reservé un par de días dentro de mi planning de viaje por la Riviera Maya para disfrutar de algunas de las cosas que el hotel ofrecía.

El Reef Playacar cuanta con varias villas en su interior en las que alojarse, todas ellas envueltas por un jardín de selva en el que algunas especies como el sereque o el tejón mexicano rondan a sus anchas.

Cuenta con dos piscinas, una de ellas con el típico bar dentro de la piscina, una chorradita que se agradece pues cuando el calor aprieta tomarse un cóctel metido en el agua es una auténtica gozada.

Tiene asimismo cuatro restaurantes donde ir a comer o cenar. Uno, de buffet libre, con una gran cantidad de platos mexicanos y de otras partes del mundo, otro de comida rápida que abre toda la noche y dos más temáticos, uno de cocina italiana y otro de cocina mexicana, ambos con bastante calidad en sus platos.

La playa del hotel es de las mejores de la zona. Aguas cristalinas, arena blanca, y sin sargazo. En dos semanas allí solamente un día encontramos un poquito de sargazo, y a primera hora ya lo estaban retirando. Además puedes aprovechar para hacer por allí diversas actividades acuáticas como kayak o padle surf (incluidas en el precio de la estancia) o otras como motos de agua (con suplemento).

Las habitaciones son espectaculares. Amplias, decoradas con gusto, y con una cama extra grande y bastante cómoda. Los baños son de los mejorcito que he visto en los últimos hoteles que he estado, llenos de complementos que reponen a diario con generosidad.

Además nunca faltan actividades por hacer. El hotel cuenta con diversos animadores que preparan distintas actividades a realizar durante el día y todas las noches hay espectáculo en el teatro que el hotel tiene.

Solamente dos pegas le pongo al hotel. La primera, es que si tienes una reserva standard (allí los clientes llevan pulseras azules, rojas y color oro), el uso del wifi es de pago. Y la segunda, es que solo te reponen a diario agua en el minibar. Para el resto de tu estancia cuentas con seis refrescos y en caso de querer más tienes que pagarlos.

Son las dos únicas pegas que le saco a este hotel que sin duda recomiendo. La amabilidad de su personal es increíble, y la localización, perfecta,en pleno corazón de la Riviera Maya,a solo unos pasos de Playa del Carmen, a donde se puede ir andando con mucha facilidad, y en una zona bastante segura como en Playacar, con seguridad privada dentro del recinto.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.