Crusoe Treasure, la primera bodega submarina del mundo

Ya sabemos lo que dice el tópico de como son los vascos, que nada se les pone por delante, que para ellos no hay imposibles que valgan. Quizás esto haya tenido algo que ver para que en la comarca de Uribe, en pleno corazón del País Vasco, se haya creado en su arrecife la primera bodega marina (o más bien submarina) del mundo.

Situada en plena bahía de Plentzia, y a unos 20 metros de profundidad, un equipo de expertos ha creado y desarrollado Crusoe Treasure, la primera bodega submarina del mundo. Y el nombre no es casual, no. ¿Os suena? Si, está inspirado en la novela de Daniel Defoe, Robinson Crusoe.

bodega-submarina-crusoe-treasure.jpg

Todo empezó en 2008, cuando la idea de la bodega submarina de Crusoe Treasure se empezó a gestar. Primero con el estudio y diseño de la misma, colocando distintos vinos de diferentes denominaciones de origen bajo el mar y ver como las condiciones del agua, la temperatura, salinidad, presión y oleaje afectaban en las condiciones del vino, modificando su sabor y características. De hecho estos vinos se caracterizan por ser muy potentes en su aroma y sedosos, y forman composiciones muy curiosas en cuanto a integración de taninos y componentes.

vinos-crusoe-treasure.jpg

La mayor parte de los vinos son vinos tintos, pero es cierto que están trabajando también en los vinos blancos. Los precios oscilan en torno a los 180 euros, aunque hay botellas de mayor precio (algunas pueden llegar hasta cerca de los 500 euros). La mayoría de las botellas se exportan y se venden en el extranjero, aunque cada día son más los españoles que adquieren botellas de vino submarino.

vino-submarino-crusoe-treasure.jpg

Las botellas descansan en el fondo del mar sobre un arrecife artificial que se ha creado expreso para ello, con un material hecho a conciencia, que no contamine el fondo ni el entorno que lo rodea, y que además pueda servir de “alojamiento” para algunas de las especies que merodean por los fondos de esta zona del Cantábrico. De hecho se calcula que son cerca de 150 las especies marinas que viven y merodean por los alrededores de esta bodega submarina.

bodega-submarina-uribe.jpg

La bodega submarina es visitable, pero para ello hay que cumplir unos requisitos que no todo el mundo tiene. Lo primero es tener el título correspondiente para poder realizar inmersiones (es lo que tiene las bodegas submarinas, que para visitarlas hay que llevar bombona de oxígeno, neopreno, gafas y aletas), así como haber hecho en el último año al menos dos inmersiones. Las visitas son limitadas, por cuestiones de conservación del ambiente y el entorno donde descansan los vinos, por lo que si queréis hacer la inmersión os recomiendo reservarla con tiempo.

El resto de gente que no pueda hacer la inmersión a la bodega, tranquilos, pues hay otra forma de disfrutar de ella. Y es que desde Crusoe Treasure se ofrecen excursiones experienciales donde tras ver mediante audiovisuales la historia y exposición del proyecto, se va en barco por la ría hasta la boya amarilla que está sobre la superficie de la misma, y allí se hace en la cubierta una cata de algunos de sus vinos acompañada de unos pintxos.

boya-bodega-submarina.jpgcruseoe-treasure-barco.jpg

Nosotros tuvimos la suerte de probar los vinos de Crusoe Treasure tras una frenética mañana haciendo paddle surf y coasterring por las rocas, poniendo así el broche de oro a unos días de adrenalina y aventuras por la comarca de Uribe.

crusoe_treasures_euskadi.jpg

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>