El templo de los lamas de Pekín y su permanente olor a incienso

Uno de los templos con más encanto de Pekín es sin duda el conocido como templo de los lamas, un maravilloso complejo arquitectónico formado por varios edificios tradicionales con tejados dorados, y que tiene en su haber el honor de ser uno de los monumentos budistas más importantes de Pekín además de ser el templo budista tibetano más importante del mundo fuera del Tibet.

P1290590.JPG

P1290617.JPG

Se le conoce como templo de Yonghe, que significa palacio de la paz y la armonía. Fue construido en 1694, durante el reinado de la dinastía Qing, y fue utilizado en sus orígenes como residencia oficial de los eunucos en tiempos de la corte imperial manchú. Años más tarde, el templo de los lamas de Pekín fue escogido como residencia oficial del emperador Youngzheng, cuarto emperador de la ya mencionada dinastía Qing. Tras la muerte del emperador, el templo de los lamas acogió precisamente eso, pues fue convertido y utilizado como un monasterio para los monjes lamas. Hoy, además de ser uno de los templos más turísticos de Pekín junto al famoso templo del cielo, sirve de refugio espiritual a un grupo de monjes mongoles dedicados al estudio de la astronomía y la medicina.

P1290642.JPG

Todo el complejo es muy bonito, y en él además de los edificios destacan sobre todo dos cosas. La primera, dos de las estatuas que el templo posee, ambas de gran tamaño y ante la cual se realizan numerosas ofrendas. Por un lado, la estatua de Tsongkapa, fundador de la escuela budista de la orden del bonete amarillo, conocida bajo el nombre de Geluk. Una estatua de bronce de 6 metros de altura que se encuentra en el interior del edificio Falun Dian.

P1290636.JPG

Por otro, la estatua de Maitreya, el conocido como Buda del futuro. Una estatua de 18 metros de alto que se encuentra en el interior del pabellón Wanfu Ge y que fue tallada a partir de una única pieza de madera de sándalo.

P1290655.JPG

La segunda de las cosas, son los grandes quemadores de incienso que el templo tiene en todos sus patios, y en los que multitud de fieles se acercan a prender sus varillas de incienso y a rezar, lo que crea una atmósfera espiritual en el que el fuerte olor a incienso es el protagonista absoluto.

P1290573.JPG

P1290619.JPG

Cómo llegar, precios y horarios del templo de los lamas

El templo de los lamas es una de las cosas imprescindibles que hacer en Pekín, y  abre sus puertas todos los días entre las 9 de la mañana y las 4 de la tarde. La mejor forma (y más rápida) de llegar hasta allí es con el metro (líneas 2 y 5), bajándose en la parada de YoungheGong, pues el templo de los lamas se encuentra a muy pocos metros de allí.

Eso si, el templo de los lamas no es gratuito. El precio por entrar a verlo es de 25 yuanes (unos 3,50 euros aproximadamente al cambio), un precio irrisorio para la belleza y la historia que el lugar atesora, sin duda una de las visitas obligatorias de Pekín.

P1290651.JPG

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.