Qué ver y qué hacer en Soria

Bañada por el río Duero y al noreste de la comunidad de Castilla y León, Soria es una ciudad que ha inspirado a algunas de las grandes figuras de la literatura española. Nombres como Machado, Bécquer o Gerardo Diego marcan alguno de los monumentos de la ciudad, pero también la caracterizan su gastronomía, sus monumentos, auténticas joyas del románico, y su enclave, rodeada de naturaleza y con un montón de actividades al aire libre a tan solo un paso del centro de la ciudad. Un lugar desconocido para muchos pero con mucho que ofrecer. Para que no os quedéis con nada en el tintero aquí va una lista con las cosas que ver y que hacer en Soria.

– Plaza Mayor

Todo un ejemplo de las típicas plazas castellanas y uno de los lugares con más encanto de la ciudad. Además de varias terrazas en las que sentarse a tomar algo o a probar la deliciosa gastronomía de Soria, en la Plaza Mayor se localizan importantes monumentos como el el Ayuntamiento, un bonito edificio del siglo XVI y antigua sede de las doce familias o linajes de la ciudad, cuyo emblema puede verse en varios de los monumentos de la ciudad.

Junto a él se encuentra el Palacio de la Audiencia, hoy convertido en centro cultural. También se encuentra en esta plaza la Iglesia de Santa María la Mayor, donde contrajeron matrimonio Antonio Machado y Leonor, o la Fuente de los Leones, un regalo del rey Carlos IV a la ciudad. Desde luego, un conjunto inmejorable que como curiosidad fue utilizado como plaza de toros antiguamente.

P1240946.JPG

– Arcos de San Juan de Duero

Se trata de un monumento único en su especie, donde se mezclan influencias románicas, árabes y mudéjares dando como resultado un precio claustro formado por arcos diferentes entre sí. Hoy solo son los restos del antiguo convento hospitalario de San Juan de Acre, pero su belleza llegó a inspirar un poema de Gerardo Diego.

El horario de visita es de martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 de octubre a junio y de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 en verano. Domingos y festivos puede visitarse de 10:00 a 14:00. El precio de la entrada es de 1€ aunque es gratuita los fines de semana y para muchos colectivos como estudiantes, desempleados, mayores de 65 años o personal docente.

arcos-san-juan-duero.JPG

– La Alameda de Cervantes

O también conocida como “la dehesa” entre los sorianos, este parque es el pulmón de la ciudad y casi un jardín botánico por la gran variedad de especies que alberga. Es también un lugar muy concurrido y allí se encuentra la Ermita de la Soledad, un lugar de mucha devoción para los sorianos, y el árbol de la música.

P1250949.JPG

– Museo Numantino

Muy cerca de la Alameda de Cervantes puede visitarse el Nuseo Numantino donde se recogen algunos de los restos arqueológicos más notables de la zona y que van desde la prehistoria hasta la época romana.

El horario es de martes a sábado de 10 a 14 y de 16 a 19 durante los meses de Octubre a Junio, y de 10  a 14 y de 17 a 20 en los meses de verano. Los domingos y festivos puede visitarse por las mañanas, entre las 10 y las 14. El precio de la entrada es de 1,20 euros, y gratuita los fines de semana.

Y a las afueras de Soria, el yacimiento de Numancia es otra de las visitas imprescindibles para conocer el pasado y parte de la historia de la ciudad.

museo-numantino.JPG

-Iglesia de San Juan de Rabanera

Se trata de una de las joyas del románico soriano, y es una de las visitas imprescindibles de la ciudad. El edificio data de finales del siglo XII, aunque de la construcción original tan solo se conserva el ábside y algunos vestigios del lateral sur. La portada, también románica, procede de la antigua iglesia de San Nicolás. Pese a todo estamos ante una de las iglesias más bonitas de Soria, la cual sigue manteniendo parte de esa esencia que nos traslada a la Edad Media. En su interior se conserva una talla de un cristo crucificado del siglo XVII.

san-juan-rabanera.JPG

-Palacio de los condes de Gómara

El edificio que hoy alberga la sede de la Audiencia Provincial de Soria es uno de los rincones más bonitos de la ciudad, y sin duda, un buen ejemplo de arquitectura civil renacentista. Fue mandado construir por Francisco López de Rio y Salcedo, un rico ganadero de finales del siglo XVI, siguiendo el estilo herreriano propio de la arquitectura del reinado de Felipe II, el mismo que el del Escorial.

Debido a sus funciones administrativas, el palacio no puede visitarse por dentro, aunque no hay excusa que valga para no verlo por fuera y admirar la majestuosidad de la que presume.

palacio-condes-gomara.JPG

-Iglesia de Santo Domingo

Construida en el siglo XII, la Iglesia de Santo Domingo es uno de los monumentos que uno no se puede perder en Soria, una auténtica joya del románico, un edificio con una fachada que es una verdadera Biblia en imágenes, ya que en ella se representan escenas de Adán y Eva, de distintos libros del Antiguo Testamento, del Apocalipsis y de la vida y la pasión de Cristo. Además de la fachada, tampoco hay que perder la oportunidad de entrar al edificio y disfrutar de la sobriedad de la arquitectura románica.

iglesia-santo-domingo.JPG

-Iglesia del Espino

Junto al cementerio se encuentra esta iglesia dedicada a Santa María y construida en el siglo XVI. Merece mucho la pena acercarse a conocerla además para pasar por dos lugares importantes de “ruta de Machado”, como lo son el olmo seco y la tumba de Leonor, esposa del escritor y “culpable” de gran parte de su inspiración.

iglesia-nuestra-señora-espino.JPG

-Ermita del Mirón

En un cerro a las afueras de la ciudad y con unas vistas impresionantes del rio Duero se encuentra la ermita del Mirón, un bonito templo cuya construcción fue muy dilatada en el tiempo y que alberga estilos arquitectónicos que van desde el románico al barroco. Merece la pena dar un paseo hasta este lugar donde hay además un monumento a San Saturio, patrón de la ciudad, y un mirador con una escultura que reproduce la silueta de Machado y Leonor, quienes solían venir a pasear por el lugar.

ermita-del-miron.JPG

-Ermita de San Saturio

Siguiendo el curso del Duero a las afueras de Soria llegaremos a uno de los lugares más queridos por los sorianos, la ermita de San Saturio, donde según cuenta la leyenda, vivió este Santo durante más de 30 años, después de haber entregado sus bienes a los más necesitados. Esta cueva es el acceso al complejo, en cuya parte superior hay una capilla de estilo barroco dedicada al Santo. La entrada es gratuita, y puede visitarse de martes a sábado de 10:30  a 14:00 y de 16:30 a 18:30, aunque los meses de verano el horario se amplía hasta las 20:30. Los domingos y festivos abre solamente por la mañana. Se trata de una visita imprescindible en un marco natural incomparable.

P1250373.JPG

-Los márgenes del Duero

La orilla del rio Duero es uno de los lugares en los que poder realizar actividades de todo tipo, desde kayak a piragüismo, pasando por barbacoas, paseos al aire libre y por qué no, darse un chapuzón. Un lugar para desconectar y pasa pasar el día con la familia, pues dispone también de parques infantiles y terrazas.

P1250346.JPG

-Parque del Castillo

El parque del Castillo es un gran espacio situado en otro de los cerros que miran al rio. Existió allí un asentamiento celtíbero y una fortaleza de la que solo quedan algunos restos. Hoy en día es un buen lugar para pasear y disfrutar de las vistas sobre el rio, recorrer alguno de sus monumentos y restos arqueológicos, disfrutar dela gastronomía, alojarse en el Parador Nacional o recorrer alguno de los miradores que se extienden bordeando la colina.

mirador-parque-castillo.JPG

-Claustro y Concatedral de San Pedro

Es uno de los edificios religiosos más importantes de Soria, y aunque el actual edificio se construyó en el siglo XVI, se conservan numerosos vestigios románicos como el claustro, del siglo XII, o el ábside. En su interior destaca el retablo de estilo plateresco y los pasos de Semana Santa que se exponen en el templo. Otra de las joyas que guarda en su interior son los capiteles de su claustro, de estilo románico.

La entrada al claustro y a la iglesia cuesta 1 euro, y se puede visitar de Octubre a Junio los sábados de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00, y en los meses de verano y domingos de martes a domingos de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:00. Eso sí, hay que saber que los lunes, el claustro permanece cerrado.

claustro-concatedral-soria.JPG

-Torre de Doña Urraca

Cuenta la leyenda que en esta torre estuvo encerrada Doña Urraca por orden de su marido, Alfonso el Batallador. Leyenda o no, lo cierto es que además, en esta torre se han alojado grandes personalidades como Felipe II o Santa Teresa de Jesús, quien además de visitar la ciudad de Soria, fundó el convento del Carmen, el cual también puede visitarse.

torre-urraca.JPG

-Convento del Carmen

El Convento del Carmen fue fundado por Santa Teresa de Jesús en el siglo XVI, y todavía hoy conserva su fachada original. Hoy, puede visitarse su iglesia, a la que se acccede por una puerta secundaria, y en la que podemos conocer un poco más a fondo la historia de la orden del Carmelo y la labor de Santa Teresa.

convento carmen.JPG

-Palacios señoriales de Soria

En los alrededores de la Plaza de San Clemente además de buena gastronomía, podemos encontrar numerosos palacios que pertenecieron a las familias más ilustres de la ciudad. La mayor parte de ellos datan de la época renacentista, como el Palacio de los Rios y Salcedo, reconocible por su peculiar ventana en esquina y que hoy alberga el Archivo Histórico Provincial de Soria, la Casa de la Inquisición, o la casa de los Castejones, todas ellas situadas en la calle Aduana Vieja.

palacio señorial.JPG

-Ruta Machadiana

Y es que Soria está indudablemente ligada a la figura de Antonio Machado, por lo que en la ciudad se ha creado una ruta que recorre los lugares más emblemáticos de su vida y donde también se recuerda a otros autores como Gerardo Diego. Además de la anteriormente mencionada tumba de Leonor, la ermita del Mirón o la estatua en honor al poeta, los curiosos que recorran esta ruta no deben dejan de visitar el Instituto Antonio Machado donde el poeta trabajó como profesor de francés, y en donde es posible visitar el aula que ocupaba.

clase-antonio-machado-soria.JPG

-Disfrutar de su gastronomía

Viajar a Soria significa comer bien, y buena prueba de ello son los numerosos locales de tapeo con los que la ciudad cuenta. Desde mini bocadillos, a cazuelitas pasando por las tapas de toda la vida. Eso si, no hay que marcharse de Soria sin probar su famoso torrezno o sin hacer una parada en alguna de sus mantequerias, dos de sus productos estrella.

tapas-de-soria.JPG

Y esto solo es Soria ciudad, pero la provincia tiene muchísimo por descubrir. Patrimonio, naturaleza y buena gastronomía nos esperan en Soria. A nosotros ya nos ha atrapado, por lo que volveremos por allí para seguir disfrutando tanto de la ciudad, como de la provincia.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.