Escenarios de Harry Potter en Edimburgo

La historia de Harry Potter está muy ligada a Edimburgo. Su autora, J.K Rowling vivió allí. En esta ciudad se han escrito la mayor parte de las obras, y muchos de los rincones de Edimburgo han servido de inspiración para los escenarios y personajes de Harry Potter. Por eso, no hay fan de Hary Potter que visite la ciudad y no haga una ruta por los principales escenarios de Harry Potter en Edimburgo.

Nosotros, elegimos hacer un freetour en español para recorrer los principales escenarios de Harry Potter en Edimburgo, una magnífica idea, ya que además de ser una visita a coste muy reducido, te explican de primera mano las curiosidades y escenarios de Harry Potter en Edimburgo.

Estos son los principales escenarios de Harry Potter que pudimos visitar en Edimburgo mediante el freetour de Harry Potter.

-Las huellas de las manos de J.K.Rowling

Esta fue la primera parada del freetour de Harry Potter en Edimburgo. A uno de los lados de la Royal Mile, justo en la plazoleta de la Edimburgh City Chambers se encuentran grabadas en el suelo las manos de J.K.Rowling en una especie de paseo de la fama donde pueden verse otras huellas de manos de diferentes personajes relevantes para la ciudad de Edimburgo.

-Victoria Street

La calle más bonita de Edimburgo sirvió de inspiración a J.K.Rowling para crear el famoso Callejón Diagón, la calle de tiendas mágicas donde los magos compran sus artículos para ir a Hogwarts.

Paseando por esta calle del centro de Edimburgo, podremos ver algunas tiendas reales que también tienen su guiño en la película. Una de ellas es la de The Cadies, que sirvió de inspiración para la tienda de las escobas mágicas.

Otra es Bacchus, tienda en la que incluso el vendedor tiene un parecido más que razonable con Olivander, el vendedor de varitas. También encontramos la tienda de artículos de bromas Ahahah.

-La historia de Nick casi decapitado

En la parte baja de Victoria Street, en la Grassmarket, está la piedra de las decapitaciones y el pub de nombre Maggie Dickson, elementos esenciales para entender la historia de este personaje. Maggie Dickson fue una mujer abandonada por su marido y que quedó embarazada de otro hombre. Ella ocultó el embarazo, al estar mal visto, y cuando el niño nació, nació muerto. Ella intentó deshacerse de él en el río pero la descubrieron y fue condenada a la horca en este punto de Edimburgo. Lo sorprendente del caso es que una vez ahorcada, y cuando era trasladada al cementerio, los allí presentes escucharon gritos. Abrieron el ataúd y con sorpresa vieron como Maggie Dickson estaba todavía vida. Como había sido condenada a la horca y no a muerte, y ya había sido ahorcada, su delito quedó pagado y a ella se le permitió seguir viviendo, aunque eso si, desde entonces la apodaron Maggie la medio colgada.

El fantasma de la casa Gryffindor, Nick casi decapitado nace de esta sorprendente historia popular de la ciudad de Edimburgo.

-El cementerio de Greyfriars

El cementerio de Greyfriars, es un punto importante en la ruta por los escenarios de Harry Potter en Edimburgo. Se dice que J.K Rowling daba grandes paseos por allí y muestra de eso son los distintos escenarios de Harry Potter que podemos ver en el interior de este cementerio. Por un lado, y a la entrada, podemos ver la caseta del guarda, de la que se dice que sirvió de inspiración a J.K.Rowling para crear la cabaña Hagrid.

Por otro lado, dentro del cementerio hay dos tumbas de gran importancia dentro de los libros de Harry Potter, pues sus nombres son de sobra conocidos entre los fans de la saga. La primera es la tumba del poeta William McGonagall, considerado popularmente el peor poeta de todo el Reino Unido y a quien los habitantes de Edimburgo le tienen un gran cariño. J.K Rowling le regaló su apellido a la profesora de transformaciones, Minerva McGonagall, una de las profesoras más queridas de Hogwarts.

La otra tumba, tiene el nombre del que no debe ser nombrado. Hablamos del mismísimo Lord Voldemort, el archienemigo de Harry Potter. Y es que para quien no lo sepa, su nombre real es Tom Riddell, el mismo que aparece en la tumba más fotografiada del cementerio de Edimburgo.

-El colegio George Heriot

Muy próximo al cementerio de Greyfriars se encuentra el colegio privado George Heriot, un edificio que con sus cuatro torreones sirvió de inspiración para la escuela de magia Hogwarts. En este colegio, los alumnos se dividen en cuatro casas y durante el curso escolar compiten para conseguir puntos para sus respectivas casas y ganar un trofeo. ¿Os suena, no? Exacto, igual que en Hogwarts.

-El sombrero seleccionador

La historia del sombrero seleccionador de Hogwarts, donde se clasifican a los alumnos en una de las cuatro casas, tiene su origen en una tradición de la universidad de Edimburgo. Y es que en la ceremonia de graduación a los alumnos se les pone un viejo sombrero.

A pocos metros se encuentra una residencia universitaria cuyo tejado sirvió de inspiración o eso dicen también) para crear parte del decorado de Hogwarts.

-El campo de Quidditch

Las gradas con banderines que hay al lado del castillo de Edimburgo y que acogen el festival de bandas militares del mes de Agosto, sirvieron de inspiración para recrear el campo de Quidditch, la curiosa competición deportiva entre magos en la que sobre escobas voladores hay que coger la snitch dorada.

-El hotel Balmoral

El hotel Balmoral es uno de los hoteles más lujosos e impresionantes de todo Edimburgo. En él, J.K Rowling alquiló una suite en la que se encerró a escribir el último libro de la saga, «Harry Potter y las reliquias de la muerte». Fue concretamente en la habitación 552, habitación que hoy recibe el nombre de suite J.K.Rowling, y puedes hospedarte allí por unas 1000 libras. Casi nada.

-El café Elephant House

Este café es uno de los muchos donde J.K.Rowling se sentaba a esribir las aventuras de Harry Potter. Muchos afirman que la leyenda de este mago nació aquí son muchos los fans de la saga y escritores que se acercan a conocerlo. De hecho vale la pena entrar a ver sus baños, llenos de guiños y mensajes a la la escritora y el famoso mago.

-Cafetería Spoon

Este es otro de las cafeterías donde J.K Rowling pasaba largas horas sentada en un sofá escribiendo la historia de Harry Potter, ya que le pillaba cerca de casa. Hoy, un cartel en su fachada rememora esta anécdota.

-Entrar a la tienda oficial de Harry Potter

Los amantes de las historias de este mago podéis visitar alguna de las tiendas de Harry Potter que hay por Edimburgo. En ellas se venden todo tipo de artículos de merchandising sobre Harry Potter. Desde todos los libros, a bufandas de las distintas casas, figuras, cuadernos o posters. Tampoco faltan las varitas de todos los personajes.

Como decía anteriormente, si estáis interesados en conocer todos estos lugares, podéis contratar el freetour gratuito de Harry Potter por Edimburgo. El tour se realiza en español y dura unas tres horas, Podéis contratarlo aquí, es gratis.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.