Chipiona, paraíso natural al sur del sur

Reconozco ser una de esas personas que sabían más bien poco de Chipiona, la bonita localidad gaditana que la gran Rocío Jurado puso en boca de muchos. Imaginaba que sería un sitio coqueto, lleno de pequeños rincones con encanto y con ese ambiente tan embriagador que se le presupone a los pueblos de la costa de Cádiz. Lo que no esperaba, era ni mucho menos todo lo que Chipiona me regaló : tradiciones, historia, atardeceres espectaculares y rincones naturales que hicieron de Chipiona un viaje inolvidable, convirtiendo la escapada de unos días a Chipiona en toda una experiencia llena de magníficos momentos.

atardecer-chipiona

Durante mis días en Chipiona estuve alojado en el hotel Chipiona, un hotel familiar de esos de toda la vida a solo unos pocos metros de la playa. Desde allí, y montado sobre una bicicleta de bicis Valdés  (sin duda una de las mejores formas de moverse por Chipiona), recorrí durante cuatro días la localidad, descubriendo y dejándome seducir por algunos de sus encantos.

bicicletas-chipiona

Una de mis primeras paradas fue, como no podía ser de otra forma, el Santuario de Nuestra Señora de Regla, uno de los iconos de la localidad, y una de las visitas obligada si se visita Chipiona. En su interior se encuentra la Virgen de Regla, que por cierto, y para quien no lo sepa, se trata de una Virgen de raza negra.

santuario-virgen-de-regla-chipiona

santuario-virgen-de-regla-chipiona

Tampoco quise perderme el faro de Chipiona, otra de las visitas emblemáticas de la localidad, y que con 69 metros de altura tiene el honor de ser el faro más alto de España y uno de los más altos de Europa. Las vistas desde lo alto bien merecen el esfuerzo de subir los más de 300 escalones que tiene.

vistas-faro-chipiona

Ni el castillo, en pleno corazón de Chipiona, el cual sirvió de fortaleza y vigía para la defensa de sus habitantes, y que hoy sirve de centro de interpretación acogiendo en su interior una exposición sobre Cádiz y el Nuevo Mundo.

castillo-chipiona

Estando en Chipiona es imposible no dejarse seducir por el mundo de la que llaman «la mas grande», aunque no seas un gran fan de la cantante. Recorriendo Chipiona tuve la oportunidad de conocer en primera persona algunos de los lugares más emblemáticos de la vida y muerte de Rocío Jurado, como su casa de Chipiona, la estatua dedicada en su honor o la finca de su hermano Amador. Tampoco faltó una visita al cementerio de la localidad, donde los restos de Rocío descansan para siempre. Otra razón de peso para acercarse a conocer Chipiona.

tumba-rocio-jurado-chipiona

Una de las mayores curiosidades de Chipiona la encontré a sus afueras, concretamente en el centro de interpretación de la naturaleza y el litoral «El Camaleón», una zona protegida donde a lo largo del cordón dunar que se forma entre la playa del Camarón y la playa de Las Tres Piedras es posible ver camaleones en libertad, así como muchos otros animales y plantas de la zona.

el-camaleon-chipiona

Pero sin duda, la visita que más me impresionó fue la visita a los corrales de pesca, donde uno puede ver cómo se realiza la pesca tradicional jugando con la subidas y las bajadas de la marea. Una experiencia que dudo mucho que muchos hayáis visto alguna vez, y que me pareció de lo más curiosa, ya que es totalmente manual. No es difícil que veáis cómo pescan pulpos, chocos o algún tipo de pescado.

corrales-de-pesca-chipiona

Y para tradiciones, la que pude vivir en el mercado Rivera, acudiendo a una subasta de fruta y verdura. Aquí los agricultores de la zona traen directamente sus productos para ser subastados por lotes al mejor postor. La subasta a viva voz, va bajando el precio paulatinamente hasta que uno de los presentes grita que se lo queda. Todo como antes, a la vieja usanza, nada de tecnologías ni inventos modernos. Curioso de ver es poco.

mercado-rivera-chipiona

Por cierto, que si eres amante de los deportes naúticos, Chipiona también es un buen lugar para disfrutar de ellos. Visitar el club naútico y disfrutar del mar con las motos de agua o salir a navegar a bordo de un velero son algunas de las actividades que pueden hacerse en las aguas de Chipiona. Y es que no todo van a ser visitas culturales, Chipiona tiene en sus aguas, una gran variedad de actividades para el ocio. 

velero-chipiona

He querido dejar para el final el tema de la gastronomía, y prometo que dedicaré un post entero a hablar de ella. Que en España no se come nada mal es una realidad, y Chipiona es un buen ejemplo de ello. Pescados y productos del mar, como el atún, la sopa de galera o el choco, arroces, tapitas, tablas o carnes. La oferta es mucha y muy variada, tanto para sentarse a comer como para irse a tomar una copa. Prometo hablar mas detenidamente de estos lugares, pero váyanse quedando con unos cuantos nombres… Sin Bullli, Awa, Periky, el hotel Monterrey Costa o el hotel Agaró el cual cuenta con discoteca por cierto, son sitios para comer mucho mejor que bien. Para ir de copas, El Picoco, un clásico de Chipiona, el Trinity Irish Bar, el «Lo de la Lola», o el Atrincarlo, son cuatro de los lugares imperdibles para disfrutar de la noche de Chipiona.

Si vas a visitar Chipiona, no dejes de leer esta otra entrada con las principales cosas que ver y que hacer en Chipiona.

comer-en-chipiona

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

2 respuestas a Chipiona, paraíso natural al sur del sur

  1. Me alegro muchisimo que les haya gustado la experiencia de vivir en Chipiona y disfrutar de su gente y sus rincones. Gracias desde Hotel Chipiona, les esperamos siempre!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.