Zentralfriedhof, el cementerio central de Viena

Quizás eso de visitar un cementerio resulte una visita un tanto atípica, pero lo cierto es que los cementerios más alla de la muerte esconden lugares fascinantes. Tumbas llenas de arte con decoraciones casi imposibles, y además, algún que otro personaje relevante escondido tras sus paredes. Este es el caso del cementerio central de Viena, quien cuenta tras sus muros con un amplio número de personajes ilustres, destacando por encima de todos, el gran número de compositores de gran importancia que aquí se encuentran enterrados.

Es por eso que no son pocos los turistas que se acercan hasta aqui para dar un paseo por el cementerio central de Viena y, además de disfrutar de la tranquilidad y paz que se respira en el lugar, buscar y fotografiar las tumbas de algunos de los principales y más importantes compositores de todos los tiempos.

Inaugurado en 1874, el cementerio central de Viena se encuentra al sur de la ciudad, en el barrio de Simmering, entre los números 230-244 al 1110. Para llegar hasta allí se puede coger el tranvía que lleva a Simmering, y bajarse en la segunda parada del cementerio, la que coincide con la puerta principal del mismo. Tiene una superficie de 2,5 km cuadrados y cuenta con más de 3,3 millones de personas enterradas, siendo el tercer cementerio más grande de Europa y superando en tamaño a otros cementerios emblemáticos como el de Pere Lachaise de París o el cementerio de Highgate en Londres.

iglesia-cementerio-viena.jpg

Si entramos por esa puerta y recorremos la avenida que va adentrándose en el cementerio, llegaremos hasta la iglesia que preside el mismo, dedicada a la figura de Karl Lueger, quien fue alcalde de Viena desde 1895 hasta 1910, año en el que falleció. La iglesia es obra del arquitecto Karl Hegole, y está considerada como una de las obras más importantes y representativas del modernismo vienés.

iglesia-cementerio-viena.jpg

El cementerio central de Viena cuenta con varias zonas de tumbas de diferentes religiones. Católicos, protestantes, una una zona budista y dos cementerios judíos, que aunque fueron destruidos durante la Guerra Mundial, aún se conservan varias lápidas.

tumba-cementerio-viena.jpg

tumba-cementerio-viena.jpg

Una de las zonas más conocidas de este cementerio es la denominada cripta de los presidentes, el lugar donde descansan los restos de todos los distintos presidentes austriacos desde 1925. No es la única zona «exclusiva» del cementerio, pues existen otras zonas en las que se encuentran enterrados solamente sacerdotes y otra dedicada para los soldados caidos durante la Primera Guerra Mundial.

tumba-cementerio-viena.jpg

Pero sin duda, la zona más famosa es la correspondiente a los grandes compositores. Beethoven, Shubert, Salieri, Brahms y los diferentes miembros de la familia Strauss se encuentran enterrados en torno al monumento en memoria de Mozart, quien contrariamente a lo que muchos piensan, no está enterrado aquí. Y es que Mozart se encuentra enterrado en una fosa común en el cementerio de San Marx.

tumba-beethoven-viena.jpg

tumba-strauss-viena.jpg

El cementerio central de Viena abre sus puertas de 8 a 17 durante los meses de Noviembre a Febrero, de 7 a 18 los meses de Marzo y Octubre, de 7 a 19 los meses de Abril y Septiembre, y de 7 a 20 horas entre los meses de Mayo a Agosto. Los días festivos, el cementerio abre sus puertas de 10 a 17.

monumento-mozart-cementerio-viena.jpg

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.