Visitar el Palacio de Versalles

Uno de los monumentos y visitas más famosas en los alrededores de París es el Palacio de Versalles, una de esas grandes construcciones que los reyes de la Edad Moderna hacían para demostrarle a toda Europa su poder político. Si vas bien de tiempo y tienes un día para visitarlo, sin duda te recomendamos su visita, pues es un lugar histórico que no te dejará indiferente. En este post te contamos su historia y toda la información y consejos que necesitas para visitar el Palacio de Versalles.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Palacio de Versalles está íntimamente ligado a la figura del rey Luis XIV, también conocido como “el rey Sol”. Aunque los orígenes del palacio hay que buscarlos en 1623, cuando Luis XIII mandó edificar una pequeña construcción en los bosques de Versalles, uno de sus cotos de caza favoritos. Poco después comprará los dominios al arzobispo de París y encargará a Philibert le Roy las obras de un nuevo palacio, el cual tan apenas llegaría a disfrutar con vida.

palacio-versalles-paris.JPG

Fue en 1651 cuando Luis XIV, que por aquel entonces tenía su residencia oficial en el Palacio del Louvre, hoy, uno de los museos más visitados del mundo, comenzó a frecuentar los dominios de Versalles. Diez años más tarde encargará la construcción de uno de los palacios más imponentes del mundo.

palacio-versalles-paris.JPG

En la construcción, realizada en varias fases intervendrían varios arquitectos y decoradores así como paisajistas y los mejores constructores de fuentes de la época, los Facine, a quienes Luis XIV mandó venir desde Italia para planificar todo el sistema de agua de los jardines.

fuente-palacio-versalles-paris.JPG

La mayor parte del diseño de los jardines se la debemos al paisajista André le Nôtre, mientras que la decoración de los salones y el programa iconográfico del interior del palacio son obra de Charles le Brun.

jardines-palacio-versalles-paris.JPG

Lo cierto es que el Palacio de Versalles es símbolo del poder político y del centralismo que Luis XIV quería instalar en su época ya que pretendía gobernar personalmente desde Versalles, controlando todos los asuntos del reino, por lo que mandó instalar también a la corte y a sus ministros en Versalles.

palacio-versalles-paris.JPGpalacio-versalles-paris.JPG

La visita al Palacio de Versalles ofrece la posibilidad de apreciar cómo eran las formas de vida de la corte. Además, durante la visita al Palacio de Versalles se recorren muchas de las estancias, desde la capilla privada a los grandes apartamentos, tanto del rey como de la reina, donde también fijaron su residencia Luis XV y Luis XVI.

palacio-versalles-paris.JPG

Pero, sin ninguna duda, una de las salas más impresionantes del Palacio de Versalles, es la conocida como Galería de los espejos, una gran sala de forma rectangular con casi 400 espejos. Era allí donde se organizaban las grandes fiestas de la corte y fue el lugar escogido para firmar el Tratado de Versalles, que en 1919 pondría fin a la Primera Guerra Mundial.

sala-de-los-espejos-palacio-versalles-paris.JPG

El Palacio dejó de ser residencia política oficial en 1789, con el estallido de la Revolución Francesa, aunque en el siglo XIX será convertido en Museo de la Historia de Francia. Hoy pueden verse por sus salas y paredes diversos cuadros y esculturas de la época, donde, entre otras muchas cosas, puede verse a Napoleón o al propio Palacio de Versalles.

palacio-versalles-paris.JPG

cuadro-napoleon-palacio-versalles-paris.JPG

Sin embargo, la visita no acaba ahí. El Palacio de Versalles cuenta con unos imponentes jardines de más de 800 hectáreas, llenos de fuentes y  en donde se “esconden” otros palacios que se construyeron para dar mayor intimidad a los monarcas lejos de la corte.

jardines-palacio-versalles-paris.JPGfuente-jardines-palacio-versalles-paris.JPG

Gran Trianon

Este palacio fue construido por Luis XIV como lugar de recreo, por lo que se encuentra a cierta distancia del Palacio de Versalles, pero dentro de los dominios. Hoy se puede visitar, aunque  tenemos que decir que nos pareció el menos interesante de los tres. En su interior suele haber exposiciones temporales y fue utilizado como vivienda por Napoleón, después de la Revolución Francesa.

gran-trianon-palacio-versalles-paris.JPG

Pequeño Trianon

En realidad no tiene nada de pequeño ya que está conformado por un palacio y varios jardines. Unos de estilo inglés y otros de estilo francés, además de la Aldea de la Reina, una reproducción de una aldea rural de la época.

pequeño-trianon-palacio-versalles-paris.JPG

Aunque fue construido por Luis XV como residencia para su amante, Madame de Pompadour, fue la reina María Antonieta la que pasó largas temporadas en este palacio, donde organizaba fiestas y pasaba periodos de descanso. De hecho, no es de extrañar que a esta parte del conjunto se la conozca como “los dominios de María Antonieta”.

jardines-maria-antonieta-palacio-versalles-paris.JPG

La visita al Palacio de Versalles es para realizar con calma, por lo que lo ideal es dedicarle, al menos un día.

¿Cómo llegar al Palacio de Versalles?

Para llegar al Palacio de Versalles desde París lo mejor es coger la línea C del RER en cualquiera de sus estaciones (tiene varias paradas en el centro de París). La parada más cercana es Versailles Rive Gauche. Desde allí solo tendrás que caminar unos 10 minutos para llegar hasta la entrada del Palacio de Versalles.

Información práctica para visitar el Palacio de Versalles

Hay varias fórmulas de entrada y precios para visitar el Palacio de Versalles y el resto de los dominios. La entrada completa para visitar todos los espacios del palacio, incluyendo los jardines, el Trianon y el dominio de María Antonieta, tiene un precio de 18€, aunque si tu visita coincide, entre los meses de abril a octubre, con los espectáculos “Jardines musicales” o “Grandes aguas musicales”, el precio sube. Esto se debe a que la visita a los jardines es gratis salvo en los días que se realizan los espectáculos de agua de las fuentes, sin duda uno de los eventos más especiales del Palacio de Versalles. Se hacen excursiones dese París que incluyen visita guiada por el Palacio y  paseo guiado para ver el espectáculo de agua de los jardines. (Los interesados tienen más info aquí

Estudiantes de la UE menores de 25 años, desempleados, grupos escolares, menores de 18 años y personas con diversidad funcional y su acompañante, tienen la entrada gratuita. Además el primer domingo de mes también es gratis.

jardines-palacio-versalles-paris.JPG

Algunas tarjetas turísticas como la París Pass y la París Museum Pass ya incluyen el acceso a todo el recinto. Puedes obtenerla aquí.

Con la entrada va incluida una audioguía  para dentro del palacio, pero si lo prefieres también puedes contratar distintas excursiones a Versalles con visita guiada desde París, tanto en autobús (ver aquí), como en tren (ver aquí) y aprender toda la historia del Palacio de Versalles durante tu visita.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

2 respuestas a Visitar el Palacio de Versalles

  1. Manchi dijo:

    Una verdadera joya de la corona y nunca mejor dicho…
    Sin duda, se puede apreciar por el siglo de oro que pasaba la monarquía francesa del momento. En principio fuimos a visitar los exteriores durante un tour, donde conocimos toda la historia, pero nos gustó tanto el Palacio que decidimos hacer un picnic y entrar. Una de nuestras mejores decisiones…
    Te felicito por el post, es ameno, interesante y práctico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.