Café Le Bistrot, el rincón más romántico de España

El viejo Café Le Bistrot, en Girona, puede presumir de algo más que de años de antigüedad y de tener comida casera. Y es que tiene el honor de haber sido nombrado como el rincón más romántico de España en una encuesta que Correos hizo a todos sus usuarios. Lo gracioso del asunto, es que parte de ese honor se lo debe a su compañero de calle, las escaleras de San Martín, quienes unidas a la terraza del viejo café, dan esa estampa tan bohemia como romántica que les hacen merecedores de tal conquista.

rincon-romantico-españa.JPG

Y es que la situación del café es realmente privilegiada. en pleno casco antiguo, en las proximidades del viejo barrio judío, entre iglesias y calles empedradas llenas de historia, y con la escalinata de San Martín como telón de fondo. Sin duda una mezcla que tiene de todo, pero especialmente el encanto irresistible de los viejos cafés franceses.  Y es que amigo, si no te habías dado cuenta, el nombre del café, le Bistrot (como los viejos cafés de Francia) es toda una declaración de intenciones. Por supuesto que con semejante panorama, no podía faltar una pequeña terraza con velas en la que cenar y disfrutar en buena compañía de las vistas siempre que el tiempo acompañe.

cafe-le-bistrot-girona.JPG

Si decides acercarte a conocerlo y probar su cocina te recomiendo encarecidamente que te asegures de coger mesa en la terraza. No es que por dentro sea feo, que va. Pero es que con el listón  del encanto tal alto que tiene en su terraza es complicado mantener el nivel dentro. El café mantiene una decoración interior de principios de siglo, bohemia, con detalles en madera a lo largo de todo el comedor y con un suelo lleno de baldosines con el estilo de la época.

cafe-bistrot-girona-romantico.JPG

Además, lo sorprendente de este lugar es que no tiene unos precios elevados como daría que pensar en un lugar con el encanto y el reconocimiento que el Café Bistrot tiene. Todo lo contrario. El café ofrece menús del día con varios primeros y segundos, con precios en torno a los 15 euros, y que además de ser comida cien por cien casera, suelen incluir algunas de las especialidades típicas de la zona, como la escalivada o las habitas con jamón. También hay distintos postres, pero la especialidad de la casa es el mousse de chocolate, también casero, y con cierta fama reconocida por los propios vecinos de Girona, siendo otra de las joyas de las que el café presume.

mousse-chocolate.JPG

Solo le encuentro una pega. Y es que la carta, está en catalán, y para los que solo hablamos castellano, es un problema, aunque eso si, los camareros amablemente te la traducen si lo pides.

carta-cafe-bistrot.jpg

Por cierto, que si coincide tu visita con el Festival Tiempo de Flores que se hace en Girona para la primavera, al encanto habitual de la placilla que forma la escalinata de San Martín con la terraza del Bistrot, hay que sumarle los adornos florales con los que la calle y patios de alrededor son decorados, y que hacen de este pequeño rincón de Girona, uno de los rincones más admirados.
-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.