Trasmoz y sus historias para no dormir

Si hay un lugar curioso en la comunidad de Aragón, esa es la pequeña localidad de Trasmoz, un municipio que no llega a 60 habitantes y en el que a lo largo de la historia han sucedido numerosos hechos curiosos que hoy requieren nuestra atención.

Situado a las faldas del Parque natural del Moncayo, al noroeste de la provincia de Zaragoza y muy próximo al monasterio de Veruela, esta localidad siempre ha mantenido una rivalidad con la Iglesia, prueba de ello es que nos encontramos ante el único municipio de España excomulgado por la Iglesia Católica. Solo por esto, el pueblo ya llama nuestra atención, pero aún hay más.

castillo-de-trasmoz.JPG

Trasmoz es conocido también como “el pueblo de las brujas” y no es por casualidad ya que esta tradición de brujería y encubrimiento de la misma por parte de los habitantes del pueblo fue lo que hizo que en 1512 la Iglesia maldijera, sí, sí, lanzara una maldición sobre todos los habitantes del pueblo y sus descendientes. Al parecer la gota que colmó el vaso fue una discusión entre el señor feudal de Trasmoz, don Ximénez de Urrea y el abad del monasterio de Veruela, quien controlaba todo el territorio. Casualidad o no, ocho años después de que la maldición de los monjes de Veruela cayera sobre todos los trasmoceros el castillo sufrió un incendio y fue abandonado.

trasmoz-pueblo-brujas.JPGcasa-de-trasmoz.JPG

Pero los datos curiosos no se quedan ahí. Al parecer el castillo siempre había sido famoso por sus operaciones al margen de la ley porque en el siglo XIII albergaba una ceca en la que se falsificaba moneda a espaldas de la corona, algo que tampoco sentó muy bien al abad del Monasterio de Veruela ni al obispo de Tarazona y que solo hicieron que avivar más los rumores sobre brujas y aquelarres.

torre-del-homenaje-castillo-trasmoz.JPG

Desde el siglo XVI el castillo permaneció muchos años abandonado hasta que en el siglo XX alguien se interesó por él  y no fue otro que Manuel Jalón, inventor de la fregona. No solo adquirió el castillo, que ya había alimentado un siglo atrás las leyendas de Bécquer, sino que restauró parte de sus estancias y escribió un libro en el que narraba la leyenda negra de Trasmoz. En agradecimiento el pueblo ha levantado un monumento a la fregona e incluso escrito una oda en honor a tan útil invento.

monumento-a-la-fregona.JPG

Uno de los que puso de relieve las leyendas de este municipio, que aún a día de hoy sigue maldito y excomulgado, fue el escritor Gustavo Adolfo Bécquer, quien pasó una larga temporada en el cercano monasterio de Veruela y dejó plasmados estos rumores de brujería en alguna de sus famosas Leyendas como la de la “tía Casca” o aquella en la que un nigromante hace surgir el castillo de la nada.

Quizá también buscaban la protección de las brujas de Trasmoz los que cometieron el secuestro del doctor Julio Iglesias Puga,“Papuchi”, a comienzos 1982, ya que fue en este municipio donde el doctor permaneció retenido durante 20 días.

la-salvacion-del-mundo.JPG

Verdad o no, hoy en día no se ven brujas por sus calles aunque el castillo albergue un museo sobre la brujería, eso sí puedes adquirir una parcela en la calle “Gol de Nayim” todo un puntazo para los más zaragocistas, o comprarle mermeladas de autor a Guillermo Fatás cantante del grupo aragonés Puturrú de fua («No te olvides la toalla cuando vayas a la playa» y otros éxitos ochenteros) y participar en numerosas festividades curiosas como la de hacer roldar el huevo, la feria de brujería y magia o la celebración, por todo lo alto del día de los difuntos.

mermeladas-bubub-trasmoz.JPG

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

6 respuestas a Trasmoz y sus historias para no dormir

  1. Sabía toda la historia de la brujería pues visité el pueblo hace muchos años, pero todas las cosas curiosas que nos has contado me han encantado.
    Un abrazo,

  2. Carmen dijo:

    He disfrutado tanto con las historias que habéis contado de Trasmoz, que cuando me he dado cuenta, no había visto las fotos y he tenido que empezar otra vez jajaja. Interesante entrada e interesante pueblo. Por cierto, el monumento a la fregona es bastante feo no?, con lo útil que ha sido el invento, podían haberle hecho algo un poco mas bonito…
    Un abrazo

  3. jairo dijo:

    Que post mas chulo Xipo, llama la atencion el pueblo y mas viendo que a pesar de la leyenda en el han habitado o habita gente creativa becquer, jalon o Guillermo jijiji

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.