Diario de un viaje a Lisboa y Sintra, Día 1

Quizá sea por la cercanía a España, por la falta de tiempo o por la elección de otros destinos, lo cierto es que Lisboa era una de las ciudades que nunca habíamos visitado; así que aprovechando unos días de vacaciones nos lanzamos a la aventura, con 6 días por delante para conocer la capital de nuestro vecino Portugal.

La tarea se presentaba complicada. La zona del sur de Portugal cuenta con numerosos atractivos turísticos y una larga lista de monumentos que forman parte de la lista del Patrimonio Cultural, así que decidimos centrarnos en Lisboa y Sintra para una primera aproximación a esta zona.

elevador-de-lisboa.JPGIniciamos el viaje desde Zaragoza de madrugada para plantarnos en Lisboa a las 10 de la mañana, y aun con todo el cansancio que ello supone, intentamos sacarle el mayor partido posible al día, aunque, desgraciadamente, la meteorología no nos acompañó positivamente durante nuestra estancia, tratamos de exprimir a fondo esta escapada.

Para el alojamiento escogimos el Nice Room Amazonas a través de Wimdu. Nos alojamos en casa de Antonio y su madre, en el barrio de Santos, muy cerca de la Basílica de la Estrella y a unos 20 minutos andando del centro. Y la experiencia fue muy recomendable; no solo por la amabilidad de los propietarios, que trataron de ayudarnos y aconsejarnos en nuestras andanzas turísticas facilitándonos información, sino también por la limpieza de las habitaciones, el servicio y la cocina, así como la posibilidad de alojarte en casa de gente local cuyas experiencias fueron de gran utilidad para nosotros. Como decimos la experiencia  fue totalmente recomendable y la repetiríamos sin dudar.

casa-antonio-lisboa-tarjeta.jpg

Tras acomodarnos y recabar un poco de información nos lanzamos a callejear por el centro de la ciudad. Las calles de la Baixa, desde la Praça do Comercio hasta la estación de Rossío y Restauradores fueron nuestro objetivo para la  primera tarde en Lisboa, eso sí, después de comernos una francesinha que estaba de muerte.

Este sector central de Lisboa fue proyectado por el Marqués de Pombal, quien planificó la reconstrucción tras el terremoto de Lisboa de 1755. Se articula a través de varias calles que salen desde la Praça do Comercio, uno de los núcleos históricos de Lisboa, que ha vivido desde las llegadas de importantes dignatarios internacionales por barco a través de su escalinata de mármol que comunica con el río, hasta acontecimientos emblemáticos y más recientes, como la revolución de los Claveles. Desgraciadamente para nosotros tanto el arco de triunfo como el monumento ecuestre a José I se encontraban cubiertos por tareas de restauración, por lo que la plaza no lucía en todo su esplendor.

plaza-del-comercio-lisboa.JPGMuy cerquita de allí, frente al edificio que alberga hoy en día la sede de Turismo de Lisboa, antigua oficina central de correos, encontramos la Plaza del Municipio, donde se encontraba el Ayuntamiento hasta que fue trasladado al Palacio del Rossio. Actualmente en este edificio restaurado se encuentra el Archivo Histórico. En esta plaza lo que más llama quizá la atención es el Pelourinho del siglo XVIII, hoy despojado de los ganchos de hierro, es símbolo de la libertad ciudadana, aunque antiguamente estas columnas servían para la exposición pública de los procesados por delitos penales y religiosos.

plaza-del-municipio-en-lisboa.JPGA media tarde tuvimos una reunión con el responsable de Turismo de Lisboa quien nos aconsejó e informó sobre alguna de las actividades que realizaríamos en los próximos días y a quien queremos agradecer el buen trato recibido.

Continuamos nuestro paseo por la rua Augusta y sus paralelas a ambos lados. Antes de llegar a la Plaza de Rossio, pasamos por la calle de Santa Justa, donde podemos ver a la izquierda el Elevador de Santa Justa, que comunica este barrio con el Chiado y las ruinas del Museo do Carmo que visitaríamos días más tarde.

Elevador-de-santa-justa-en-lisboa.JPG

En la Plaza de Rossio, también conocida como plaza de Pedro IV, emperador de Brasil y rey de Portugal, que otorgó a los portugueses una Carta Constitucional en 1826, se levanta una columna con una escultura en su honor. Se encuentra allí también el Teatro Nacional de Doña María II, construido sobre la antigua sede de la Inquisición.

plaza-del-rossio-lisboa.JPG

No lejos de allí la Praça da Figueira nos ofrece una hermosa panorámica del Castelo que sobresale de los edificios colindantes junto al monumento ecuestre al rey Juan I, quien venció a las tropas castellanas en el siglo XIV en la famosa batalla de Aljubarrota y también conquistador de Ceuta.

monumento-joao-I-plaza-figueira-lisboa.JPGvistas-castillo-san-jorge-lisboa.JPG

Pasamos por el bello edificio que alberga la estación de tren de Rossio y llegamos hasta la Praça dos Restauradores, con un monumento erigido en memoria de aquellos que se rebelaron en 1640 contra la administración española y emprendieron la batalla para la restauración de la independencia portuguesa, ya que desde el reinado de Felipe II al de Felipe IV, la Península Ibérica estuvo gobernada por los mismos soberanos. Esta plaza da el punto de partida a la avenida de la Liberdade.

plaza-restauradores-en-lisboa.JPG

Terminamos el día callejeando por la Baixa sin rumbo fijo hasta que comenzó a anochecer y tras la parada de rigor para armarnos de provisiones volvimos a casa. Al día siguiente nos esperaba una lección de la historia de Lisboa y un completo recorrido por Belem.

-Ya puedes leer nuestro recorrido al día siguiente y la visita a Belém pinchando aquí.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

8 respuestas a Diario de un viaje a Lisboa y Sintra, Día 1

  1. Kikas dijo:

    Lisboa…imprescindible….nunca demasiado visitada…

  2. que ganas de visitarla

    • xipo dijo:

      Te animo a ello Jairo! Atento a los próximos días que publicaremos el viaje y podrás ver todo lo que tiene esta fantástica ciudad!
      Saludos

  3. Habíamos estado en el norte de Portugal varias veces, pero cuando por fin nos decidimos a ir a Lisboa, nos quedamos asombrados. ¿Como era posible que no la hubiéramos visitado antes? Como dices, la cercanía, ese, como está ahí ya iremos, puede ser un motivo. El caso es todo el centro de Portugal nos encantó, tanto que repetimos dos años.
    Una lástima que no os hiciera buen tiempo, porque Lisboa luce espectacular.
    Saludos!

    • xipo dijo:

      La mayor pena es que la plaza del comercio estaba de restauración, y sus principales esculturas tapadas por lonas… Eso sí fue una pena!! El tiempo, pues llovió, pero eso si, a ratos… A ratos sol, a ratos lluvia… Así que no fue un impedimento para ver las cosas!! Es una gran ciudad, y la verdad que hay mucho que ver aquí y en los alrededores!
      Por cierto, fuimos al museo de los coches como nos comentasteis! Muy chulo!

  4. Olga Álamo dijo:

    Llevo un rato bicheando vuestro blog sobre Lisboa y Sintra. Mi pareja y yo queremos visitarlos dentro de poco, y me ha encantado! Me están viniendo genial vuestras fotos, recomendaciones… para priorizar y no perderme ni una cuando vayamos (queremos ir en un puente y tenemos poquito tiempo). Os seguiré desde ahora! Un saludo, y gracias! 😀

    • xipo dijo:

      Hola Olga!

      gracias por el comentario! Lisboa y Sintra son preciosas. Cualquier duda que tengas no dudes en preguntarla por correo o por comentarios en el blog. Gracias por tus palabras, saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.