Ruta por los Balcanes, Día 1, Zaragoza-Trieste

Por fin llegó el día de tan ansiado viaje, viaje que preparamos y planificamos con tiempo y que me dispongo a contar a partir de hoy a modo de diario de viajes, nuestra gran ruta por los Balcanes. Salimos de Zaragoza a las cinco de la mañana en autobús hacia Barcelona. El autobús nos dejó en la estación de Sants, y tras comprar el billete de Renfe hasta el aeropuerto, llegamos al Prat con dos horas de adelanto a la salida del vuelo. El vuelo es lo más económico que hemos encontrado, un vuelo de Ryanair a Trieste, al norte de Italia, ciudad que exploraríamos y que serviría de acceso a Eslovenia, primera zona importante de nuestra ruta balcánica y donde teníamos a una amiga realizando una beca Leonardo, a la cual teníamos previsto visitar.

Nuestro avión sale con algo de retraso lo que hace que al llegar a Trieste el bus a la ciudad se haya marchado y nos toque esperar un buen rato en el aeropuerto Friuli Venecia Giulia. Recuerdo que decidimos no alquilar coche y hacer todo el viaje tirando de transportes públicos, así que autobús, trenes y algún que otro barco han sido nuestros aliados estos días. Finalmente llegamos a Trieste a las cinco de la tarde aproximadamente.

tunel-colina-de-trieste.JPG

Nos alojamos esa noche en el B&B Battisti, céntrico y lo más barato que encontramos. Estaba muy cerca del famoso café San Marco, uno de los cafés clásicos de la ciudad. Andrea, su propietario nos entregó unos mapas y sin perder mucho tiempo, salimos a descubrir la ciudad.

Conocimos la ciudad por su parte más alta, subiendo la escalinata que nos dirigía a la colina de San Giusto. Tras sacar varias fotos y disfrutar de las vistas que desde allí se obtenían, nos acercamos a la fortaleza de la ciudad, el punto más alto de la colina. Muy cerquita de allí encontramos la catedral del mismo nombre, en cuyo interior hay unos interesantes mosaicos bizantinos. Su entrada es gratuita.

vistas-desde-la-colina-de-trieste.JPG

iglesia-san-giusto.JPG

Bajando la colina por el lateral de la catedral nos encontramos primero, con el Arco di Riccardo, un arco romano de la época del emperador Augusto que en su día era una de las puertas de acceso de la antigua ciudad romana, y un poco más abajo con dos de las iglesias más famosas de Trieste, Santa María la Maggiore por un lado y la iglesia de San Silvestro por otro, ésta última preciosa, aunque desgraciadamente las dos iglesias tenían sus puertas cerradas por lo que no pudimos mas que verlas por fuera.

arco-di-riccardo-de-trieste.JPG

santa-maria-la-magiore-y-la-iglesia-de-san-silvestro.JPG

Callejeando un poco llegamos hasta el antiguo teatro romano, la verdad muy cuidado a pesar de encontrarse al aire libre y el cual aún se utiliza en alguna ocasión hoy en día.

teatro-romano-de-trieste.JPG

Justo enfrente, la gelateria Marco llamó a nuestros estómagos en forma de helado, auténtico gelato italiano. Tres euros la tarrina de tres sabores. Pistacho, Mascarpone con nueces y stracciatela fueron los elegidos. Algo escandaloso.

 Tras coger fuerzas con tan gélida merienda nos acercamos a ver otra de las iglesias de Trieste, la iglesia ortodoxa de San Spyridon, de estilo neobizantino y con unas grandes cúpulas azules que llamaban la atención.

iglesia-de-san-spyridon.JPG

A los pies de tan majestuosa iglesia aparece ante nuestros ojos el Gran Canal, y la estatua del escritor James Joyce, quien resulta que vivió en Trieste doce años de su vida y de quien se dice que se inspiró en un marinero triestini para dar vida a Ulysses, protagonista de su más famosa obra.

atardecer-en-el-canal-de-trieste.JPG

estatua-del-escritor-james-joyce-en-trieste.JPG

En nuestro camino hacia el centro atravesamos la piazza de la Borsa, una de las principales plazas de la ciudad en la que se encuentra el palacio de la Bolsa que es quien da nombre a la plaza, y que hoy en día es la sede de la cámara de comercio de la ciudad. Es posible visitar el palacio por dentro. La entrada cuesta en torno a los cinco euros, aunque nosotros no lo visitamos. Pegado al palacio encontramos el edificio del Tergesteo, centro de comercio de la ciudad. A un lado de la plaza encontramos una estatua dedicada a Leopoldo I, emperador de Austria, y es que Trieste formó parte del imperio austrohúngaro.

palacio-de-la-colsa-de-trieste.JPG

Y por fin llegamos a la joya de la corona de la ciudad de Trieste, la Plaza de la Unidad de Italia, una plaza que recomiendo encarecidamente ver tanto de día como de noche. La plaza está cerrada por tres de sus costados por imponentes edificios, entre ellos el Ayuntamiento, y por el cuarto costado está abierta diréctamente al mar. La plaza es preciosa y personalmente me recuerda a la Grand Place de Bruselas. De noche, completamente iluminada gana más si cabe. Desde luego las fotos no le hacen justicia.

vistas-de-la-plaza-de-la-unidad.JPG

plaza-de-la-unidad-iluminada-de-noche.JPG

Al caer la noche y tras cenar (ya que estábamos en Italia no pudimos resistirnos a unas pizzas) encontramos un concierto de jazz gratuito justo detrás del Palacio de la Bolsa. Resulta que se estaba celebrando en la ciudad el festival Triestestate, con multitud de actividades culturales y musicales. Y sería aquí donde mataríamos las últimas horas de lo que sería el primer día de un largo viaje.

-Puedes seguir leyendo nuestro viaje pinchando aquí

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

15 respuestas a Ruta por los Balcanes, Día 1, Zaragoza-Trieste

  1. Trinity dijo:

    ¡Qué maravilla Trieste! Viendo esta entrada, Italia sigue perfilándose como destino preferido el día que pueda viajar. Muy bonitos todos los monumentos, plazas, iglesias, arco y teatro romano, canal, y curiosa la anécdota de James Joyce. Si a eso le añades la parte gastronómica de helados y pizza y el concierto de jazz, queda poquito para alcanzar el cielo.
    Que sigáis disfrutando del viaje!!

    • xipo dijo:

      Te aseguro que Trieste nos sorprendió muy gratamente. Vaya sorpresa nos llevamos con la ciudad. Lo de la gastronomía suele ir ligada a nuestros viajes…jeje Hay que conocer de todo!!
      Un saludo!

  2. MARTA MARTIN dijo:

    Un viaje realmente bonito, espectaculares fotos me quedo con 2… La del canal y la de la plaza por la noche… Preciosas… Felicidades por la entrada muackkk

  3. Julia Comino dijo:

    El viaje empieza fuerte eh?? Me ha parecido preciosa esta ciudad Italiana, lo que más me ha llamado la atención es como han integrado sus más valiosos tesoros arquitectónicos con el día a día de la ciudad, como el tunel que pasa por debajo de la escalinata de acceso a la colina de San Giusto, el teatro romano rodeado de edificios o el Arco di Riccardo tal cuál en medio de una calle…

    Voy a seguir leyendo que esto pinta muyyyy bien…

    • xipo dijo:

      El viaje empezó fuerte… Y esa sería la tónica general..jeje Trieste es muy bonita, la recomiendo. No pensábamos que nos fuera a gustar tanto.

  4. Aran dijo:

    Mira que soy, primero me leo lo último y ahora empiezo por el principio jajaja. Algo es algo ^^ Me ha enamorado la foto del atardecer en el Gran Canal! Un abrazo!

  5. Victor dijo:

    Una de las paradas que tuvimos nosotros hacía Croacia fue precisamente también Trieste, aunque nosotros no íbamos con casi tiempo y solo nos paramos a ver el castillo junto al mar y proseguimos con el coche ya que esa tarde teníamos que llegar a Plitvice. Pero si que tiene buena pinta la ciudad…

    Voy a seguir leyendo.. que me estan viniendo muy buenos recuerdos…

  6. Chelo dijo:

    Hola!
    LLevaba varios días desaparecida del mundo blogger debido a las vacaciones así que ahora tendré que ponerme al día con vuestras entradas.
    Una gran idea eso de ir a Italia y de allí pasar a Eslovenia!
    Un saludo,

    • xipo dijo:

      Pues nada, bienvenida de nuevo.. Como verás hemos publicado nuestra ruta por los Balcanes, así que si quieres saber como salió el viaje, siéntate y disfruta…
      Pasar de Trieste a Eslovenia lo hicimos así porque nos salí mucho más barato que volar a Eslovenia directamente, y encima, conocimos una ciudad bonita como es Trieste.

  7. Miguel Roberto dijo:

    Saludos y agradecimiento.¿Pero donde Itinerario complets?. Gracias.

    • xipo dijo:

      Hola!! Pues la verdad que al final de la entrada, vas pasando al dia siguiente y poco a poco lo vas viendo.. De todas formas, te lo repito sin problemas, el itinerario que hicimos fue Zaragoza-Trieste-Ljubliana (3 dias con excursiones a Beld y cuevas de Postojna), Maribor, Zagreb, Lagos de Plitvice, Zadar, Split, Trogir, Mostar, Dubrovnik 4 días (desde aquí hicimos un dia una excursión a Ston y Korcula, y otro día una excursión a Montenegro)

      Cualquier duda que tengas puedes escribirme un correo y sin problemas te contestaré. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.