Visitar las catacumbas de París

Las catacumbas de París se han convertido en una de las atracciones turísticas más demandadas de la ciudad. Lo normal es encontrarse con una gran fila para poder entrar a verlas, o madrugar para intentar salvarla. Y es que no podemos negar que a muchos nos puede la originalidad y el morbo de ver este gigantesco osario escondido bajo una de las ciudades más turísticas y cosmopolitas del mundo.

calaveras-catacumbas-paris.JPG

Sin embargo, las catacumbas de París no nacieron con este fin. Ya desde épocas muy remotas, como la época romana, los habitantes de la ciudad, por aquel entonces concentrados en la Île de la Cité, necesitaban buscar piedra para levantar los edificios de la ciudad. La Catedral de Notre Dame o la Conciergerie, así como otros muchos monumentos de París, fueron construidos con la piedra caliza que los canteros obtenían a base de excavar cientos de kilómetros de túneles en el subsuelo de las afueras de la ciudad. De hecho, por aquel entonces no se llamaba a esos túneles las catacumbas de París, sino les carrières (las canteras).

catacumbas-de-paris.JPG

A lo largo de la historia, y fundamentalmente durante la Edad Media, estaba muy extendida la costumbre de enterrar a los fallecidos en el interior o en los alrededores de las iglesias y hospitales repartidos por el interior de la ciudad, que en esa época estaba amurallada. El progresivo crecimiento de la población en París hizo que los principales cementerios de la ciudad se encontraran, para mediados del siglo XVIII, completamente abarrotados.

esqueletos-catacumbas-paris.JPGhuesos-catacumbas-paris.JPG

Además, y fundamentalmente en el distrito de Les Halles, comenzaron a producirse diversas enfermedades debido al manejo inadecuado de los restos humanos que se amontonaban en los cementerios de la ciudad, por lo que en 1786 se decidió aprovechar esos túneles para descongestionar los campos santos de París.

catacumbas-paris.JPGcalavera-catacumba-paris.JPG

Entre 1786 y 1788 aproximadamente 6 millones de restos humanos fueron trasladados por la noche y utilizando carretas a estas antiguas canteras, dando así lugar a las catacumbas de París. Sus más de 300 kilómetros de túneles fueron muy utilizados por los miembros de la Resistencia francesa durante la ocupación en la Segunda Guerra Mundial.

catacumbas-de-paris.JPGhuesos-catacumbas-de-paris.JPG

Desde el siglo XIX son accesibles al público, aunque la última reforma se realizó en 2005. Sin embargo, a pesar de su envergadura solo se pueden visitar algo menos de 2 kilómetros de estos corredores.

visita-catambus-de-paris.JPG

Durante el recorrido es posible ver cientos de miles de huesos dispuestos en forma de muros a los laterales de los corredores, acompañados de inscripciones que informan de su procedencia o de citas literarias sobre la futilidad de la vida terrenal.

catacumbas-de-paris-visita.JPGcatacumbas-de-paris.JPG

Además, y como se puede ver en el museo que hay al inicio del recorrido, la existencia de las catacumbas de París y la datación y estudio de los restos óseos, ha permitido a los investigadores llegar a interesantes y valiosas conclusiones sobre el modo de vida y el estado de salud de los habitantes de París a lo largo de la historia.

interior-catacumbas-de-paris.JPGcatacumbas-de-paris.JPG

Ya que la visita a las catacumbas de París es una de las atracciones turísticas más interesantes de la capital francesa, es frecuente que se formen filas interminables incluso una hora antes de la apertura del monumento, por lo que, aunque hay bastante diferencia de precio en las entradas (en taquilla cuestan 13€ y de forma anticipada, 26€), si quieres asegurarte la entrada sin hacer dos horas de fila y aprovechar al máximo tu tiempo en París, puedes reservar tus entradas por internet.

calaveras-catacumbas-paris.JPG

El horario de visita es de martes a domingo de 10:00 a 20:30, aunque el último pase se realiza a las 19:30. Para llegar a las catacumbas lo más sencillo es coger el metro hasta la estación Denfert-Rochefort.

Consejo importante: Si vas a visitar París, sin duda te aconsejo adquirir la tarjeta París City Pass, pues además de que incluye algunas de las entradas de los principales monumentos de París, te incluye el transfer desde el aeropuerto hasta tu hotel y te ofrece descuento en un montón de atracciones más. Aquí puedes ver más información sobre ella y si te interesa adquirirla.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de Facebook,TwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.