Paseo histórico por el Berlín del nazismo

Una de las visitas que más ganas teníamos de hacer en este viaje a Berlín era el paseo histórico por el Berlín del nazismo, una visita guiada en la que recorreríamos los principales puntos de interés de la historia nazi en Berlín.

Se trata de una visita guiada de cuatro horas de duración, que, además de no hacerse nada pesada, lo cierto es que te cuenta historias y te muestra lugares realmente curiosos, que de otra manera, seguramente hubiese pasado por alto.

El Berlín del nazismo

Nosotros reservamos la visita del paseo histórico por el Berlín de los nazis aquí. La verdad que nos pareció una gran idea para conocer algo más sobre este movimiento radical que cambió la historia. La visita comienza a los pies de la Torre de la Televisión de Berlín, como lugar de encuentro. Obviamente en esta visita no se visita (de hecho, no hay visitas que suban, hay que hacerlo por libre – entradas aquí-)

Una vez reunido el grupo te diriges con el autobús a las inmediaciones de la Torre de la Victoria, primera parada de este paseo histórico por el Berlín del nazismo. La Torre de la Victoria fue construida para rememorar la victoria del reino de Prusia en la llamada Guerra de los Ducados, y ha sido testigo de excepción de los desfiles nazis, ya que está situada en uno de los puntos emblemáticos por donde discurrían estos desfiles. Además si os fijáis bien, podéis ver aún las marcas de los disparos ocurridos durante el asalto a Berlín.

Nuestra siguiente parada fue el Reisgtag, el emblemático Parlamento alemán. A un lado de la entrada se encuentra un pequeño memorial en recuerdo de las víctimas políticas perseguidas y asesinadas por el nazismo. Se trata de pequeñas placas, donde pueden leerse el noombre de los políticos perseguidos por los nazis, así como el destino que estos tuvieron.

Muy cercade allí, ya en el Tiegarten, se encuentra el memorial en honor de los gitanos, otra raza perseguida por el régimen nazi. Se trata de un memorial sencillo pero muy bonito, y es el último de los memoriales realizados en Berlín.

La siguiente parada de este paseo histórico por el Berlín del nazismo nos llevó hasta el memorial de los soldados soviéticos caidos. Se trata de un gran memorial en memoria de los más de 2000 soldados soviéticos que dicen que están enterrados en sus inmediaciones. Además, según nos contaros, dicen que parte de las piedras con las que fue construido formaban parte de la antigua cancillería de Hitler.

Proseguimos el paseo histórico por el Berlín del nazismo visitando la antigua casa de Eutanasia. En realidad, esta casa de eutanasia ya no existe como tal y fue desrtuida, pero en su lugar han colocado un monumento a las víctimas de este lugar. Y es que dentro de las políticas económicas nazis, los enfermos y ancianos suponían un gasto elevado que no querían afrontar. Por ello, convencían a sus familiares para llevarlos a una casa donde serían cuidados por el Gobierno (la llamada casa de Eutanasia). Allí en vez de ser cuidados eran asesinados y tiempo después sus familias recibían una llamada comunicando que su familiar había muerto de forma natural. Un auténtico horror.

La siguiente parada de esta ruta fue el ministerio de Defensa. En su patio interior, está el lugar donde fueron asesinados a sangre fría los responsables de la llamada Operación Valkiria, una trama que pretendía acabar con la vida de Hitler y que fracasó. Sus responsables fueron asesinados en el muro de su patio interior, donde hoy puede leerse una placa en su memoria junto a una corona de flores.

Muy cerca de la Topografía del Terror (lugar que recomiendo encarecidamente visitar) hicimos otra pequeña parada. Pues los edificios que allí se encuentran son los mismos que en su día fueron el Ministerio de Propaganda o el Ministerio de Aviación durante la época en que el nazismo estaba en el poder.

El punto final de ruta quizás era uno de los más esperados y seguramente de los más famosos. El famoso bunker de Hitler. Aunque aviso que el bunker como tal no se ve. Quedó destruido y sepultado, por lo que es imposible entrar en él. Eso si, en el lugar donde est´s situado puede verse un panel donde indica su composición. Lo cierto es que no quieren sacarlo a la luz para evitar radicalismos.

Como he dicho antes, nosotros reservamos la visita histórica de los nazis en Berlín aquí. Nos pareció que estaba bien de precio, que recorría varios lugares emblemáticos y además nos permitiría conocer más sobre ellos. Y la verdad que así fue. Al final, la mañana que duraba la visita resultó un agradable paseo por una historia muy reciente y también, al menos para nosotros, muy desconocida.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.