Qué ver y qué hacer en Aínsa

Aínsa es una de las localidades más bonitas de la provincia de Huesca y también de todo Aragón. No en vano, este precioso pueblo del Sobrarbe aragonés ha sido galardonado con el título de “Capital del turismo rural de España 2018”, debido en parte a la belleza de sus rincones, a sus idílicos paisajes y a la rica gastronomía de la zona, que hacen de Aínsa una escapada perfecta para descubrir el encanto del corazón del Sobrarbe.

Si decides visitar la zona del Sobrarbe, Aínsa es sin duda una de las localidades que no puedes dejar de ver. Por eso, aquí va un listado de cosas que ver y que hacer en Aínsa, para no perderte nada de esta localidad que presume de ser una parte importante del corazón del Sobrarbe.

-La plaza mayor, la conocida como plaza de los Arcos

Sin duda alguna que se trata del corazón medieval de Ainsa. Una pequeña plaza empedrada rodeada por sus laterales por porches formados por arcos de medio punto y ojivales que componen una de las imágenes más espectaculares de Aínsa. Como curiosidad os diré que bajo los soportales de los laterales todavía se encuentran dos viejas presas de vino que utilizaban los vecinos del pueblo para fabricar su propio vino.

-El castillo de Aínsa

En la parte alta del pueblo y muy cerca de la plaza de los arcos, se encuentra el Castillo de Aínsa, un castillo del siglo XI que sirvió como fortaleza de vigilancia ante posibles ataques musulmanes en la zona del Sobrarbe. Destaca en uno de sus lados la torre del Homeja, hoy en día sede del ecomuseo de Ainsa, dedicado a la fauna autóctona de la zona, y en especial a la figura del quebrantahuesos, y en el otro, una vieja nabata, una embarcación de madera con la que antiguamente bajaban el río.

-Ecomuseo de la fauna

Como decía anteriormente, el ecomuseo está situado en la torre del Homenaje del Castillo de Aínsa, y además de mostrarnos los distintos animales que viven por la zona, está dedicado de una manera muy especial al quebrantahuesos, un ave que se encuentra en peligro de extinción.

En su interior se encuentran distintas aves rapaces que habitan por la zona, y que han sido rescatadas en las proximidades. Aquí son recuperadas, y las que no pueden volver a la naturaleza acaban viviendo en este centro. Destaca por encima de todas, como no podía ser de otra forma, el quebrantahuesos.

-Iglesia de Santa María

La iglesia data de finales del siglo XI y principios del XII, y está dedicada a Santa María. Está considerada uno de los templos más notables de todo el Sobrarbe, y es uno de los mejores ejemplos del románico aragonés. Tiene un pequeño claustro visitable, y es posible subir a lo alto de la torre.

-Visitar el museo de Oficios y Artes Tradicionales

Situado en Casa Latorre, una de las casas más conocidas del casco antiguo de Aínsa este museo hace un viaje por los distintos oficios tradicionales de la zona. En él, además de diversos objetos de trabajo, podréis ver el taller del herrero, con el yunque y la fragua, una vieja serrería, un telar, así como distintos trabajos de mimbrería y de cestería.

-Mikvé (Baño judío)

En el interior de una de las casas y muy cerca del museo de oficios y Artes Tradiciones se puede visitar un Mikvé, un antiguo baño judío del siglo XIV, y es que toda esta zona, se encuentra en lo que es la antigua judería de Aínsa.

-La cruz del Sobrarbe

En la parte alta de Ainsa hay un monumento que seguro os llamará la atención. Es la conocida como Cruz del Sobrarbe, todo un símbolo del Sobrarbe. Cuenta la leyenda que cuando los cristianos estaban luchando contra los musulmanes en el año 724, una cruz de fuego apareció sobre una carrasca, y empujó a los cristianos, muy inferior en número y bastante mermados, a ganar la batalla.

La cruz, también puede verse en un monumento situado en la parte alta del pueblo, entre la plaza de los arcos y la fortaleza de Ainsa.

-Picaportes con forma fálica

Una de las curiosidades de las casas de la parte vieja de Aínsa son los picaportes. Y es que muchos de ellos tienen forma fálica, a modo de amuleto, con la intención de poder atraer a la casa la fertilidad.

-Hacer una visita teatraliazada por Aínsa

Puede que sea una de las mejores maneras de conocer la historia y las curiosidades de Aínsa. El grupo Encantarias hace unas visitas teatralizadas por la zona que están realmente bien, recreando multitud de escenas y personajes. Una buena idea para conocer Aínsa y además pasar un buen rato, sobre todo si se viaja con los más pequeños.

-Hacer rafting por el río Ara o Cinca

El rafting es una de las mejores actividades deportivas que se pueden hacer en Ainsa, ya que cuenta con dos rios perfectos para ello. Por un lado el Ara, y por el otro el Cinca, los cuales bajan alimentados del deshielo de las montañas y unen sus aguas en la población de Ainsa. Bajar el río a bordo de una barcaza y disfrutar del paisaje desde el agua es una de las mejores cosas que puedes hacer en Aínsa.

Visitar el comedero de buitres 

A las afueras de Aínsa se encuentra el comedero de buitres, un espacio reservado para la alimentación de los buitres que merodean por la zona. Allí se tiran los restos de los despieces de las empresas cárnicas de la zona, y son los buitres quienes se encargan de su eliminación de una manera ecológica y nada dañina para el medio ambiente. Es increíble observar la cantidad de buitres que llegan hasta aquí en busca de alimentos en solo unos instantes. La verdad es que es digno de ver.

-Hacer mil y una excursiones por los alrededores

La zona del Sobrarbe ofrece muchas excursiones interesantes para hacer y estar en contacto con la naturaleza, como la visita al Parque Nacional de Ordesa y Monteperdido, la cueva de los osos de Tella y su conocido dolmen, hacer un recorrido en BTT por la zona, visitar Boltaña, o los pequeños pueblos llenos de encanto que forman el Sobrarbe, como Guaso, Morillo de Tou o La Torrecilla, realizar una ruta ornitológica por Gerbe, disfrutar de la vieja iglesia de Santa María de Buil o sobrevolar el embalse de Mediano.

-Comer en Aínsa. ¿Dónde comer en Aínsa?

Si la gastronomía es parte importante de tus viajes, tranquilo, en Aínsa se come realmente bien. Hay varios restaurantes donde comer de maravilla. Algunos, en la parte alta del pueblo, en la plaza de los arcos o en sus alrededores, como Casa Fes o el famosísimo Callizo, y otros en la parte baja de Aínsa. Si buscas un sitio donde comer en Aínsa, te recomiendo leer este otro post, donde recomiendo algunos restaurantes de Aínsa.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.