Qué ver y qué hacer en Lausana (Lausanne)

Bañada por el lago Lemán, el mayor lago de Europa occidental, y a poco más de 60 kilómetros de Ginebra, la ciudad de Lausana es una escapada ideal para completar un viaje por Suiza. Monumentos medievales, historia y naturaleza se dan cita en Lausana, una ciudad fácilmente accesible ya que solo se tarda 45 minutos en tren desde Ginebra.

En este post os contamos qué ver y qué hacer en Lausana para que planifiques al máximo tu próximo viaje por Suiza.

La historia de esta ciudad, que hoy es la capital del cantón de Vaud, se remonta nada más y nada menos que hasta el siglo V a.C.  A los celtas les siguieron los romanos y, posteriormente, los alemanes. El crecimiento de la ciudad, principalmente durante los siglos XII y XIII fue posible gracias a la sede arzobispal y, aunque perdió sus derechos acogiendo a la Reforma, en los dos últimos siglos no ha parado de crecer.

Hoy, es una ciudad tranquila a la vez que vibrante que ha sabido combinar el respeto al pasado y a la naturaleza con los museos más modernos.

que-ver-que-hacer-lausana.JPG

-Iglesia de San Francisco

Situada en la parte media de la ciudad, junto a importantes edificios del 1900, como el edificio de Correos, su construcción se remonta unos cuantos siglos atrás. Fue en los siglos XII y XIII cuando los monjes franciscanos fueron enviado colina abajo debido al crecimiento de la ciudad. En 1270 se construyó la iglesia, que estaba unida a las dependencias monásticas (hoy desaparecidas) mientras que la construcción del campanario tuvo que esperar hasta principios del siglo XV.

iglesia-san-francisco-lausana.JPG

-Catedral de Lausana

Situada en lo alto de la ciudad, el edificio data, en su mayor parte, del siglo XIII, siendo consagrada en 1275. Durante la Reforma el edifico sufrió algunas modificaciones y, durante los siglos XVIII y XIX se llevaron a cabo varias restauraciones bajo la dirección del arquitecto Viollet-le-Duc, el mismo que restauró la famosa catedral de Notre Dame de París.

catedral-lausana.JPG

Gracias a las restauraciones llevadas a cabo durante el último siglo, han sacado a la Lausanne la decoración y las pinturas originales. También destaca la riqueza de sus vidrieras, en especial, el rosetón.

vidriera-catedral-lausana.JPG

La catedral de Lausana se puede visitar todos los días de 9:00 a 19:00 entre los meses de abril a septiembre y de 9:00 a 17:00 entre octubre y marzo. El acceso a la catedral es gratuito pero por 5€ se puede subir a la torre y disfrutar de unas bonitas vistas de la ciudad. Puedes leer más sobre la catedral de Lausana en este post.

catedral-lausana.JPG

-Escaleras del mercado

Se trata de uno del los rincones más bonitos y pintorescos de Lausana. Su origen se remonta al menos hasta el siglo XIII aunque su morfología ha ido cambiando con el tiempo. Su función principal es la de comunicar la zona alta de la ciudad, donde se encuentra la Catedral, y la plaza de la Palud, donde se ubica el Ayuntamiento de Lausana.

En el recorrido de estas escaleras era donde tenía lugar el mercado de la cuidad, al menos, hasta el siglo XV. Recorrer las escaleras del mercado es de esas cosas que sí o sí hay que hacer en Lausana.

escaleras-del-mercado-lausana.JPG

-Ayuntamiento de Lausana

Situado en la Place de la Palud, y muy bien comunicado con la catedral gracias a las escaleras del mercado, el edifico del ayuntamiento de Lausana data de 1675 aunque no el emplazamiento ya que este lugar ya era, siglos antes, símbolo del poder de la ciudad.

La arquitectura del edificio del ayuntamiento responde a la arquitectura típica de esta región de Suiza y acogía, en las dependencias de la planta baja, el mercado de trigo de Lausana.

ayuntamiento-de-lausana.JPG

Una de las cosas que no puedes dejar de hacer en Lausana es pasear por los alrededores del ayuntamiento y de esta plaza, donde se encuentra la esencia de la ciudad histórica de Lausana.

plaza-de-la-palud-lausana.JPG

-Fuente de la Justicia

Esta peculiar y colorida fuente se encuentra an la Place de la Palud, en el corazón de Lausana. Tanto la columna como la escultura, que representa a la alegoría de la justicia, fueron realizadas por Laurent Perroud y su hijo a finales del siglo XVI.

Representa a una mujer con los ojos vendados que porta una espada y una balanza. Aunque lo hoy figuran en la plaza son copias realizadas a principios del siglos XX, mientras que las piezas originales se exponen en el Museo de Historia de Lausana.

fuente-de-la-justicia-lausana.JPG

-Vistas desde el centro

Lausana puede presumir de tener un entorno natural envidiable y, al estar la ciudad antigua emplazada sobre una colina a orillas del del lago Lemán,  disfrutar de las vistas desde la parte alta de la ciudad es una de las cosas que tienes que hacer en Lausana.

vistas-lausana-lago-leman.JPG

-Castillo de St. Marie

Este monumento data del siglo XV y se construyó para servir de residencia fortificada a los obispos de la ciudad. Hasta ese momento se alojaban en el palacio episcopal, el actual museo de historia situado junto a la Catedral, pero los constantes enfrentamientos con las ciudades de Berna y Friburgo exigieron a los obispos el contar con una residencia más segura.

Las obras se prolongaron entre 1397 y 1430, aunque posteriormente ha sido reformado en varias ocasiones. Hoy, alberga el Consejo de Estado del cantón de Vaud del que Lausana es la capital.

castillo-de-lausana-st-marie.JPG

-Palacio Rumine

Su construcción se debe a François Rumine, un aristócrata que legó una importante suma de dinero a la ciudad de Lausana para la construcción de un edificio público. Este edificio se construyó a los pies de la cité en 1889 y, en sus inicios albergó la Universidad de Lausana.

Hoy acoge varios museos como el de Bellas Artes, Geología, Zoología, Historia y Numismática así como la biblioteca universitaria. El interior del palacio y los museos se pueden visitar de martes a domingo de 11:00 a 18:00, aunque los viernes y los sábados cierra a las 17:00.

palacio-rumine-lausana.JPG

-Lago Lemán

El lago Lemán y cada una de las ciudades a las que baña forman un binomio inseparable. Lausana no es una excepción y es que, pasear por las orillas del lago Lemán con la cité medieval vigilando desde las alturas es una de las mejores sensaciones que no se va a llevar de un viaje por esta región de Suiza.

Además, el lago Lemán ofrece la posibilidad de hacer muchas actividades en contacto con la naturaleza.

lago-leman-lausana.JPG

-Parque y Museo Olímpico

A orillas del lago Lemán se extienden varios espacios verdes entre los que destaca el Parque Olímpico: una serie de jardines de inspiración renacentista que, salpicados de guiños y referencias al mundo del deporte y de las Olimpiadas, conducen hasta el Museo Olímpico y es que no nos podemos olvidar de que Lausana es la sede del Comité Olímpico Internacional (COI).

museo-olimpico-lausana.JPG

Inaugurado en 1993 pero reformado en 2013 la idea de crear un Museo de las Olimpiadas se la debemos al mismísimo Barón Pierre de Coubertin, quien recurperó las olimpiadas de la Antigua Grecia a finales del siglo XIX, dando lugar a nuestros actuales Juegos Olímpicos.

jardines-museo-olimpico-lausana.JPG

En su interior se corear la historia de los Juegos Olímpicos desde sus orígenes a través de 1500 objetos relacionados con ello y pantallas y aplicaciones interactivas, por lo que se trata de una visita recomendable para toda la familia.

Se puede visitar todos los días de 9:00 a 18:00 entre el 1 de mayo y el 15 de octubre y de 10:00 a 18:00 durante el resto del año. El precio es de unos 15€ para adultos y de 10€ para niños.

llama-olimpica-lausana.JPG

Castillo d’Ouchy

Convertido en hotel desde 1989, el Castillo d’Ouchy conserva todavía una de las torres que, en el año 1170 el arzobispo de Lausana mandó construir a orillas del lago Lemán y que llegado también a servir de prisión.

Hoy, la zona que rodea el Castillo d’Ouchy con los Alpes y el lago Lemán como telón de fondo, parecen sacados de un cuento de hadas así que, acercarse hasta aquí, es otra de las cosas obligatorias que hacer en Lausana.

castillo-ouchy-lausana.JPG

Y si quieres completar tu viaje a Lausana, no te puedes perder la cercana ciudad de Ginebra, la pequeña y coqueta localidad de Nyon o el cercano castillo de Chillon, sin duda, algunas de las joyas que esconde esta zona.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.