Los monumentos prerrománicos de Oviedo, la herencia medieval de la ciudad

La ciudad de Oviedo es la capital del Principado de Asturias, una comunidad autónoma del norte de España con muchísimos atractivos, tanto culturales como gastronómicos, y que esconde auténticas joyas de la historia del arte. Unas de esas joyas, son los monumentos prerrománicos que atesora a sus afueras, las iglesias de San Miguel de Lillo y de Santa María del Naranco.

Y es que la fundación de la ciudad de Oviedo se remonta al siglo VIII, y pronto se convertiría en la capital del Reino de Asturias, el primer estado cristiano de la Península Ibérica tras la caída del reino visigodo y la invasión musulmana. Este reino de Asturias se inició gracias a la victoria de Don Pelayo y sus hombres en Covadonga en  el año 722, un hecho que marcaría la historia de España y que daría comienzo a un periodo de expansión y reconquista. Lo cierto es que la capital del reino se traslada a Oviedo en el reinado de Alfonso II “El casto” y gracias a ello hoy se conservan estos monumentos, dignos de una ciudad medieval de tanta importancia como lo fue Oviedo en la época.

vistas-de-oviedo.JPG

Los monumentos prerrománicos de Oviedo se encuentran situados en la ladera del Naranco, un monte que se encuentra a las afueras, y desde el que se ve toda la ciudad. Su importancia es tal, que han sido nombrados patrimonio de la humanidad por la Unesco.

El primero de estos monumentos es la Iglesia de San Miguel de Lillo, un pequeño templo que en su día habría sido la capilla real de un complejo palaciego mandado construir por el rey Ramiro I en el año 848. Entonces era un templo con planta basilical de tres naves, pero hoy solo se conserva el vestíbulo y el arranque de las naves, aproximadamente un tercio de lo que fue. Aunque se trata de un pequeño edificio conserva pinturas en su interior y una decoración escultórica muy original a base de animales, figuras humanas y motivos geométricos.

san-miguel-de-lillo-oviedo.JPG

Un poco más arriba, a tan solo unos 200 metros, se encuentra la Iglesia de Santa María del Naranco, un edificio que en sus orígenes no fue concebido como templo sino que se correspondería con el Aula Regia o salón del trono del palacio de Ramiro I, pero en el siglo XII el edifico fue convertido en iglesia debido al derrumbamiento de la cabecera de la iglesia de San Miguel de Lillo.

santa-maria-del-naranco.JPG

El edificio consta de dos plantas. La planta baja habría tenido funciones de oratorio y se compone de una gran sala central con dos cámaras, una de ellas solo con salida al exterior. En el piso superior se repite el esquema, una gran sala cubierta con bóveda de cañón con decoraciones de relieves de arcos entrecruzados de influencia celta, flanqueada por dos estancias abiertas al exterior por sendas galerías de arcos de medio punto. La decoración escultórica es rica ya que este era el salón en el que el rey recibía a sus visitas, con medallones en los que se representan, en relieve, diferentes animales y soldados en combate con una influencia oriental en los trazos.

santa-maria-del-naranco-oviedo.JPG

¿Cómo llegar a los monumentos prerrománicos de Oviedo?

Para llegar al monte Naranco, donde se localizan estos monumentos, se puede ir en coche, subiendo la carretera del Naranco o con la línea de autobús A2, para subir, y la A1 para volver a la ciudad. Una vez allí, los tickets se adquieren en Santa María del Naranco, con un precio de 3€, 2€ para grupos, los lunes, la visita es gratuita pero sin guía. La entrada incluye la visita a ambos monumentos.

Horario de los monumentos prerrománicos de Oviedo

El horario de los monumentos prerrománicos de Oviedo es de martes a sábado de 10:00 a 14:30 y los domingos y lunes de 10:00 a 12:30, de octubre a marzo. De abril a septiembre el horario es de 9:30 a 13:00 y de 15:30 a 19:00, de martes a sábado y de 9:30 a 13:00 los domingos y los lunes.

Desde luego que visitar los monumentos prerrománicos de Oviedo es uno de los mejores planes a realizar cuando se visita la ciudad, ya que conoceremos parte de los vestigios del, pequeño pero muy importante en la historia, Reino de Asturias y, de paso, disfrutaremos de las vistas, ya que el monte Naranco, elevado a las afueras de Oviedo, ofrece una bonita panorámica de la ciudad.

-Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.