Miami Seaquarium, de lo peor de Miami

No se en que momento decidí ir a visitar el Miami Seaquarium, pero desde luego que no fue para nada una decisión acertada.

Soy consciente de la seguramente la culpa es solo mía por no saber de antemano qué es lo que me iba a encontrar allí, pero lo cierto es que aún tengo la sensación de que los casi 41 dólares (33 tras el descuento por comprar la entrada por internet) invertidos en la entrada ha sido la peor inversión realizada en un viaje de las que he hecho, y eso que viajes van unos cuentos ya…

seaquarium-miami.JPG

En definitiva, que el Miami Seaquarium ofrece un espectáculo para entretener a los visitantes con un estilo 100 % show americano, con unos pobres animales que saltan en piscinas reducidas a cambio de unos trozos de pescado. Tres fueron los espectáculos que vi y a cada cual más horrible. El primero, llamado The Flipper Show, en homenaje a tan televisivo delfín (sí, la serie de Flipper fue rodada en el Miami Seaquarium) pero que no deja de ser un espectáculo de delfines saltando y jugando con pelotas de playa como el que podríamos ver en el zoo de Madrid por ejemplo.

delfines-miami.JPG

El segundo espectáculo, el de los leones marinos. Un espectáculo que simula una historia de ladrones y policias entre las chicas de neopreno y Salty, el gran león marino y estrella de uno de los shows más grotescos que he visto jamás.

leon-marino-show.JPGshow-miami-aquarium.JPG

El tercer espectáculo y último que vi, tiene a Lolita «la orca asesina» como ellos la llaman, como protagonista. No deja de ser más de lo mismo. Una orca que salta junto a unos delfines para conseguir una ración de pescado mientras los entrenadores incitan al público a dar palmas al ritmo de canciones de Pitbull entre otros. No hay más. Eso si, «Lolita» salpica mucha agua.

lolita-orca-miami.JPG

Por suerte, pensé, que el acuario más antiguo de los EEUU tendría muchos otros recintos para ver que harían que mi visita valiera la pena, como el de los alligators, pero de nuevo me equivocaba. Y es que, tras mi experiencia recorriendo los Everglades en bicicleta y a bordo de un aerodeslizador, el recinto de los alligators me pareció realmente pobre. Si lo que quieres es ver alligators, nada mejor que acercarte hasta los Everglades para verlos en libertad. No hay color. Aquí, en el Seaquarium solo verás unos pocos cocodrilos en un recinto cerrado y a unos cuantos metros. Nada comparado a verlos en su hábitat natural y a solo unos cuantos centímetros de distancia.

alligator-miami.JPG

Pese a todo, el Miami Seaquarium también me aportó algo positivo. Y es que por fin he podido ver a los famosos manatíes. Encerrados en su recinto, eso si, pero al menos he podido ver en directo a este singular animal prehistórico. Es el único aspecto positivo de una visita que no me dejó para nada un buen sabor de boca.

manaties-miami.JPG

Además de todo esto, el Miami Seaquarium cuenta con un gran tanque central en el que ver distintas especies de peces de arrecife (tiburones incluidos) y distintos acuarios más pequeños llenos de peces tropicales.

Las rayas son otro de los animales que tienen su espacio propio, pequeño para la gran cantidad que hay en él, pero propio al fin y al cabo. Me llamó la atención la nula decoración del recinto, con suelo de baldosa y ni una triste planta. Nada que ver con su entorno real. En él, se da la oportunidad a los visitantes de poder tocas y alimentar a estos extraños peces. Desde el recinto de al lado, los pájaros tropicales, no pierden detalle de tan bizarra combinación.

loros-en-miami.JPG

Resumiendo, que el Miami Seaquarium no deja de ser un recinto en el que el show y el entretenimiento para el visitante está por encima de casi todo. A pesar de su fama no se parece en nada otros acuarios famosos del mundo como el de Lisboa, Barcelona o Londres, estando más cerca de ser un parque temático más dentro del enramado de parques de ocio con los que cuenta Florida. Eso si, desde su explanada llena de iguanos, al menos obtendremos unas bonitas vistas del skyline de Miami.

vistas-de-miami.JPG

Sigue todas las novedades del blog y no te pierdas nada siguiéndonos por nuestros canales de FacebookTwitterInstagram y Youtube. Así nos ayudas a crecer. Gracias.

Booking.com

8 respuestas a Miami Seaquarium, de lo peor de Miami

  1. Los acuarios, zoos… cualquier lugar que utilice animales con fines turísticos y para entretenimiento de las personas son lugares que cualquier viajero responsable con la fauna y la naturaleza tiene que evitar.
    Nadie, a estas alturas, puede sorprenderse con lo que uno se encuentra allí, animales enjaulados, en recintos minúsculos u obligados a hacer «payasadas» para deleite de los visitantes, eso denigrante para ellos y para el que lo aplaude.
    Nosotros siempre nos informamos previamente para evitar que nos vuelvan a ocurrir situaciones en las que nos hemos visto engañados y de donde hemos salido bastante dolidos por lo que hemos visto. Hoy por hoy la información es oro.

    • xipo dijo:

      Pensaba que era un acuario estilo el de Lisboa o el de Barcelona (o para que nos entendamos, como el de Zaragoza) Es decir, tanques enormes donde ver la fauna marina, no la mierda de espectáculos que resultó ser. En principio no entraba en mis planes verlo, pero al tener una mañana libre, lo metí a última hora sin mirar nada de él. Fallo mio! Decepción total, un sitio horrible.

  2. Pues lo siento, pero esta vez tengo que decirte que no hace falta ir a este tipo de sitios para saber lo que son y menos hoy en día con la cantidad de info que hay. Si se quiere ser responsable con los animales hay que serlo desde el minuto cero. No me vale con arrepentirte después. Es solo mi opinión pero es lo que pienso

    • xipo dijo:

      Dave!!

      Fallo mio por no informarme. Di por hecho que era un lugar como el acuario de Lisboa o de Londres (o el de Zaragoza), con grandes tanques y donde puedes ver a las especies en su hábitat. Resultó ser una mierda pinchada en un palo llena de shows para turistas. Fallo gordo. No veas como me jode. Saludos!

  3. Carmen dijo:

    Es una pena, quizás en su día fue mejor, pero no han sabido adaptarse al paso de los años (por lo que cuentas). Pero bueno, por lo menos supiste sacar de lo malo, algo bueno, los manaties, y una buena entrada en el blog, porque no todo va a ser siempre positivo, no crees? 😉
    Un saludo

  4. Babyboom dijo:

    Vaya, una pena que perdieras la mañana allí, yo seguramente también me hubiera equivocado ya que los acuarios me suelen encantar y fijo que lo hubiera metido en mi ruta, me hubiera pasado igual que a ti así que si alguna vez voy para Miami ya sé dónde no tengo que ir, jejejeje. Un abrazo!!! 😉

    • xipo dijo:

      Hay acuarios como el de Barcelona o Lisboa que son una pasada. Pensaba que este sería del estilo, y error gordo! Si quieres ahorrarte una pasta, no vayas, decepción total!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.